ESTADOS

Tijuana: la batalla por un tanque de oxígeno o morir en casa

Para algunos enfrentar la enfermedad en casa es más costoso, porque cuando piden una ambulancia ya es demasiado tarde para conservar la vida de algún familiar

  • EDUARDO RUBIO / CORRESPONSAL
  • 29/12/2020
  • 19:10 hrs
  • Escuchar
Tijuana: la batalla por un tanque de oxígeno o morir en casa
Haydé Campos tiene a su padre enfermo en casa y con mucho trabajo consiguió rentar un tanque grande para oxígeno por 3 mil pesos a la semana; llenarlo le cuesta 1,500 pesos más y solo le dura un día. Foto Eduardo Rubio

TIJUANA.- Familiares de pacientes con coronavirus en Tijuana están corriendo de un lugar a otro para conseguir oxígeno medicinal, aunque sea a altas horas de la noche o a sobreprecio.

También lee: Niños, las otras víctimas en Tijuana; escalan desapariciones

Aunque para algunos enfrentar la enfermedad en casa ha sido todavía más costoso, porque cuando piden una ambulancia ya es demasiado tarde para conservar la vida de algún familiar. 

Haydé Campos tiene a su padre enfermo en casa y con mucho trabajo consiguió rentar un tanque grande para oxígeno por 3 mil pesos a la semana. Llenarlo le cuesta 1,500 pesos más y solo le dura un día.

El médico dijo que lo tiene que tener 24 horas, pero es muy costoso. Se lo ponemos por ratitos, cuando lo vemos muy agitado”, comentó mientras esperaba ser atendida en una sucursal

Allí las personas no paran de llegar para abastecerse, algunos desde el vecino municipio de Playas de Rosarito, y el personal va a prisa de un lado a otro para dar información, responder preguntas y subir los tanques a los autos de los clientes luego de explicarles su funcionamiento.

Fotos Eduardo Rubio

Antes de llegar a ese establecimiento, Haydé había buscado en redes sociales, donde particulares están haciendo negocio con la renta semanal o mensual de tanques, y había llamado a otras tiendas sin éxito.

Espera que la salud de su padre mejore en los próximos días, y si no lo hace sabe que tendrá que llevarlo a un hospital, aunque como muchas otras personas, tiene miedo de hacerlo.

No quiere ir mi papá a hospitalizarse porque tiene miedo de lo que hemos escuchado, que ya no salen con vida. Tenemos miedo a que nos lo entreguen en cenizas

Algo así vivió el padre de Ismael Cisneros, quien tuvo a un familiar una semana y media en casa hasta que fue llevado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde al final murió el pasado 15 de diciembre.

Entrevistado en otra sucursal de venta de oxígeno medicinal donde ahora busca el suministro para su cuñado, Ismael aseguró que en ambas ocasiones ha sido agotador buscar el suministro, por eso pide la intervención de las autoridades.

Que ellos tomaran el lugar de repartir el oxígeno a quien lo necesite, no nosotros andarlo buscando, porque no nos quieren vender o no tienen

Esa es la historia de Francisco Ortega, quien consiguió una hora de oxígeno para su suegro llenando un pequeño tanque por 400 pesos, cuando su precio regular es de 200.

Fuimos a un lugar que era de 24 horas y estaba ya agotado. Tuvimos que buscar un lugar que cerraba a las 2 de la mañana

Compañías de venta de oxígeno están informando en sus redes sociales que ellos no rentan los equipos (aunque sí hay un depósito de hasta 4 mil pesos que regresan al cliente cuando recuperan sus tanques) y como el gobierno de Baja California, están pidiendo denunciar los abusos.

Además, la Secretaría de Salud está advirtiendo que permanecer demasiado tiempo en casa con problemas para respirar aumenta los riesgos del traslado y la posibilidad de que los pacientes mueran sin que alcancen a ser atendidos en el hospital.

Los traslados los realiza Cruz Roja Tijuana, donde ya rebasaron las 134 llamadas de emergencia para atender a personas con enfermedades respiratorias, sospechosos y confirmados covid-19 que registraron en mayo, el pico más alto de contagios que había atravesado Baja California. 

Juan Carlos Méndez Torres, coordinador del área de socorro, comentó que solo en los primeros 22 días de este diciembre ya atendieron 654 reportes, y en 69 de esas atenciones los paramédicos no pudieron hacer nada. 

Al momento en que arriba la ambulancia las personas ya no presentan signos vitales