ESTADOS

Una lucha al estilo Huexca también se vive en NL

Comuneros de Doctor González y otros cuatro municipios rechazan la instalación de una empresa pedrera que busca explotar la la piedra llamada granito

  • DAVID CASAS/ CORRESPONSAL
  • 22/02/2019
  • 14:38 hrs
  • Escuchar
Una lucha al estilo Huexca también se vive en NL
Por el momento la obra se encuentra detenida. Foto de la web

DOCTOR GONZÁLEZ, Nuevo León (La Silla Rota).- Como en Huexca, Morelos, donde los habitantes se oponen a una termoeléctrica, aquí en Doctor González los comuneros de este y otros cuatro municipios rechazan una empresa pedrera que pretende instalarse para explotar la piedra llamada granito.

Puedes leer: La división del pueblo de Huexca por la central termoeléctrica

Ellos están dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias, desde tomar la alcaldía de esta población de poco más de dos mil habitantes, hasta buscar impedir que siga la depredación por los diversos medios.

Reunidos en la alcaldía a unos 50 kilómetros al oriente de Monterrey, denunciaron que la empresa Matrimar, ha iniciado desmontes en un área de la Sierra de Picachos, una superficie protegida de unos 65 mil kilómetros cuadrados que se extiende a los Ayuntamientos de Cerralvo, Higueras, Marín y Salinas Victoria con afectación a unos 250 mil habitantes.

Aunque ya detuvieron la obra por la vía legal, tienen el temor de que la alcaldía y las autoridades estatales les otorguen el permiso de uso de suelo en contra de la oposición de los vecinos que han visto como se secan los pozos y contaminan ríos en la localidad cercana de Cerralvo, donde hace tiempo la empresa logró poner otra pedrera.

“Matrimar tiene una producción de 800 mil toneladas en la pedrera de Cerralvo, mientras que la que quiere instalar en la comunidad de Benavides, en Doctor González, produciría unas 200 mil toneladas de granito, en su mayoría exportable a Estados Unidos”, dice Aristeo Benavides, uno de los dirigentes comuneros.

Entre la fauna en peligro se encuentra el lobo gris, oso, halcón, cascabel amarillo, águila real, coralillo, venado, jaguar, murciélago y águila calva entre otras muchas especies.

Junto a los comuneros la Asociación Ecológica Sierra de Picachos ha emprendido también la defensa de esa extensa área protegida que también contribuye con aire limpio para la zona conurbada regiomontana.

La empresa por su parte no ha externado comentario alguno y los comuneros que se plantaron en el despacho de la alcaldesa Mayra Abrego Montemayor, le arrancaron el compromiso de no contribuir a dar el permiso de uso de suelo.

kach