ESTADOS

Santa Catarina: de río de la muerte a pulmón ambiental

Luego de haber cobrado las vidas de miles de personas por décadas, el río que atraviesa seis municipios metropolitanos en Nuevo León, paga su deuda

  • DAVID CASAS/ CORRESPONSAL
  • 07/06/2019
  • 16:26 hrs
  • Escuchar
Santa Catarina: de río de la muerte a pulmón ambiental
Río Santa Catarina (Foto: especial)

Monterrey, N. L.-  En 1909 una pavorosa inundación acabo con buena parte del centro regiomontano y dejó cientos de muertos. Luego hubo otras avenidas de menor fuerza, pero también impactantes. En 1988 la fuerza del huracán Gilberto acabó con la vida de más de 300 personas, decenas de desaparecidos y daños materiales superiores a los 30 mil millones de pesos.

A lo largo de su historia, el lecho seco del río Santa Catarina, que atraviesa seis municipios metropolitanos ha cobrado vida y dejado muerte y terror con enormes inundaciones; sin embargo, como una forma de resarcir daños, ha devuelto un gran bosque de árboles y diversas especies que conforman un pulmón ambiental para esta urbe calificada como la más contaminada de México.

También puedes leer: La sequía que azota el sur de Nuevo León

La variedad de árboles y plantas que conviven en el río es todo un tema aparte. Sabinos, sauces, álamos, retamas y huizaches son refugio para una amplia variedad de aves y mamíferos que coexisten en los más de 45 kilómetros que se alarga el río que se extiende desde la Sierra Madre Oriental en el municipio de Santa Catarina, al poniente y hasta el de Cadereyta, al oriente pasando por las localidades de San Pedro, Monterrey, Guadalupe, Pesquería y Juárez.

También peces como la mojarra y tilapia; y especies como sapos, ranas, tortugas iguanas, serpientes como el coralillo, culebras de agua, patos, chachalacas, garzas, codorniz, conejo, tlacuache, armadillo y ardilla entre otras, según un recuento de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

En 2010, El huracán Alex llegó con vientos de más de 180 kilómetros de velocidad para dañar avenidas, puentes e infraestructura que también oscilaron en los 30 mil millones de pesos.

Fuera de esos fenómenos, el río lució por décadas polvoriento, seco con apenas un arroyuelo que transportaba una mínima cantidad de agua, hasta que hoy -en gran parte- el bosque nació, pero con él la maleza, la basura y los matorrales.

Rodrigo Crespo Elizondo, integrante del Fondo de Agua Metropolitano de Monterrey advierte del riesgo inminente ante posibles fenómenos meteorológicos, por lo que se debe de realizar una limpieza selectiva al rio Santa Catarina.

 Si a Nuevo León llega un huracán similar al "Alex" del año 2010, el río Santa Catarina tendría un desbordamiento del 41 por ciento, en las condiciones que se encuentra actualmente.

Crespo mencionó que la opción de eliminar por completo la flora y la fauna de todo el lecho no evitaría un desbordamiento, ya que los números serían similares si se realiza un saneamiento forestal de especies no nativas y la remoción de escombros y desechos.

Como lo vemos todos los días ahí no reparamos en todo lo que pasa en el río, que es todo un sistema viviente”, refiere Antonio Guzmán Velasco, director de la Facultad de Ciencias Biológicas en la UANL.

“Se confunde al río Santa Catarina con un río muerto, pero no es así, está seco en algunas partes, pero el río es muy importante para controlar el ecosistema de la ciudad”, señala Guillermo Martínez Berlanga, integrante del Comité Ecológico Probienestar y un activista por el medio ambiente.

El río ha sido protagonista de versos -Alfonso Reyes escribió sobre él-, de corridos, de crónicas periodísticas de las mayores catástrofes para la ciudad, en particular la inundación de 1909 que provocó la muerte de cuatro mil personas.

“Las autoridades en lugar de protegerlo lo invaden, lo agreden, han convertido burradas increíbles como cuando el alcalde Felipe de Jesús lo privatizó. Afortunadamente la naturaleza le cobró su factura”, manifiesta el ecologista Martínez Berlanga.

El Estado, en conjunto con la organización SOSAC, lanzó una convocatoria a la ciudadanía para apoyar en la recolección de residuos inorgánicos, maleza y escombros que se encuentran en el río Santa Catarina.

Manuel Vital, secretario de Desarrollo Sustentable, dijo que no contratarán a empresas para realizar la limpieza selectiva, por ello intervendrá la asociación civil SOSAC y la comunidad, además apoyarán biólogos de la UANL.

Para este proyecto, Vital dijo que cuentan con 30 millones de pesos para utilizarse en la renta de maquinaria necesaria para la limpia y se instalarán cámaras de seguridad en puntos estratégicos, para detectar a los que arrojan basura y escombros.

A través de redes sociales se lanzó una convocatoria para limpiar este sábado a las 07:45 de la mañana parte del cauce del río Santa Catarina y en la invitación se recuerda cuando el cantante Rigo Tovar juntó a más de 400 mil personas en 1981 en el cauce  para un concierto, y además se lanza el reto con una pregunta: ¿Le entras?.

bl