ESTADOS

Valeria fue arrestada, le arrebataron a sus hijos y ahora nadie los encuentra

La mujer fue arrestada por un delito que no cometió; al salir acudió a la Prodemefa a recoger a sus hijos, pero ahí no estaban y nadie sabe nada de ellos

  • CLAUDIA ARRIAGA/CORRESPONSAL
  • 03/05/2021
  • 16:23 hrs
  • Escuchar
Valeria fue arrestada, le arrebataron a sus hijos y ahora nadie los encuentra
La mujer fue arrestada por un delito que no cometió; al salir acudió a la Prodemefa a recoger a sus hijos Yorley y Farid, pero ahí no estaban y nadie sabe nada de ellos. Fotos Especiales

MÉRIDA.- Valeria Zafiro Cienfuegos tiene casi dos meses sin ver a sus hijos y tampoco tiene la certeza de dónde se encuentran. El 4 de marzo, la Policía Municipal de Muna, Yucatán, la arrestó ilegalmente y entregó a los pequeños, de 4 y 3 años, a la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia (Prodemefa).  Desde entonces no sabe de ellos.

También lee: Convocan a protestas en Mérida por feminicidio de María, hallada en una bolsa

El arresto ocurrió cuando limpiaba una casa en la que trabaja. Ese día acudió con Yorley y Farid, ya que no tenía dónde dejarlos. Una policía mujer y cuatro elementos hombres ingresaron al predio sin una orden de arresto, a golpeas la subieron a la patrulla.

A mi golpeó la oficial mujer, me sacaron arrastrada de la casa, estaba mareada por tanto golpe. Mis bebés se quedan en la puerta de la casa gritando y llorando, la camioneta avanza conmigo

En la comandancia le pidieron que se desnudara y a lado de su celda había otra con varios hombres sin ropa. Ahí fue víctima de abuso sexual a manos de un policía, quien la tocó sin su consentimiento. 

Al no haber ninguna denuncia en su contra, en un plazo de 24 horas, el viernes 5 de marzo la dejaron salir.  

Al salir, uno de los oficiales que participó en su arresto le entregó un papel con la dirección de la Prodemefa en Mérida y una empleada del DIF de Muna le dio 100 pesos supuestamente de gratificación por el arresto.

Al salir me hacen firmar un papel y poner mis huellas. El mismo oficial que me detuvo me dio un papel donde decía que vaya por mis hijos, espere a la licenciada del DIF de Muna, que me dio 100 pesos de gratificación según que por el arresto y ayuda de transporte, así que esperé una hora y un auto me trajo a Mérida

Usó los 100 pesos para pagar un taxi a Prodemefa, ahí la atendió un funcionario que le pidió regresara el lunes con una serie de papeles para entregarle a sus hijos. No pudo recuperarlos ese mismo día porque era viernes y ya iban de salida y el fin de semana no trabajaban. 

El sábado 6 de marzo acudió a la Fiscalía General del Estado (FGE) a interponer una denuncia por el arresto ilegal. En el lugar se encontró a dos personas que fueron a denunciar el robo en dos anexos, Valeria cree que la policía intentó inculparla de estos delitos.

A la Prodemefa fue a preguntar en reiteradas ocasiones por sus hijos, pero no le informaron dónde se encuentran, no se los regresan y tampoco permiten que los vea.

Ante esta serie de arbitrariedades, el 8 de abril interpuso una queja en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), pero no entiende por qué en el acta que levantaron solicitaron al alcalde de Motul, Roger Aguilar Arroyo, rendir un informe si los hechos ocurrieron en Muna.

En la Fiscalía ni se han puesto a investigar mi denuncia, la alerta Amber ni la han levantado. Cuando marqué me dijeron que la investigación está abierta en Maxcanú, luego que en Motul y me dijeron que no les siga llamando porque tienen mucho trabajo que hacer

Preocupada por no saber nada de sus hijos, también fue Maxcanú a preguntar si sabían algo de ellos, pues en la FGE le dijeron que probablemente se encontraban ahí los menores. Desafortunadamente, nadie en ese municipio los vio o recibió el caso.

Yorlei Grimaldi Cienfuegos Ordoñez y Farid Isaí Cienfuegos Ordoñez solo llevan el apellido materno, por lo que Valeria no cree se trate de un tema de custodia.

Cabe mencionar que la joven recibió mensajes, vía Facebook, de un hombre que le aseguró que él se llevó a sus hijos, que estaban en un lugar seguro encargados y que se los entregaría a cambio de que le envíe fotos y acepte establecer una situación sentimental con él. Valeria tiene miedo, ya ha agotado y tocado todas las puertas y, hasta el momento, nadie la ha ayudado.


rst