Sofía: saqué los videos de mi mente pero siguen en la red

Sofía: "saqué los videos de mi mente pero siguen en la red"

Sofía tenía 14 años cuando su pareja grabó su intimidad y subió el video a las redes sociales; confía que la Ley Olimpia detendrá estas agresiones en Quinta Roo

ESTADOS
  • ALEJANDRA GALICIA / CORRESPONSAL
  • 22/12/2020
  • 05:29 p.m. hrs
  • Escuchar

CANCÚN.- Sofía tenía 14 años y confío en su novio con el que mantenía una relación. Dos años más tarde, un video íntimo fue revelado por su ex pareja. No supo dónde pedir ayuda, prefirió guardar silencio, siempre esperando que nadie de su familia viera su video en una página pornográfica, entonces era una adolescente de 16 años.

También lee: Aprueban ley Olimpia; hasta 6 años de prisión por delitos sexuales 

Sofía ha tenido una vida difícil, por diferencias con su familia se fue a vivir con su novio antes de cumplir los 15. El hombre ya era mayor de edad. Al principio le daba atenciones, la trataba bien, se ganó su confianza, al grado que ella no protestara porque él grababa videos íntimos; pensaba que era normal en una pareja que se amaba. Meses después comenzaron a tener problemas, discusiones y, la relación terminó.

Recién había cumplido los 16 años cuando encontró su video en una página web, en el video ella tenía 14 años.

Sofía platica que uno de los primeros sentimientos que le brotaron al ver su rostro en una página de pornografía, fue el enojo. Se molestó mucho al sentir que su intimidad personal y sexual había sido vulnerada; de manera inmediata sintió tristeza y vergüenza al pensar en todas las opiniones que tendrían sus familiares si les compartían el video, pues sabía que la juzgarian severamente.

“Me sentí triste, me sentí molesta, no le pude contar a mi familia porque ellos son muy conservadores y me iban a decir de cosas, que porqué me ando grabando, y no quería que se enteraran de estas cosas me daba mucha vergüenza”, recalca Sofía.

Fue con la confesión de un amigo que Sofía que se atrevió a contarle que aparecía en una página pornográfica con un video,  mismo link de la página web que ya había sido compartido por varias personas en Internet.

Actualmente tiene 19 y aún desconoce si el video ha sido eliminado por completo de Internet, pues lo reportó decenas de veces directamente desde el sitio web, también un grupo de amigos la apoyaron a reportarlo y bloquearlo, por ser un video con un contenido de una menor de edad.

RESGUARDAR LA INTIMIDAD

Sofía señala que al saberse exhibida se sintió perdida al no conocer las leyes, por lo que no denunció ante las autoridades; desconocía como podía darle seguimiento a su caso.

Además no podía interponer una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) pues cuando el video salió en internet, ella aún era menor de edad y debía ir acompañada de algún adulto, ante ese contexto prefirió que sus familiares no se enteraran del incidente y mantenerlo oculto.

“Ha sido muy difícil, me he sentido muy vulnerable y triste. Me pongo a pensar porqué me pasan estas cosas y me culpo mucho por confiar en estas personas”.

Recomendó a las mujeres proteger su autoconfianza, ser precavidas y resguardar su intimidad y no compartir fotografías o videos a hombres si no se les tienen suficiente confianza o respeto, “nunca es posible saber cuándo un hombre compartirá las imágenes o video con otras personas, hasta que aparece  en una página de internet o se comparte en grupos de redes sociales o Whats App”.

Con el paso del tiempo Sofía reconoce que ha intentado “pasar la página” de esa etapa de su vida, y aunque reconoce que aún es posible que su familia algún día vea el video, piensa que con las nuevas legislaciones locales y la aprobación de la Ley Olimpia en Quintana Roo, el pasado 5 de septiembre de 2020, la historia que ella vivió se repita menos, pero sobre todo que  no queden impunes los agresores.

LEY OLIMPIA A PASOS LENTOS

La violencia digital es nueva en el radar de las autoridades de Quintana Roo, con la aprobación de la Ley Olimpia, las autoridades han comenzado a levantar las primeras estadísticas sobre este delito cibernético que vulnera la dignidad de las mujeres.

De acuerdo con datos de la Policía Cibernética en Quintana Roo en sus estadísticas de Incidentes Cibernéticos en contra de las mujeres, en el tercer trimestre del 2020 (de julio a septiembre) se han detectado al menos  seis casos de pornografía infantil y siete casos de sextorsión contra mujeres y uno contra una menor de edad.

También 11 víctimas denunciaron acoso cibernético, 12 por amenazas contra sus vidas y 21 mujeres más denunciaron ser difamadas en las redes sociales, además de tres casos de violencia digital.

Mientras que en la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas de Quintana Roo (CEAVEQROO) durante este 2020 se reportaron dos casos de violencia digital, dos casos más de ciberacoso y 20 casos de violaciones a la intimidad.

Otro de los delitos que más incidencia tuvo este 2020 fueron los delitos sexuales principalmente las violaciones que incluso se duplicaron en comparación con el año pasado. Los datos de la Fiscalía General del Estado (FGE) hasta octubre de este año reportó 506 violaciones, mientras que en 2019 fueron agredidas sexualmente 263 víctimas.

Para que mujeres y hombres se defiendan de la violencia digital el pasado 5 de septiembre fue aprobado por el Congreso de Quintana Roo la “Ley Olimpia”, que penaliza con 4 a 8 años  de cárcel a quien difunda o publique contenido audiovisual, grabaciones de voz, imágenes estáticas o en movimiento de naturaleza sexual o erótica de otra persona, mayor de edad, sin su consentimiento, a través de cualquier tecnología de la información, comunicación o cualquier medio digital o impreso.

El delito fue tipificado como violencia digital y agregado al Código Penal de Quintana Roo con adiciones diversas disposiciones a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.