ESTADOS

"Tarde o temprano te voy a matar"; la amenaza que se convirtió en feminicidio por omisión de funcionarios

Esta es la amenaza de muerte que recibió una mujer que fue asesinada por su hijo, quien estaba inmerso en cuatro carpetas de investigación

  • ÁXEL CHÁVEZ / CORRESPONSAL
  • 11/02/2019
  • 20:05 hrs
  • Escuchar
Tarde o temprano te voy a matar; la amenaza que se convirtió en feminicidio por omisión de funcionarios
La Comisión de Derechos Humanos resolvió que, pese a la evidencia en riesgo, los funcionarios fueron omisos en su responsabilidad

“Perra maldita, tarde o temprano te voy a matar”, es la amenaza de muerte que recibió una mujer que fue asesinada por su hijo. La omisión de servidores públicos para dictar medidas de protección, pese a su solicitud de ayuda, derivó en el feminicidio.

Ella había sido víctima de violencia en forma reiterada por parte de su agresor, que estaba inmerso en cuatro carpetas de investigación, pero, pese ello, no fue protegida.

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) determinó que dos asesoras jurídicas y cinco agentes del Ministerio Público adscritos al Centro de Justicia para Mujeres incumplieron con su responsabilidad para salvaguardar la vida de la víctima. Por ello, en la recomendación R-VG-003-19 –dirigida al procurador General de Justicia, Raúl Arroyo González–, solicitó iniciar el procedimiento de Responsabilidades Administrativas en su contra y actuar conforme a derecho.

Hidalgo, con más feminicidios que cinco estados con alerta de género

Contra el responsable del feminicidio existían las carpetas de investigación 12- 2016-00362 y 12-2016-01820 por el delito de violencia familiar en agravio de su madre; asimismo, ella denunció el 12 de enero de 2016 las amenazas de muerte, por la cual se abrió la indagatoria NUC 12-2016-00362 en el Centro de Atención Temprana. Estas evidencias integran el expediente CDHEH-VG-3059-17, por el cual el organismo autónomo emitió la recomendación.

Aunque una psicóloga aseguró que la mujer “se encontraba en peligro extremo”, una asesora jurídica y la actual coordinadora de agentes del Ministerio Público del Centro de Justicia para Mujeres argumentaron que la ahora occisa se negó a recibir medidas de protección.

La CDHEH refiere que en la copia auténtica de la carpeta de investigación 12-2016-01820, que data del 2 de marzo de 2016, la víctima denunció a su hijo por consistentes patadas en piernas, manos, pantorrillas, espalda y pecho; aventones hacia la pared y amenazas de muerte: “te voy a matar a ti y a mi hermano”, que había recibido un día antes.

Al ampliar su declaración, el 14 de marzo, añadió que las agresiones también consistían en jalón de los cabellos y trancazos en los brazos, aunado a más amenaza de muerte: “sino te sales de ahí, vieja hija de tu puta madre, aquí mismo te voy a matar”, fue una de ellas el día 13.

Además, agregó “que su hijo siempre la golpea a ella y a su otro hijo, lo detienen y lo dejan salir, por lo que regresa nuevamente a golpearlos”.

El informe psicológico del 16 de mayo, el cual es parte de la evidencia y que elaboró la perita en materia de Psicología adscrita a la Dirección General de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia, refiere que la mujer presentaba un estado emocional alterado, “generado por su dinámica familiar e inadecuadas relaciones familiares, con sentimientos de tensión, tristeza, miedo entre otros”.

Asimismo, en una nueva ampliación el 24 de agosto, narró que fue golpeada –jalón de cabellos, cabezazo en la frente, golpes con las manos en los oídos, golpes con puño en espalda y piernas– y amenazada de muerte por parte de su hijo Juan: “que se muriera, vieja perra, sino la mataba era por lástima”.

La Comisión de Derechos Humanos resolvió que, pese a la evidencia en riesgo, los funcionarios fueron omisos en su responsabilidad, y no tomaron medidas “necesarias, idóneas y suficientes, en aras de la afectación psicológica y física que presentó la agraviada”.

Al procurador, el ombudsman Alejandro Habib Nicolás, igualmente pidió dar cumplimiento a la reparación integral del daño a las víctimas indirectas; en tanto que a la Coordinadora General del Centro de Justicia para Mujeres de la entidad, Margarita Cabrera Román –a quien también va dirigida–, requirió iniciar los Procedimientos de Responsabilidad Administrativa y carpetas de investigación correspondientes con los argumentos y pruebas que sirvieron a la Comisión contra los implicados.


mlmt