ESTADOS

Van nueve asesinados en la 4T por su labor periodística

La CNDH confirma que en el gobierno de AMLO han asesinado a un total 9 comunicadores

  • BRENDA LUGO
  • 12/06/2019
  • 21:54 hrs
  • Escuchar
Van nueve asesinados en la 4T por su labor periodística
México es el país más peligroso para ejercer el periodismo en América Latina (Foto: Especial)

Eran casi las 11 de la noche del martes cuando circuló la noticia del asesinato de la periodista Norma Sarabia del diario Tabasco Hoy.

La corresponsal en el municipio de Huimanguillo, que cubría la fuente policiaca, fue atacada a balazos afuera de su domicilio por un grupo armado y posteriormente murió en su casa.

Apenas pasaban unas cuantas horas cuando en el estado vecino de Veracruz ya se reportaba la privación de la libertad de otro periodista, Marco Miranda, quien fue secuestrado cuando salía a primeras horas de su casa. Iba a dejar a su hija a la escuela.

NUEVE PERIODISTAS ASESINADOS EN LA 4T

En el considerado país más peligroso para ejercer el periodismo desde hace ya unos años, este ha sido el sexenio más violento, pues en seis meses de gobierno se han asesinado a nueve periodistas por ejercer su trabajo.

Esta cifra es respaldada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), quien registra el asesinato de los periodistas Jesús Alejandro Márquez Jiménez (Nayarit), Rafael Murua Manriquez (Baja California Sur), Jesús Ramos Rodríguez (Tabasco), Omar Ivan Camacho (Sinaloa), Telésforo Santiago Enríquez (Oaxaca), Francisco Romero Díaz (Quintana Roo) y Norma Sarabia (Tabasco).

Y otros dos más en Sonora: Santiago Barroso Alfaro y Reynaldo López, quienes, según la Fiscalía General del Estado de Sonora, ambos asesinatos no tuvieron relación con su trabajo periodístico.

En comparación con otros sexenios, en los primeros seis meses de gobierno de Vicente Fox (2000-2006) fueron asesinados cuatro periodistas, con Felipe Calderón (2006-2012) fueron tres, con Enrique Peña Nieto (2012-2018) fueron cuatro y ahora, con Andrés Manuel López Obrador, suman nueve.

CNDH CONDENA VIOLENCIA CONTRA PERIODISTAS

“Los ataques contra periodistas dañan no solamente a las víctimas y sus familiares, sino que constituyen una afrenta a nuestro sistema democrático en su conjunto, aprovechándose de las debilidades y carencias institucionales en materia de seguridad y procuración de justicia, y provocando espacios y zonas de silencio en el país, donde quienes ejercen el periodismo ya no escriben sobre determinados temas por el temor de ser amenazados, desaparecidos o asesinados”, afirmó la CNDH, luego de condenar el asesinato de Norma Sarabia el martes.

Ante la creciente cifra, la llegada de la llamada Cuarta Transformación no ha logrado garantizar la protección a periodistas que prometió el Presidente López Obrador.

Apenas el pasado 25 de marzo el presidente presentó el Mecanismo de Protección a Periodistas y defensores de Derechos Humanos en Plácido Nacional.

“Es una responsabilidad del Estado de garantizar la vida, libertad seguridad de los defensores de los derechos humanos y los periodistas”, dijo durante aquella conferencia mañanera.

También informó que se tiene a 790 personas bajo el mecanismo de Protección, entre ellas 292 periodistas; destacan los casos de Ciudad de México y Guerrero”.

MECANISMOS DE PROTECCIÓN SIN EFICIENCIA

Pese a los mecanismos de protección que se implementa en los periodistas, los resultados no son satisfactorios.

El periodista Rafael Murua Manríquez, asesinado en Baja California, se encontraba bajo la custodia del organismo de protección del gobierno para periodistas y defensores de Derechos Humanos luego de recibir amenazas en 2017 por parte de la delincuencia.

Rafael fue privado de su libertad el pasado 19 de enero, y horas más tarde, fue localizado sin vida, con un balazo en la cabeza, en una brecha a la altura del kilómetro 40 del tramo carretero Santa Rosalía-San Ignacio, municipio de Mulegé.

Otro periodista que contaba con este mecanismo de protección, fue Francisco Romero Díaz, asesinado el 16 de mayo en Quintana Roo.

Francisco había recibido amenazas desde el mes de abril y portaba un botón de seguridad como parte del Mecanismo de Protección a Periodistas que el Gobierno Federal le había entregado después de reiteradas amenazas y agresiones. Su cuerpo fue encontrado con heridas de bala y golpes.

EL PAÍS MÁS VIOLENTO PARA PERIODISTAS

Desde el sexenio de Enrique Peña Nieto, Articulo 19 señaló que México era el país más peligroso para ejercer el periodismo en América Latina.

La directora de la organización, Ana Cristina Ruelas, reveló que otra cifra escalofriante es que entre 2013 y 2018, el incremento fue de 512 por ciento, donde además continúa la cultura del engaño, de la maquinación y el ocultamiento de la verdad.

"El miedo, la impunidad ante las desapariciones de periodistas, violencias y agresiones a comunicadores, generan un clima de silencio que limita los derechos fundamentales de libertad de expresión", subrayó durante la presentación del informe “Ante el silencio, ni borrón y ni cuenta nueva”, el pasado mes de abril.

Este miércoles, la asociación también condenó el asesinato de la periodista Norma Sarabia.

bl