ESTADOS

Transporte público, el eterno pendiente en el Edomex

Siete de cada 10 personas en el estado de México utilizan microbuses, camiones, combis o taxis. Los usuarios padecen unidades irregulares y robos

  • PARIS ALEJANDRO SALAZAR
  • 13/06/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Transporte público, el eterno pendiente en el Edomex
Transporte público, el eterno pendiente en el Edomex. (Paris Alejandro)

El caso de Valeria, la niña de 11 años asesinada en una combi en el municipio de Nezahualcóyotl, evidenció una vez más la inseguridad y la vulnerabilidad que viven a diario millones de mexiquenses en el transporte público.

En mayo del 2013, el gobernador del estado de México, Eruviel Ávila anunció que se instalarían videocámaras y botones de emergencia en las unidades de transporte público de pasajeros, acciones que siguen pendiente junto a otras acciones para mejorar el servicio.

Siete de cada 10 personas en el estado de México utilizan microbuses, camiones, combis o taxis. Los usuarios padecen unidades irregulares y tarifas anómalas, así como conductores poco capacitados y un repunte de la incidencia delictiva.

En la entidad circulan 170 mil unidades del transporte público de pasajeros y cuentan con una concesión, así como otras 30 mil unidades sin concesión.

El gobierno del estado de México ha fallado en la regulación en las diferentes rutas y unidades del transporte público, donde incluso se puede prestar el servicio con placas particulares.

Automóviles bajo el concepto de "tolerados" prestan el servicio de taxi, los cuales circulan con placas particulares y sin cromática, sólo con copete y bandera en municipios como Tultitlán y Ecatepec. Además estos vehículos no cuentan con taxímetro y con un tarjetón de identificación del conductor.

Alrededor de 5 mil taxis piratas o “tolerados” circulan por el Valle de México.

La mayoría de las combis, camiones y microbuses que circulan en la entidad ya sobrepasaron su vida útil, sin embargo, continúan prestando el servicio. Cientos de unidades tienen vidrios polarizados y no portan placas.

De acuerdo a la Secretaría de Movilidad del estado de México, se considera “vehículo obsoleto” o candidato al “Programa de Chatarrización” cuando cumple con más de 10 años de antigüedad, por lo que sólo deberían andar en las calles unidades modelo 2007 a la fecha. En Tlalnepantla, Naucalpan y Nezahualcóyotl todavía hay combis y microbuses modelos anteriores al año 2000.

El 14 de mayo de 2013, el gobernador Eruviel Ávila presentó 10 acciones para mejorar el servicio de transporte público de pasajeros.

Anunció un convenio de capacitación de conductores en la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), así como la implementación de uniformes y gafetes de identificación.

El gobernador dijo que se buscaría “modernizar las unidades de transporte y su equipamiento a través de mecanismos que permitan ofrecer al usuario los beneficios de la tecnología telemática aplicada, tales como el sistema de prepago, internet inalámbrico a bordo y sistemas de información de rutas de horarios a los usuario”.

Prometió revisiones periódicas de las unidades para abatir los riesgos de accidentes y reducir los índices de contaminación, “buscaremos establecer junto con la iniciativa privada, centros de inspección periódica obligatoria de las condiciones físico-mecánicas de las unidades de transporte que garanticen su buen estado y la seguridad de los pasajeros”.

Eruviel Ávila dijo que se impulsaría la instalación de cámaras de video vigilancia y botones de emergencia conectados al sistema de emergencia 066 en las unidades de transporte.

“Sin lugar a dudas una de las mayores preocupaciones de los pasajeros es viajar seguros, por ello, propiciaremos la instalación de cámaras de video vigilancia, botones de emergencia conectados al sistema de emergencia 066, la creación de centros de control de puerta que vía GPS permitan a las empresas y autoridades vigilar en tiempo real las rutas, velocidades y horarios de las unidades de transporte para elevar los niveles de seguridad en el transporte público”, aseguró en el evento celebrado en Toluca.

También propuso operativos permanentes para erradicar las unidades piratas y supervisar la correcta operación de las concesionadas.

Las acciones para mejorar el transporte quedaron pendientes en el estado de México, por lo que millones de usuarios padecen a diario un transporte público de pasajeros de mala calidad e inseguro.