ESTADOS

Viajaron más de 2 mil kilómetros para apoyar en Jojutla

Bomberos, paramédicos y enfermeros pasaron de publicar en redes sociales a la acción, por lo que salieron de San Luis Río Colorado, hasta la localidad morelense

  • MARLENE VALERO
  • 03/10/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Viajaron más de 2 mil kilómetros para apoyar en Jojutla
Viajaron más de 2 mil kilómetros para apoyar en Jojutla. (Fotos tomadas de la cuenta de Facebook de Isidro C. Carbajal)

Un grupo de once sonorenses recorrió 2 mil 648 kilómetros para apoyar a las personas afectadas por el sismo del pasado 19 de septiembre en el municipio de Jojutla, en Morelos.

Sigue aquí toda la información del sismo de 7.1 grados

Bomberos, paramédicos y enfermeros pasaron de publicar en redes sociales a la acción, por lo que salieron de San Luis Río Colorado, municipio ubicado en la frontera con Yuma, Arizona hasta la localidad morelense, una de las más devastadas por el temblor de 7.1 grados.

“Miramos en la televisión y las redes todo el daño por el temblor y la necesidad que había, en especial en los pueblos cercanos a la Ciudad de México. Nos juntamos once voluntarios y abordamos un camión con rumbo al sur del país”, cuenta el bombero Jesús González, de 28 años.

A Jesús y sus compañeros nadie los mandó. Como miles de jóvenes voluntarios que apoyaron en los trabajos de rescate en los estados afectados como la Ciudad de México, Puebla y Morelos, decidieron dejar sus trabajos, con el riesgo de ser despedidos para solidarizarse con quienes más necesitaban ayuda.

“Somos bomberos, paramédicos y enfermeros de San Luis Río Colorado. La iniciativa fue de Isidro Carbajal, él es enfermero. Nadie nos mandó, nadie nos obligó y no representamos a ningún gobierno. Pedimos permisos en nuestros trabajos, pero con el riesgo de ser despedidos decidimos venir acá a apoyar”, destaca el sonorense.

Los once voluntarios tomaron un camión de transporte y llegaron a Guadalajara; de ahí transbordaron con destino a la Ciudad de México. Al llegar tomaron otro autobús hacia Cuernavaca y finalmente un pequeño camión los llevó a Jojutla. Fueron más de 40 horas.

Lo que encontraron en este poblado fue destrucción. El sismo del 19 de septiembre derrumbó casas, comercios y hasta dañó gravemente el palacio municipal. Sin embargo, el ánimo de las personas estaba más fuerte y vivo que nunca, detalla Jesús González.

“El día que empezamos a trabajar en el municipio, la gente, aunque tuviera una casa humilde o se mirara que la casa estaba muy mal por el temblor, salía y nos ofrecían comida: ¿ya comieron muchachos? ¿Ya tomaron agua, quieren descansar? Y pues nosotros fuimos a ayudarlos a ellos. Eso nos dio mucho ánimo para seguir haciendo lo que fuimos a hacer”, agrega.

Los paramédicos y enfermeros de San Luis Río Colorado apoyaron en el improvisado centro de salud; los bomberos removían cilindros de gas en casas colapsadas y cualquier otro riesgo que ponía en peligro a los habitantes de Jojutla.

La semana que estuvieron en este poblado de Morelos, los voluntarios recorrían las calles desde que salía el sol, hasta que anochecía para ayudar a quien necesitara su apoyo. Ellos y un equipo proveniente de Tamaulipas hicieron mancuerna en los trabajos, habían sido los primeros en llegar al lugar, además de los elementos del Ejército.

“Había zonas de casas derrumbadas con tanques de gas, en eso apoyábamos, para evitar tragedias, eliminar riesgos latentes. También a cuidar gente enferma, mis compañeros trabajaron muy duro en el área de enfermería y medicina que instalaron. Fuimos los primeros en llegar a apoyar, junto con Tamaulipas, hicimos un buen equipo”, mencionó Jesús.

El bombero sonorense afirmó que él y sus compañeros nunca olvidarán el ánimo de los pobladores de Jojutla, quienes a pesar de la tragedia siempre mantuvieron el ánimo y no decayeron ante la destrucción de su .

“Hubo un día que nos llevaron Mariachi, nosotros estábamos muy cansados por todo el día de trabajo y nos jalaron y nos pusieron a bailar con la poca fuerza que nos quedaba. El ánimo nunca cayó, la gente tenía mucho ánimo, no se dejaron caer, siempre con una actitud muy positiva para salir adelante”.