ESTADOS

Se disparan deportaciones por Baja California; en 5 meses suman más que todo 2020

EU intensifica redadas; BC registró 37 mil 298 deportaciones en los primeros cinco meses, cuando en todo el 2020 sumaron 32 mil 023; albergues están saturados

  • EDUARDO RUBIO / CORRESPONSAL
  • 23/07/2021
  • 13:52 hrs
  • Escuchar
Se disparan deportaciones por Baja California; en 5 meses suman más que todo 2020
Baja California registró 37 mil 298 deportaciones en los primeros cinco meses, cuando en todo el 2020 sumaron 32 mil 023. Foto Cuartoscuro

TIJUANA.- En Baja California este año el número de deportaciones escala mes a mes y para los connacionales expulsados de Estados Unidos, al igual que para los migrantes que siguen llegando del sur, cada día es más difícil encontrar un espacio en los albergues en Tijuana.

También lee: "Equivocado" pensar que EU abrió las puertas a niños y adolescentes migrantes 

“Yo veo que llegan a preguntar, y como no hay espacio se van”, comentó Carlos Zamora, un michoacano que espera con uno de sus hijos y su esposa que una corte de Estados Unidos los llame para iniciar su solicitud de asilo.

Juventud 2000.

Sentado al frente del albergue Juventud 2000, ubicado en la zona centro de Tijuana entre la zona de tolerancia y el cerco fronterizo, desconoce la nacionalidad de quienes llegan a pedir ayuda, pero entre las familias que él comparte espacio dice que no hay mexicanos deportados.

Activistas y autoridades confirman que los lugares en los albergues están ocupados principalmente por familias desplazadas de Michoacán y Guerrero, sin descontar a centroamericanos, aunque ya en menor medida.

Centro Integrador en cuarentena.

LOS NÚMEROS

“Hay que preocuparnos por la cantidad permanente de deportados mexicanos que están llegando aquí, muchas veces sin apoyo”, enfatizó recientemente el director de atención al migrante en Tijuana, José Luis Pérez Canchola.

Su llamado de atención se sustenta en los datos de la Unidad de Política Migratoria que dicen que este año la deportación de mexicanos por Baja California pasó de 2 mil 487 en enero, a 6 mil 963 en marzo, y luego a más de 12 mil en los meses de abril y mayo.

En total, el estado registró 37 mil 298 deportaciones en los primeros cinco meses del año, y en ellas se cuentan 30 mil 763 hombres, 3 mil 726 mujeres y 2 mil 836 menores de edad, la mayoría (2 mil 424) varones.

Este número es superior incluso a lo reportado en todo el 2020, cuando por territorio bajacaliforniano fueron expulsados, 32 mil 023 connacionales.

Centro Integrador en cuarentena.

José María García Lara, coordinador de la Alianza Migrante en Tijuana, integrada por cuatro organizaciones civiles, subrayó que aunque una misma persona puede haber sido deportada en más de una ocasión y con esto aumentar la estadística, el crecimiento de la cifra es preocupante.

Porque además en esas estadísticas no están las personas aseguradas en la frontera y retornadas de inmediato (sin proceso formal de deportación), como una manera de evitar aglomeraciones en los centros de detención migratoria con motivo de la pandemia.

Tampoco están los extranjeros que el también director del albergue Juventud 2000 asegura fueron enviados a esta frontera durante aproximadamente dos meses, cuando los ordenamientos legales dicen que Estados Unidos debía deportarlos a su país de origen.

“Incluso estaban trayendo gente de Texas hacia California, y los estaban deportando, retornando, de comunidades extranjeras. Eran 100 personas (al día) que estaban llegando a la ciudad”.

Añadió que el Instituto Nacional de Migración (INM), informó que las autoridades norteamericanas ya detuvieron esa práctica, pero también les confirmó que en junio y julio las deportaciones de mexicanos no han disminuido.

Además, subrayó, han pedido a las autoridades de Estados Unidos que detengan las deportaciones nocturnas.

“No sé si lo sigan haciendo. Según la información que nos dieron, han bajado un poco”.

Y coincidió con el director de atención al migrante, José Luis Pérez Canchola, que entre los mexicanos deportados hay quienes ya estaban laborando en suelo norteamericano, otros que desatendieron sus procesos legales para regularizar su situación migratoria, y algunos más que cometieron faltas que los hicieron perder la oportunidad de recibir asilo.

“Hemos detectado a esos migrantes nacionales deportados a la frontera, personas que han estado muchos años allá y ahora ya se integraron a la vida laboral aquí en la ciudad de Tijuana”, afirmó José María.

Cuartoscuro. 

Pérez Canchola dijo que para los connacionales deportados que no tienen a donde ir, las autoridades ofrecieron el Centro Integrador de Atención al Migrante, habilitado en diciembre del 2019 por el gobierno federal para los centroamericanos del programa “Quédate en México”.

Pero ese plan se detuvo a raíz del brote de varicela que obligó al sitio a la cuarentena, sin descontar que está operando por debajo de su capacidad total como parte de las medidas sanitarias por el coronavirus.

“El gobierno actual (norteamericano) dijo que no iba a haber tanta deportación, que iban a parar las redadas, o si a la gente la detectaba migración en sus trabajos, no iban a ser deportados por 100 días. Lamentablemente eso no sucedió”, comentó José María García Lara.

Según los datos oficiales, a excepción de Sonora, el estado vecino de Baja California, ninguna otra región fronteriza en el norte presenta un aumento tan significativo en el número de deportaciones.

Sonora pasó de 2 mil a casi 4 mil mensuales, mientras que Chihuahua se mantuvo con un promedio de mil, Coahuila alrededor de los dos mil o menos, y en Tamaulipas hubo una ligera reducción de 2 mil 700 deportaciones en enero a 2 mil 100 en mayo.

esc