ESTADOS

Torre Oncológica, con casi 12 años de construcción y obras no terminan

Su construcción inició en 2008, durante el gobierno del priista Andrés Granier; en 2015, el perredista Arturo Núñez reinició su rehabilitación

  • ROBERTO BARBOZA SOSA
  • 22/07/2019
  • 21:37 hrs
  • Escuchar
Torre Oncológica, con casi 12 años de construcción y obras no terminan
Su construcción inició en 2008, durante el gobierno del priista Andrés Granier; en 2015, el perredista Arturo Núñez reinició su rehabilitación

VILLAHERMOSA (La Silla Rota).- En dos sexenios, con los respectivos gobernadores del PRI y PRD, no lograron concluir la Torre Oncológica para la atención de enfermos con cáncer y, ahora con la nueva administración estatal de Morena, existe incertidumbre de si finalmente pueda entrar en funciones.

El edificio de cinco niveles que tendría capacidad para atender a 200 pacientes diarios, aún se encuentra a la espera de ser equipada y de la contratación de 30 especialistas en diversos tipos de cáncer.

El sector Salud de Tabasco acusa serios problemas en todas sus áreas, y la prioridad de las actuales autoridades es solucionar, primero el abasto de medicamentos, rehabilitar y sustituir equipos de los centros de Salud y el sistema hospitalario en funciones. 

Por lo que la Torre Oncológica no es un asunto prioritario del gobierno del morenista Adán Augusto López Hernández, y esa infraestructura tendrá que esperar más tiempo.

El pasado 26 de junio, la secretaria de Salud del estado, Silvia Roldán Fernández, realizó un recuento de las urgencias que tienen realizar en el colapsado sector que recibió el pasado 1 de enero.

Dijo que la entidad cuenta con la mayor infraestructura hospitalaria del país, por lo que la erogación en su mantenimiento resulta alto, y por ello los edificios se encuentran en malas condiciones.

Se atiende al 80 por ciento de la población sin derechohabiencia, y los problemas son mayores. “Nosotros entramos con una contingencia médica, estaba colapsado y muy centralizado hacia la ciudad”.

Afirmó que las afectaciones de la infraestructura son múltiples, sumado a la falta de doctores en 120 unidades médicas, y los proceso administrativos dentro de la secretaría, que suelen ser lentos.

“El 30% de las unidades de primer nivel, tienen problemas de que se están cayendo los techos. La falta de mantenimiento en Tabasco es más grave que en cualquier lado (por) la humedad”.

Enumeró que encontraron 120 unidades sin médicos, asunto difícil de atender, pues además los presupuestos no bajan en enero.

Los siete mil 400 millones de pesos que tiene presupuestado Salud, ya están etiquetados y el 80 por ciento es para pago del personal”.

Roldán Hernández citó que de los grandes problemas que ha enfrentó fue la falta del acelerador lineal para dar tratamiento a pacientes con cáncer, así como el desabasto de medicamentos en todo el sector.

La construcción de la Torre Oncológica inició en 2008, durante el gobierno del priista Andrés Granier Melo, quien lo entregó en obra negra, instalaciones eléctricas y la compra de equipos de aire acondicionado, los cuales “desaparecieron”.

En 2015, luego de transcurridos dos años del sexenio del perredista Arturo Núñez, reinició la rehabilitación y anunció que la concluiría, equiparía y pondría en operación.

Edificado en el área del Hospital de Alta Especialidad “Juan Graham”, el inmueble para la atención oncológica, supuestamente recibiría una inversión de casi 200 millones de pesos en el 2016 en el gobierno de Núñez Jiménez.

El 30 de noviembre de 2015, el entonces secretario de Salud, el nuñista Juan Antonio Filigrana dijo que para hacer frente al reto epidemiológico que representa el cáncer, se invertirían 179 millones de pesos en infraestructura, mobiliario y tecnología.

Adicionalmente, se invertirían 35 millones de pesos para concluir la obra física y 25 millones de pesos para equipamiento, y todavía faltaban recursos para contratación del personal especializado.

Para finales del año siguiente, 2017, previa adecuaciones eléctricas, neumáticas, hidráulicas y del sistema de aire acondicionado de las instalaciones, presuntamente quedaría lista la Torre de Oncología. Solo se esperaría la compra, pero sin que se cumpliera.