ESTADOS

Trabajadoras acosadas hacen huelga de hambre para exigir justicia

El exdirector de Vinculación del Cobach mandaba imagenes y videos a las trabajadoras, sin su consentimiento, en donde aparece desnudo y mostrando su pene

  • CHRISTIAN GONZÁLEZ/CORRESPONSAL
  • 02/12/2019
  • 17:39 hrs
  • Escuchar
Trabajadoras acosadas hacen huelga de hambre para exigir justicia
Mujeres víctimas de acoso iniciaron hoy por la mañana una huelga de hambre exigiendo justicia

Dos trabajadoras fueron acosadas y una de ellas despedida de su puesto laboral, una de la Dirección General del Cobach y la otra de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC). Por tal motivo, Jazmín Leyva y Guadalupe Aguilar Vázquez iniciaron hoy por la mañana una huelga de hambre hasta que les hagan justicia.

Con las pruebas en mano, es decir con las fotografías y videos que le enviaba desde enero pasado el exdirector de Vinculación del Cobach, Antonio Guillén, en las cuales éste aparece desnudo e incluso mostrándole su pene, Jazmín lamentó que ni la misma directora de ese Colegio, Nancy Leticia Hernández, la haya apoyado.

Según la denunciante, madre soltera de dos hijos, prácticamente esa funcionaria le "recomendó" borrar las evidencias, pero como se negó, comenzó a acosarla de forma laboral y, desde hace casi cuatro meses, la despidieron de su puesto en el cual estuvo por más de 11 años.

Lo que más le duele, advirtió la afectada, es que con ese recurso mantenía a sus vástagos, pues ella sola se hace cargo de su hogar, y le preocupa la situación porque, dijo, ninguna instancia, como la Fiscalía de la Mujer, han hecho algo para solucionar su caso.

Por su parte, Guadalupe Aguilar contó que su pesadilla en Tránsito del Estado inició cuando el pasado 12 de agosto decidió compartir la publicación de una compañera que, se presume, era acosada sexualmente por parte de José Mercedes Gordillo Gordillo, comandante de Operativos de dicha Secretaría.

 Guadalupe Aguilar

Cansada de que de forma constante la presionen para que deje su empleo de base que se ganó desde hace cuatro años, recordó que de inmediato ese alto mando le envió un mensaje vía WhatsApp, en el que le escribió: "Muchas gracias por compartir, Lupita", lo que ella sintió como una amenaza.

Sin embargo, aseveró que la han "castigado" de varias formas, una de ellas al enviarla a cubrir guardias en Bansefi en el municipio de San Fernando en donde, aseveró, se mueven sumas importantes de dinero en efectivo, "pero acá la bronca es que me mandan sin arma, sin chaleco y sin casco balístico... eso no es posible, Chiapas no es seguro". 

Otra de forma de "ahorcarla", evidenció, es no otorgarle su derecho para comer, e incluso le "cargan la mano" en su horario laboral, con otras actividades como limpiar la base de la comandancia y continuar con la guardia en la madrugada.

La agraviada ya acudió ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y la Fiscalía General del Estado (FGE), pero hasta el momento no le han dado una respuesta a su denuncia, e incluso la misma secretaria de Seguridad, Gabriela Zepeda, sabe de su caso "pero tampoco interviene".