ESTADOS

Tras seis meses de revisiones, así fue como le detectaron cáncer de mama a Esther

A Esther Ceniceros le detectaron Cáncer de mama, luego de acudir a sus mamografías por seis meses en el seguro social en Navojoa, Sonora

  • MONICA MIRANDA/CORRESPONSAL
  • 18/10/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Tras seis meses de revisiones, así fue como le detectaron cáncer de mama a Esther
Hasta finales de 2017, Sonora ocupaba el segundo lugar con mayor tasa de mortalidad por Cáncer de mama

Las citas mensuales en el IMSS para chequeo general, y detección de posibles síntomas de cáncer de mama, no fueron suficientes para dar con la célula maligna, que se instalaba en el organismo de Esther Ceniceros.

Originaria de Navojoa, Sonora, a sus 45 años, comenzó a sentir una ligera molestia en su seno izquierdo y al realizarse una autoexploración, con sus dedos podía sentir el relieve circular que se formaba bajo su piel, justo antes de llegar a la axila.

Fomenta Senado la prevención del cáncer de mama

Su preocupación creció, cuando la dimensión de dicha bolita comenzó a expandirse y surgió un ligero dolor en la axila.

Una vez más los resultados indicaban que su estado de salud era bueno, y la explicación a la malformación en su seno no revelaba algún indicio de cáncer, por lo que después de seis meses de revisiones, decidió conformarse y continuar con su vida normal.

“El dolor seguía ahí, pero confiaba en el resultado de los estudios, venían de una institución médica, yo siempre me atendía en el Seguro Social, las mamografías ahí me las practicaron varias veces y no me salía nada, pues me confié y decidí no hacer caso a las molestias”.

La madre de 7 mujeres y un varón, por recomendación de sus familiares decidió iniciar los trámites del seguro popular en 2009, cuando surgieron los dolores en el pecho.

Cáncer de mama avanzado, el más frecuente en México

Al poco tiempo acudió a realizarse nuevamente un examen de mamografía, aunque contaba con la seguridad de que todo en su organismo se encontraba en buenas condiciones.

“Quise aprovechar que ya tenía este servicio del Seguro Popular que estaba dando el gobierno y la gente que iba decía que la atención era mejor que en el IMSS, nunca pensé que a partir de esa cita mi vida se iba a transformar”.

Eran las 9 de la noche, cuando el sonido de una ambulancia alertó a la familia, sus hijas más grandes salieron a ver qué pasaba, cuando el vehículo se estacionó frente a su casa.

Los paramédicos a bordo de la unidad, se bajaron para preguntar por la señora Esther, ésta, que permanecía atenta desde la ventana al interior de la vivienda, salió tan pronto como pudo al escuchar su nombre.

La sorpresa que se llevó esa noche, la recuerda como si hubiese sido ayer.

“¿Es usted, la señora Esther Ceniceros?”, preguntaron los socorristas, “le traemos malas noticias, tiene que presentarse mañana a primera hora en el hospital general, porque la va a checar un médico, al parecer le detectaron algo en los estudios de mamografía”.

Esa noche, la mujer no concilió el sueño al imaginarse lo peor. Al lado de su esposo Ismael, acudió al nosocomio donde un doctor le confirmó su sospecha, el cáncer estaba dentro y llevaba meses hospedado en su organismo.

El siguiente paso sería iniciar de inmediato las quimioterapias.

“Saber de conocidas o a través de la tele que una mujer tiene cáncer de mama, es lamentable para una como mujer, pero sentir que eso te está pasando a ti, es algo inexplicable, no sabía cómo actuar, qué decir o cómo cuidarme, creía que cualquier cosa que comiera o que hiciera me iba a afectar”.

Pese a su enfermedad, Esther se considera una mujer bendecida, pues tras dos años de quimioterapias y una cirugía para remover parte de su seno izquierdo, logró superar el padecimiento, que aun cuando marco su día a día y modificó sus actividades habituales, considera que ahora cuenta con una mejor calidad de vida.

“Aprendes a valorar cada paso que das, cada mañana que te despiertas con fuerza y ganas de levantarte, de salir y de convivir con tus hijos, con tus nietos y toda tu familia, porque había días que no podía hablar con nadie, los efectos secundarios de las quimios, son lo peor del cáncer, no sé si las hubiera soportado más tiempo”.

El tratamiento completo lo llevó en el hospital Oncológico de Hermosillo, pagado por sus servicios médicos del Seguro Popular y aun cuando tuvo que solventar los gastos de traslado desde Navojoa (al sur) hasta la capital sonorense, a través de venta de tamales y tacos, pudo financiar sus viajes.

A siete años de haber combatido el cáncer, continua con las citas semestrales, pues toda mujer que padece esta enfermedad, queda propensa a recaer en cualquier momento.

Médico afirma que en México el cáncer de mama no es hereditario

Sonora dentro de los primeros lugares en mortandad por cáncer de mama

Hasta el último reporte de finales de 2017, Sonora ocupaba el segundo lugar con mayor tasa de mortalidad por Cáncer de mama.

De cada 100 mujeres sonorenses mayores de 25 años de edad, 28 fallecen a causa del cáncer de mama, lo que posiciona a Sonora en el segundo sitio con mayor tasa de mortandad en el País, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud.

Entre los años 2010 y 2015 las defunciones por tumor maligno de mama pasaron de una tasa de 22.6 a 28.6, según números de la dependencia federal, y en ese último año el Estado se ubicó en el primer lugar en muertes por esta causa.

En 2016 se registraron en total 209 decesos y tan sólo en el primer trimestre del presente año ocurrieron 76 muertes, cifra que representa el 36.3% del total de los casos del año pasado.

A pesar de las campañas realizadas por las autoridades del sector Salud en el Estado, se continúa con la detección de nuevos casos de cáncer de mama en mujeres, aunque el número ha disminuido.

En 2015 se registraron 191 casos, mientras que en 2016 la incidencia fue de 171 féminas con este padecimiento, y en el primer trimestre de 2017 los servicios de Salud detectaron a 45 mujeres con tumores cancerígenos en sus mamas.

Aunque el cáncer de mama presenta una mayor prevalencia entre las personas del sexo femenino, es también un padecimiento que afecta al 1% de la población masculina a nivel mundial.

bl




Fomenta Senado la prevención del cáncer de mama