ESTADOS

Tienen alerta de género y alcaldes desaparecen Institutos Municipales de la Mujer

El Congreso local exhortó a los municipios de Apodaca y Cadereyta informar los motivos por los que se decidió cerrar los Institutos Municipales de la Mujer

  • DAVID CASAS/ CORRESPONSAL
  • 06/02/2019
  • 14:22 hrs
  • Escuchar
Tienen alerta de género y alcaldes desaparecen Institutos Municipales de la Mujer
Foto de la web

MONTERREY, Nuevo León (La Silla Rota).-  Los municipios conurbados de Cadereyta y Apodaca que están en la Alerta de Género, decidieron cerrar sus respectivos Institutos de la Mujer y relegarlos a simples oficinas.

Puedes leer: Alcaldes ahora pueden activar alerta de género

Mientras tanto, el Congreso del Estado y el Instituto Estatal de la Mujer, exigieron una aclaración al respecto y la inmediata reactivación de la institución luego de que Nuevo León está en tercer lugar a nivel nacional en feminicidios.

En Cadereyta, a unos 30 kilómetros al oriente de Monterrey, el nuevo organigrama aprobado por el Cabildo, relegó el Instituto a simple Dirección de la Mujer, que dependerá directamente del DIF municipal.

Ahí el alcalde es Ernesto  Quintanilla, del Partido Verde  y que llegó en alianza con el PRI a la  alcaldía de esa población de poco más de 100 mil habitantes.

"Investigar, sistematizar y documentar un diagnóstico de la realidad de la condición de las mujeres en las distintas zonas y colonias del municipio, así como en los diversos estratos socioculturales, económicos, laborales y profesionales", son las nuevas atribuciones.

En Apodaca, al norte de la zona metropolitana, el alcalde de extracción priísta César Garza hizo lo mismo y dejó de estar en el organigrama el Instituto Municipal de la Mujer para degradarlo a simple dirección.

A su vez, el Congreso local exhortó a los municipios de Apodaca y Cadereyta informar los motivos por los que se decidió cerrar los Institutos Municipales de la Mujer y su degradación a Direcciones.

La diputada Karina Barrón, presidenta de la Comisión de Igualdad y

Género criticó la decisión de ambos municipios los cuales se encuentran actualmente declarados en alerta de género.

Estimó una falta de sensibilidad de los Alcaldes ante la problemática que vive Nuevo León en materia de violencia hacia las Mujeres.

"A los Municipios de Nuevo León, con alerta de género se les exigen diversas medidas, entre ellas estrategias de prevención, vigilancia y seguridad pública que logre la recuperación de espacios públicos; acciones inmediatas y exhaustivas para tramitar diligentemente órdenes de protección a mujeres víctimas de violencia; la creación de agrupaciones de seguridad especializadas en género y de reacción inmediata, así como la capacitación y profesionalización del servicio público en perspectiva de género y de derechos humanos; campañas de prevención para estudiantes, profesoras y profesores y la sociedad en general", mencionó Barrón Perales.

Contra la medida de los alcaldes, el Gobierno del Estado desde agosto pasado apoyó con  40 millones de pesos entre estos municipios para trabajar en el tema, pero no se conoce si se aplicaron en Cadereyta, quién los implementó y si concluyó con las labores.

Por su parte, Martha Cecilia Reyes, titular del Instituto Estatal de la Mujer solicitó a los dos municipios la inmediata reactivación de los institutos y darles el interés que  deben tener pero no degradarlos.

Ahora buscará a los Alcaldes para conocer las razones por las que los convirtieron en direcciones contraviniendo recomendaciones internacionales.

"Necesitamos platicar todo esto con los Alcaldes para entender, en el marco de la alerta de violencia de género, que más bien la intención es reforzar las acciones y no dar marcha atrás con los avances que se tienen".

Al respecto, el alcalde de Apodaca, César   Garza Villarreal explicó que se decidió centralizar a este organismo para que se únicamente desarrolle e implemente estrategias transversales para atender la alerta de género y proteger aún más a las niñas, adolescentes y mujeres de la ciudad.

“Quiero un organismo que esté concentrado en atender a las mujeres violentadas y vulnerables; nosotros estamos aumentando el presupuesto para incrementar las acciones para apoyar a la mujer”. 

Se busca que ahora las direcciones de la mujer y de la juventud diseñen  los programas necesarios  para apoyar al segmento de la población que les toca atender, olvidándose así de los asuntos administrativos.

“No se trata de generar institutos descentralizados solo por generarlos, yo estoy convencido que esta decisión de volverles a centralizar es lo mejor para las mujeres de Apodaca”, puntualizó.

Mientras en Cadereyta, Blanca Flores, directora del DIF dice que la intención de quedarse sin Instituto es porque atacan el problema en conjunto.

"Nosotros como DIF nos enfocamos a todo en general, es importante la mujer, pero ampliamos el panorama. Ya en conjunto con el Instituto de la Mujer vemos el bienestar en general. Muchas veces se piensa ¿por qué no hay un instituto del hombre si también son violentados?, por eso es el punto de nosotros como DIF de ver todo desde un punto más neutral y un panorama de más amplio en bienestar, tanto de la mujer, como de los hijos y los caballeros", explica la funcionaria.

La legisladora Barrón mencionó que  la desaparición de los institutos trae como consecuencia que los recursos materiales y financieros con los que operaban se asignen a otras actividades de los Municipios. Es decir, que se contará con menos personal y menos recursos para atender la problemática de las mujeres.

Además de Apodaca y Cadereyta, los municipios de Monterrey, Guadalupe y Juárez tienen desde noviembre de 2016 declaración de Alerta de Género.

Sobre el tema de la mujer, para dar más elementos a la hora de tipificar y sancionar los feminicidios,el diputado  Álvaro Ibarra presentó una iniciativa de reforma a la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y al Código Penal para incluir la misoginia como un acto de odio contra las mujeres.

La inclusión de ese concepto facilitará sancionar los feminicidios, delito en el que Nuevo León ha tenido un alza considerable.

"A través de esta iniciativa se busca establecer que los homicidios en contra de mujeres por causa de odio derivado de su género, o también llamados feminicidios, tengan más elementos para poder ser sancionados como corresponde y no con una pena menor, como en muchas ocasiones sucede en la práctica", expresó al presentar ante el Pleno la iniciativa.

"Se busca establecer en la Ley para el Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia el concepto de misoginia, entendido como las conductas de odio hacia las mujeres y que se manifiestan en actos violentos y crueles contra ellas por el hecho de ser mujeres".


kach