ESTADOS

Venezolano denuncia extorsión en aeropuerto de CDMX

Un acto de extorsión y discriminación sufrió un venezolano al pisar territorio en México para visitar a su hermana en Hermosillo

  • MÓNICA MIRANDA / CORRESPONSAL
  • 26/09/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Venezolano denuncia extorsión en aeropuerto de CDMX

Sonora (La Silla Rota).- Un acto de extorsión y discriminación por la nacionalidad a la que pertenece sufrió un venezolano al pisar territorio en México para visitar a su hermana en Hermosillo, donde radica desde hace 11 años.

Maribel Bermúdez denunció que el pasado jueves su hermano Elio Enrique Bermúdez llegó al aeropuerto de la Ciudad de México desde Venezuela para tomar otro vuelo a Sonora y encontrarse con ella después de una década de no verse, sin embargo, oficiales de migración del aeropuerto dijo, lo detuvieron sin motivo alguno.

"Los policías inmediatamente le dicen que se tenía que ir a donde ellos están y lo van y lo encierran en un cuartito, entonces él dice ¿Qué he hecho yo? Yo solamente estoy pidiendo ayuda, y en ese momento le piden su teléfono, su maleta, su cartera, su pasaporte, le quitaron todo y lo encerraron en un cuarto".

Señaló que los dos oficiales de seguridad del aeropuerto que lo arrestaron, le insinuaron que sus intenciones eran las de emigrar como indocumentado a Estados Unidos y le exigieron a su hermano que les diera cien dólares a los dos agentes de migración a cambio de que dejarlo en libertad o de lo contrario lo deportarían a su país.

La pariente denunció que de forma arbitraria inspeccionaron sus pertenencias y al encerrarlo en un cuarto del aeropuerto, lo despojaron también de sus ropas.

“Le dijeron, dame tu teléfono, tu maleta, tu cartera, tu pasaporte mexicano todo, lo encerraron en un cuarto, le mandaron incluso a quitar la ropa, lo dejaron en calzones y lo único que él se preguntaba era porque le estaban haciendo eso”.

Elio Enrique les explicó a los oficiales que no pretendía cruzar la frontera como indocumentado, que el motivo de su llegada al país era para visitar a su hermana en Sonora.

Los agentes de migración confesaron al extranjero que ya habían revisado sus cosas y que sabían que llevaba consigo suficiente efectivo, por tanto tendría que cooperar con una cuota de cien dólares a cada uno.

Luego de un par de horas encerrado en un cuarto del aeropuerto pago la cantidad solicitada por los oficiales, narró, y minutos lo dejaron salir, con temor abordó el vuelo que lo traería Hermosillo donde se encontró con su hermana y le platicó lo sucedido.

La venezonala residente de Hermosillo, decide ir a las oficinas de Migración, pero le informaron que no podían hacer nada por su caso, ya que la extorsión la tendría que haber denunciado el afectado donde sucedió.

"Se vino para acá y yo fue inmediatamente a migración de aquí de Hermosillo y me dijeron que ellos no tenían nada que ver con ese asunto, que eso lo tenía que haber denunciado allá en la Ciudad de México".

ACUDIRÁ A DERECHOS HUMANOS

Como última opción, Maribel acudirá a las oficinas de la Comisión Estatal de Derechos Humanos para interponer la queja y canalicen el caso a la instancia en la Ciudad de México ya que dijo, no le parece justo que denigren de esa forma a quienes llegan de otros países a visitar a sus familiares.

“Eso fue un robo lo que le hicieron a mi hermano, qué es así como tratan a las personas que vienen de fuera a México, no me parece justa la actitud que tuvieron esos policías, en ningún momento mi hermano hizo algo para que lo encerraran”.

Señaló que su hermano permanecerá por un mes en Hermosillo y después regresará a Venezuela.

Maribel casó con un español en Hermosillo, ciudad en la que decidieron construir su futuro e iniciar a formar una familia.

Hace cinco años, dijo, consiguieron la naturalización en territorio mexicano y concibieron a un hijo, por lo que ya se sienten parte de esta nación.

“Dado que ya somos mexicanos, por esa razón invité a venir a mi hermano para que nos visitara y conociera a su sobrino, pero nunca pensé que en este país iban a tratarlo así, aunque ese trato fue en la Ciudad de México, se supone que los oficiales de migración están para ayudar”.