Yo quería ser guardia de seguridad, pero terminé como sicario del CJNG

Yo quería ser guardia de seguridad, pero terminé como sicario del CJNG

Joven detenido en Tierra Caliente de Michoacán asegura que fue reclutado con engaños por el CJNG, a través de la fachada de una empresa de seguridad

ESTADOS
  • JUAN MANUEL GONZÁLEZ / CORRESPONSAL
  • 14/12/2020
  • 08:56 p.m. hrs
  • Escuchar

MORELIA.- La captura de un hombre de corta edad en la tenencia de El Aguaje, municipio de Aguililla, ventiló una de las maneras en las que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) recluta jóvenes para integrarlos a sus filas criminales.

También lee: Sigue infierno en Michoacán; CJNG ataca a federales y estatales +VIDEO

En días pasados, tras una serie de ataques perpetrados en los límites de los municipios de Tepalcatepec y Aguililla, fue detenido uno de los sicarios del CJNG.

Habitantes y autodefensas de El Aguaje detuvieron a uno de estos sicarios de la célula criminal que consumó los atentados a diferentes rancherías de la Tierra Caliente.

El joven, sentado en el piso de una habitación y amarrados de pies y manos, cuenta en un video la manera en la que fue reclutado. Afirma que fue engañado y forzado a servir al crimen organizado.

Narró que, junto con 38 personas más que buscaban trabajo, reclutados por una supuesta agencia de seguridad privada; al final, era trabajar para el CJNG.

Luego de ser interrogado y desarmado, los comunitarios y pobladores dejaron ir al joven, así como -cuentan las autoridades- lo han hecho en otras ocasiones.

Aquí, el testimonio íntegro:

Buena tarde compañeros. Yo como muchas personas que venimos para Michoacán, me vine engañado; me dijeron que era para un trabajo de guardia de seguridad; nos citaron un día específico a todos. Éramos 38 personas y nos dijeron sobre el papeleo y yo comenté que no tenía papeles; me comentaron que ellos me iban a hacer el favor de ayudarme a entrar y que luego dejaba los papeles.

Llegamos a ese lugar y me dijeron que iba a tomar un entrenamiento para guardia de seguridad. Nos subieron a la sierra de Jalisco dos semanas, con un colombiano y otro señor. 

Después nos bajaron en la noche para el pueblo de Pihuamo (Jalisco). Estuvimos con el jefe de plaza (del CJNG) y dormimos ahí esa noche. Ahí nos dieron equipo y armamento para abastecer lo que nos hacía falta. Después nos subieron a la sierra entre Michoacán y Jalisco y ahí nos recogieron unas camionetas, nos llevaron a la cabecera que va rumbo a Coalcomán, donde está el Puerto (de las Cruces). Antes de llegar ahí nos dejaron a pie, pasamos caminando, cruzamos la carretera y ahí dormimos esa noche. 


Después de eso nos llevaron ora vez para el cerro y en la brecha que va para el Puerto (de las Cruces) sobre la carretera de Coalcomán nos recogieron otras camionetas que nos llevaron a Dos Aguas (Aguililla); en Dos Aguas llegamos, comimos y después nos bajaron para Limón (de Aguililla).

Llegamos a Limón, ahí nos recibió el “Comandante Cabo”; nos dijo que esa noche íbamos a dormir ahí, después que no, por seguridad, por si llegaba el gobierno y nos movieron para la famosa 77; ahí estuvimos, nos llevaban comida que era puro huevo y frijol. Nos decían que nos iban a pagar cuatro mil pesos de esa semana y nunca nos llegó nada. Muchos fuimos engañados.

Después nos dijeron que íbamos a pelear en la Bocanda y que íbamos a apoyar ahí en la antena.

Nos subieron ahí, estuvimos una semana sin bañarnos ahí y después nos bajaron para seguir peleando, el “Comandante M2”, Miguel Fernández, lugarteniente del CJNG en Aguililla).

No se crean todo, muchachos. No crean todo lo que dicen que los comandantes van de frente; hay unos comandantes que avientan a su gente por delante. El Comandante M2 a su gente no les sube ni comida y no les pone atención y  sé que muchos como yo se quieren salir porque ven que al comandante M2 le gusta mucho la bebida y la droga.

Y quiero decirles que a mí me agarraron estos señores, pero no es como la  empresa dice, que son unos lacras; claro que no, a mí me han tratado muy bien a pesar de que vine a esa empresa de Jalisco. Me han tratado muy bien; me han dado comida, me han dado coca, que eso nuca se ha visto. A la muchacha que traía conmigo la han respetado mucho, no le han hecho nada. Eso es algo que se admira y no crean la cosas que se dice de toda la gente.

Sé que muchos como yo también se quieren ir. Aquí los señores les están dando una oportunidad de que se baje con su arma y le va a dar dinero, pero para que no haya problema bajen sin cargadores, bajen con el cargador de un lado y la pechera a un lado y el rifle sin cargador de otro y con las manos abiertas para que si encuentran a uno de los muchachos de aquí sepan que bajan con paz y que no quieren la guerra, para que ustedes se puedan ir ellos les va a dar dinero.

Ahorita yo me voy a otro lugar que no es mi pueblo por la situación que está pasando y que me van a ir a buscar ahí. Tengo que moverme a otro pueblo, me dieron 20 mil pesos para moverme y gracias a Dios ya voy para allá. 

Así que no se la piensen muchachos y si quieren trabajar con los señores (autodefensas) también pueden decirles, son 5 mil pesos semanales y ellos sí pagan, para que no estén sufriendo y, como la familia necesita, uno tiene que chingarle, pero no a  base de engaños, de que te digan que vas a hace un trabajo y resulta que no, que vas a hacer otro.

Así que no se dejen engañar por el Cartel Jalisco Nueva Generación y para que tengan cuidado todos los que estén buscando trabajo en Internet: la página de Internet se llama Guardia de Seguridad Guadalajara o Guardia de Seguridad Jalisco. No se dejen engañar por eso, porque es un engaño.