Tepalcatepec: salva su vida al peor costo; ve decapitar a padre, abuelo y tío

Tepalcatepec: salva su vida al peor costo; ve decapitar a padre, abuelo y tío

El sobreviviente narra que los sicarios del CJNG se presentaron en la barricada como miembros de alguna fuerza de seguridad oficial; los cercaron y masacraron

ESTADOS
  • CARLOS ARRIETA / CORRESPONSAL
  • 22/09/2021
  • 09:20 p.m. hrs
  • Escuchar

TEPALCATEPEC.- Un adolescente de 17 años de edad fue el único sobreviviente de la masacre del 15 de septiembre en La Estanzuela, municipio de Tepalcatepec, Michoacán.

TAMBIÉN LEE: Cinco decapitados en Tepalcatepec, Michoacán, el saldo de los ataques del CJNG

Si bien salvó su vida porque alcanzó a esconderse entre la maleza, el costo fue muy alto e inimaginable.

El menor, de quien se reserva su nombre por seguridad, narró a La Silla Rota lo que vivió al atestiguar el homicidio a tiros y decapitación de su papá, su abuelito, uno de sus tíos y dos amigos más.

Recuerda que ese día, por la noche, integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) empezaron a rodear uno de los puntos de vigilancia de los comunitarios.

Relata que los del CJNG se presentaron en esa barricada, ubicada en la parte alta del fortín, como miembros de alguna fuerza de seguridad del gobierno.

Pero a la hora de la hora, que se pusieron pecho a pecho, vieron que no eran gobierno, traían las cuatro letras (en el pecho) y les llegaron por atrás

El adolescente recuerda que vio cuando encañonaron a sus familiares y como su rifle no funcionó decidió meterse entre los matorrales y la costalera de la barricada.

Afirma que la oscuridad de la noche fue su aliada para no ser descubierto.

También el hecho de que su arma larga se descompuso, ya que si hubiera funcionado, le hubiera disparado a los del CJNG y seguramente también estaría muerto.

Y vino lo peor, ya que el adolescente atestiguó el multihomicidio y la decapitación, entre otras aberraciones que los criminales hicieron con los cuerpos.

“…después vi que agarraron a mis compañeros (de barricada): ya pues baleados; ya pues muertos, más que uno que quedó vivo. Vi que lo agarraron y le mocharon la maceta (cabeza), fueron a cinco personas”.

Fue a mi abuelo, a mi tío, a mi papá y a dos compañeros más. Llegaron un puño de cabrones, eran muchos y de pronto los agarraron todos y les cortaron la maceta; los echaron en un costal, llegaron cinco más y se llevaron las cabezas de mis compañeros y mis familiares

Dice que otra de las cosas que le permitieron librar a la muerte fue que se pudo controlar para no gritar o expresar lo que sentía al ver cómo eran asesinados y desmembrados sus seres queridos.

Cuenta que después, el grupo armado se movió de un punto a otro y quemaron un camión blindado, lo que le permitió correr entre el cerro y ponerse a salvo.

EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA

Ana Valencia Chávez, una activista de Tepalcatepec, señala que esas escenas de violencia se viven ya de manera muy constante en la Tierra Caliente.

Es muy lamentable esto cuando deberíamos tener a los jóvenes en las escuelas, con un futuro mejor; tener que ir sus padres a recogerlos y muchas veces sin cabezas. Quien sea: jóvenes, niños, mujeres o adultos

Valencia Chávez consideró que esas víctimas lo único que hacen es luchar por vivir en libertad en sus comunidades.

“Y a eso agrégale que nosotros estamos marginados desde hace muchos años por todos los gobiernos”, reprocha la activista.

Nosotros lo que queremos para Tepalcatepec es vivir en paz y con libertad, que nadie muera

A este llamado de paz se han sumado Organizaciones sociales, iglesia católica, Iniciativa Privada y activistas y organismos de Derechos Humanos.

En su conjunto, han urgido al Estado Mexicano continuar con su intervención para restablecer la paz y la tranquilidad en los municipios de la tierra caliente michoacana.

IMPLORAN CESE AL FUEGO

El asesinato a manos del CJNG en un poblado de Tepalcatepec de un estudiante de 18 años, así como la masacre de días pasados de los cinco pobladores que también fueron decapitados y la permanencia de ataques provocaron una manifestación para exigir un cese al fuego.

El sacerdote y activista Gregorio López Jerónimo, mejor conocido como “Padre Goyo”, ya promueve acuerdos y diálogo entre grupos criminales, así como autoridades -con la ayuda de intermediarios- para que los cárteles cesen el fuego.

LA MASACRE

El 15 de septiembre pasado se informó que los ataques del CJNG en el municipio de Tepalcatepec arrojaron un saldo de cinco personas muertas a tiros y que fueron decapitadas, así como de dos elementos de Guardia Nacional y un poblador lesionados.

Ese miércoles, funcionarios municipales reportaron la desaparición de cinco habitantes durante los ataques del grupo criminal, perpetrados la noche del martes y madrugada del miércoles.

Explicaron que los pobladores se encontraban en una de las barricadas que instalaron los comunitarios para contener los embates criminales cuando fueron atacados.

Indicaron que la célula delictiva llamó desde los teléfonos celulares de los cinco desaparecidos a los familiares y demás contactos para informarles que ya los habían decapitado.

Hasta la medianoche del miércoles, todavía no podían entrar a la parte en guerra donde se encontraban los pobladores asesinados, para buscar los cuerpos.

La Guardia Nacional y Ejército Mexicano siguen en la primera línea de fuego para repeler el ataque de la célula delictiva.

A ese multihomicidio se suma el saldo de dos oficiales de la GN y un poblador lesionados en las primeras horas de este ya prolongado ataque.

Los tres heridos se reportan estables y fuera de peligro.


rst