ESTADOS

Van contra 9 funcionarios por tortura contra periodista en Chiapas

La agresión se registró en enero de 2020 cuando policías municipales golpearon a pobladores y a la periodista Cinthya Alvarado

  • CHRISTIAN GONZÁLEZ/CORRESPONSAL
  • 11/02/2021
  • 17:17 hrs
  • Escuchar
Van contra 9 funcionarios por tortura contra periodista en Chiapas
La agresión se registró en enero de 2020 cuando policías municipales golpearon a pobladores y a la periodista Cinthya Alvarado. Foto tomada de video

TUXTLA GUTIÉRREZ (La Silla Rota).- Luego de la tortura de la que fue víctima la periodista Cinthya Alvarado y otros pobladores de la comunidad Pavencul, municipio de Tapachula, Chiapas, el 27 de enero del año pasado, la Fiscalía General de la República (FGR) ordenó la captura de nueve servidores públicos, entre ellos el exsecretario de Seguridad Pública de esa ciudad, Pedro “G”.

También lee: Policías de Tapachula disuelven protesta vecinal a golpes y arremeten contra periodistas

Como lo informó La Silla Rota, un grupo de personas de Pavencul se manifestaba en el Parque Central de esa localidad de la región Soconusco de la entidad del sureste mexicano, en ese entonces gobernada por Óscar Gurría Penagos, alcalde morenista que falleció meses después de ese incidente, cuando elementos policiacos, apoyados por la Guardia Nacional, utilizaron la fuerza y lanzaron gas lacrimógeno y los agredieron, como forma de repeler la protesta.

Sin embargo, fotografías y videos mostraron cómo, desde su detención, la comunicadora y un grupo de manifestantes eran prácticamente golpeados en el sótano del Palacio Municipal. Incluso, a Alvarado la mantuvieron con los brazos esposados hacia la espalda, y la hostigaron de forma verbal.

En una rueda de prensa ofrecida hoy en la ciudad tapachulteca, la periodista agradeció el respaldo del presidente del país, Andrés Manuel López Obrador quien, según ella, escuchó la demanda que interpuso en abril de 2020 ante la FGR para que su caso no quedara en la impunidad.

“Fue un acto que le dolió a todo Tapachula, fue un acto vergonzoso, que humilló a los indígenas, y estuvo en el clamor del pueblo que se hiciera justicia, y éste (la detención) fue un paso muy importante, pues creía que no serían detenidos”, manifestó quien estuvo a punto de ser vinculada a proceso por presuntamente incitar a la violencia.

Aclaró que, sin duda, el caso avanza de forma positiva, pero resaltó que hay más funcionarios que tendrían que responder por esos hechos, como la en ese entonces síndico y hoy presidenta municipal, Rosa Irene Urbina Castañeda, entre otros.

De esas agresiones de lo que llamó “el lunes negro”, evidenció que hay personas de Pavencul que aún no pueden caminar por los golpes que recibieron, o que tienen otras secuelas físicas y psicológicas.