Se reúne Gabinete de Seguridad en Mazatlán

Tras la fuga en el Penal de Culiacán, dispusieron como urgente colocar inhibidores de llamadas de celulares, mejorar la red de cámaras de video vigilancia y elevar los salarios a los custodios.

JAVIER CABRERA MARTÍNEZ 20/03/2017 01:48 p.m.

Se reúne Gabinete de Seguridad en Mazatlán

CULIACÁN, Sinaloa (La Silla Rota).- Tras la fuga de cinco peligrosos reos del fuero federal, se dieron a conocer los lujos que privan para algunos internos en el centro penitenciario de Culiacán por lo que se dispuso en lo urgente colocar inhibidores de llamadas de celulares, mejorar la red de cámaras de video vigilancia y elevar los salarios a los custodios.

 

Así lo estableció el Gobernador del Estado, Quirino Ordaz Coppel, al término de la reunión privada del Grupo de Coordinación Operativo Sinaloa celebrada en las instalaciones de la Tercera Región Militar, con sede en Mazatlán.

        

Dio a conocer que el área donde se localizaron diversos artículos prohibidos fue aislada, bajo el criterio de ser respetuosos de las pertenencias de los internos.

         

El pasado fin de semana, el jefe del ejecutivo estatal no descartó que los evadidos del Centro de las Consecuencias Jurídicas del Delito hayan dejado de operar desde sus celdas.

          

También estableció que es obvio que los reos salieron por la puerta, derivado de complicidades y actos de corrupción que forman parte de las indagatorias abiertas, primero en la parte administrativa por la Secretaría de Seguridad Pública.

          

La tarde del pasado 16 de marzo se fugó Juan José Esparragoza Monzón de 45 años de edad, hijo de uno de los fundadores del Cartel de Sinaloa, Juan José Esparragoza Moreno “El Azul”.

          

Además del hijo de “El Azul”, se fugaron Jesús Peña Gonzalez “el 20”; Alfredo Limón Sánchez “El Limón”, Rafael Guadalupe Félix Núñez “El changuito Ántrax” y Francisco Javier Zazueta Rosales “El Pancho Chimal”, todos vinculados al Cartel de Sinaloa, se fugaron del penal de Culiacán.

             

Explicó que dado que el Centro de reclusión de Culiacán registra una población de 2 mil 412 internos, de los cuales 500 son del orden federal, pusieron en marcha diversas acciones para reforzar la seguridad interna y externa, por no ser un centro de alta seguridad.

           

Ordaz Coppel manifestó que en una revisión del sistema penitenciario en el estado, se acordó en la reunión destinar recursos para mejorar la red de cámaras de video vigilancia en los centros penitenciarios, colocar inhibidores y mejorar las percepciones económicas de custodios.

              

Sobre la evasión de los cinco internos, indicó que está en manos de la Procuraduría General de la República la cual investiga las actuaciones de quince funcionarios de dicho penal, de los cuales, once de ellos fueron separados de sus cargos como medida administrativa.

              

En cuanto al jefe de custodios del centro penitenciario que desapareció desde que se notificó la fuga, José Mario Murillo Rodríguez, se conoce que éste es buscado por las autoridades judiciales del estado y federales para que responda sobre su actuación en el caso.

 

fmma


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información