ESTADOS

Repunta covid en Tabasco ante descontrol sanitario por inundaciones

Tabasco registra un repunte en casos activos por covid, hospitalizados y defunciones: SS advierte que de seguir la tendencia se regresaría a semáforo rojo

  • ROBERTO BARBOZA/CORRESPONSAL
  • 02/12/2020
  • 20:00 hrs
  • Escuchar
Repunta covid en Tabasco ante descontrol sanitario por inundaciones
La anegación de varios municipios de Tabasco ocasionó la concentración desordenada de afectados, sin respetar medidas sanitarias. Foto Roberto Barboza

VILLAHERMOSA.- A raíz del descontrol de las medidas sanitarias que provocaron las inundaciones y efectos colaterales, en octubre y noviembre, ahora Tabasco registra un repunte de las cifras de la población enferma de coronavirus covid-19, tanto en casos activos, hospitalizados y defunciones, por lo que las autoridades advierten que de seguir al alza se regresaría al Semáforo Epidemiológico Rojo.

Hasta la primera quincena de noviembre los casos positivos diarios detectados oficialmente, no pasaban del centenar de contagiados, luego inició un despunte paulatino, pero en el primera fecha de diciembre se disparó en 202% la cifra de pacientes por día.

La anegación de zonas habitacionales urbanas y rurales de varios municipios tabasqueños, causó la concentración desordenada de afectados, sin respetar medidas sanitarias, en lugares donde no les alcanzara el agua, cerca de sus colonias, como carreteras, albergues improvisados y oficiales.

También en la primera semana de octubre, surgieron aglomeraciones de damnificados, en puntos de reunión convocados por la Secretaría de Bienestar federal, para entregarles vales de apoyo por la "emergencia natural" de 10 mil pesos.

Además, se efectuaron aglomeraciones en la serie de protestas de damnificados, con bloqueos carreteros y de arterias, a raíz de que la dependencia federal no los incluyó en el censo para ese programa de vales.

REGRESARÍA ESCENARIO DE SATURACIÓN HOSPITALARIA

Tabasco, en el mes de junio, vivió una grave emergencia sanitaria del covid-19, cuando se saturaron de pacientes los hospitales reconvertidos a COVID, y fueron insuficientes las camas generales como las camas con ventilador para enfermos críticos. Los gobiernos federal y estatal tuvieron que ampliar áreas en los hospitales establecidos, así como construir unidades temporales.

Fue en la Semana Epidemiológica 29 –del 12 al 18 de junio -, cuando Tabasco alcanzó la mayor cifra de contagios detectados oficialmente, con dos mil 800 casos, y empezó a descender abruptamente , pues en la Semana 32 se contabilizaron mil 362 pacientes, hasta alcanzar la cifra más baja en la Semana Epidemiológica 42 –del 11 al 17 de noviembre-- con 458 contagiados del virus SARS-Cov-2.

Luego, partir de allí se inició un incremento paulatino hasta llegar a la Semana Epidemiológica 47 –del 15 al 21 de noviembre-- con 883 casos de covid-19. En la siguiente Semana, la 48, continuó incrementándose la cifra de contagios.

Y el martes 1, al arrancar el último mes del año, la Secretaría de Salud contabilizó en un día 164 nuevos casos positivos y a 955 pacientes con el virus SARS-Cov-2 activo, además los hospitales nuevamente empezaron a incrementar la ocupación de camas.

Hasta el 15 de noviembre, existía una ocupación del 15 por ciento de camas de camas con ventilador para pacientes críticos; el 22 de ese mismo mes, el 16 por ciento estaba ocupado. Pero para el martes 1 de diciembre, el porcentaje de ocupación de camas con ventilador con pacientes graves, se elevó al 22 por ciento.

En esta última semana, la Secretaría de Salud del estado, ha insistido en exhortar a los ciudadanos  a "esforzarse en el cumplimiento de las medidas sanitarias", para no tener que retroceder al semáforo rojo, ante un posible incremento de contagios, que obligaría al confinamiento y al cierre parcial de actividades y comercios.

Actualmente, Tabasco se encuentra en Semáforo Amarillo, decretado así por el gobierno federal desde hace un mes, pero el gobierno estatal lo ha mantenido en Naranja.

En un comunicado, la Secretaría de Salud reiteró que "ante la difícil situación que se enfrenta por la pandemia de COVID-19, se debe evitar todo tipo de aglomeración, celebración o reunión, que ponga en riesgo la salud individual y de las demás personas, sobre todo en el ámbito familiar, mismas que podrían ser alentadas por las fechas decembrinas".