ESTADOS

Temen que migrantes en Tijuana se "cuelen" a EU por garita San Ysidro

Con bombas de humo y agentes con escudos, Estados Unidos mostró que están preparados para contener cualquier intento de irrupción de migrantes por Tijuana

  • EDUARDO RUBIO / CORRESPONSAL
  • 21/03/2021
  • 12:00 hrs
  • Escuchar
Temen que migrantes en Tijuana se cuelen a EU por garita San Ysidro
Con bombas de humo y agentes con escudos, Estados Unidos mostró que están preparados para contener cualquier intento de irrupción de migrantes por Tijuana. Fotos Eduardo Rubio

TIJUANA.- El fantasma de un cruce masivo de migrantes centroamericanos en la garita Tijuana San Ysidro, como ocurrió en el fallido intento del 2018, mantiene alertas a activistas y autoridades norteamericanas.

"Yo creo que todo es posible. Hay mucha inquietud, mucha desesperación, la gente siente que ya perdió todo, ya dejó todo, no tiene más que perder. Se van a arriesgar a cualquier cosa", considera Soraya Vázquez, subdirectora de la asociación "Al otro lado Tijuana".

La muestra de esa preocupación en la parte norte de la frontera fue evidente el pasado jueves, cuando la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), realizó un ejercicio en el cruce vehicular

Con bombas de humo y agentes con escudos practicando formaciones sobre los carriles vehiculares de ingreso a su país mostraron que están preparados para contener a cualquier grupo que quisiera entrar por la fuerza.

Apenas una hora después, el campamento asentado en el cruce internacional El Chaparral que recibe a los automovilistas de norte a sur pero está cerrado para peatones desde el inicio de la pandemia, ofreció conferencia de prensa para reiterar que en sus planes no está retirarse.  

Destacaron que los cientos de personas en el lugar son de siete nacionalidades: Honduras, Nicaragua, México, Cuba, Haití, Guatemala y El Salvador, pero todas tienen en común su petición de ser recibidos por Estados Unidos para pedir asilo.

La mayoría, como ha sido la constante, huyen de la violencia en sus lugares de origen, así que han decidido cuidar la exposición de sus nombres y rostros por temor.

"No queremos nada a la fuerza. Estamos bajo sus leyes, bajo sus órdenes. Y estamos aquí esperando una respuesta clara. Esa es la petición: una respuesta clara", comentó la representante de Honduras.

Pero lo que menos hay es información clara y por eso algunos migrantes ya han intentado pasar la frontera ilegalmente por el mar o por la montaña, aunque las autoridades migratorias de Estados Unidos los han detenido, comenta Soraya Vázquez.

La activista trabaja junto a otras organizaciones de ambos lados de la frontera en un diagnóstico y monitoreo del campamento y dice que "como siempre, los tres niveles de gobierno se echan la bolita. Ninguno se responsabiliza del todo".

Entonces el tiempo sigue corriendo, el campamento crece y está por cumplir su primer mes.

En este tiempo, el mismo que tiene el reinicio de trámites de asilo en Estados Unidos, los únicos que han podido seguir su camino son centroamericanos que ya tenían procesos en trámite y formaban parte del programa "Quédate en México".

Por el contrario en el campamento establecido en esta frontera todas son personas que buscan presentarse por primera vez ante un juez de migración, y para ellas no hay información todavía.