ESTADOS

Relacionan a abuelo de niño tirador del Colegio Cervantes con el narco de Argentina

José Ángel Ramos Sauceso, abuelo del menor del Colegio Cervantes habrían tenido contacto con Mario Roberto Segobia, narcotraficante argentino

  • REDACCIÓN
  • 20/01/2020
  • 14:08 hrs
  • Escuchar
Relacionan a abuelo de niño tirador del Colegio Cervantes con el narco de Argentina
Durante 2007 y 2008, el señor Ramos Saucedo y su hijo habrían realizado constantes viajes a Argentina. Foto de la web

Han pasado 10 días del tiroteo en el Colegio Cervantes de Torreón y la información sobre el entorno familiar donde creció el menor sigue fluyendo.

Puedes leer: Así es la familia de José Ángel, el niño que protagonizó tiroteo en colegio de Torreón

De acuerdo con una investigación de Proceso, el abuelo del niño, José Ángel Ramos Saucedo es señalado como parte de una red de narcotráfico entre México-Argentina.

Según el semanario, el nacimiento del menor coincide con una serie de viajes a Argentina que realizaron Ramos Saucedo y su hijo José Ángel ''N'' apodado ''El Pollo Ramos'' entre 2007 y 2008.

En estos viajes el abuelo el menor habrían tenido contacto con Mario Roberto Segobia, narcotraficante argentino, quien rápidamente se convirtió en uno de los principales importadores a México de precursores químicos tras la captura del empresario chino Zhenli Ye Gon.

Todo está documentado en expedientes judiciales contra Segovia, que incluyen datos de la detención de una red de mexicanos dedicados al trasiego de precursores.

Sin embargo, a pesar de estos datos Ramos Sucedo no fue procesado ni sentenciado por los delitos.

Roberto Segovia cumple una condena por los delitos de contrabando de aproximadamente 300 kilogramos de efedrina.

El capo argentino tenía una relación comercial con socios mexicanos para importar ingredientes con los que se producen drogas como el cristal.

La participación del abuelo del menor con el narcotráfico argentino fue destapada por la confesión de Alberto Domínguez Martínez, un joven originario de Durango, radicado en Argentina, donde relata la estructura en la que su “paisano” desempeñaba las labores de jefe y operador financiero en la importación de efedrina.

De acuerdo con el testimonio de Domínguez Martínez, la última vez que vio a Ramos Saucedo fue el 21 de noviembre de 2008, cuando ambos hombres se reunieron para celebrar negocios entre las organizaciones mexicanas y el grupo argentino.

En su declaración también se indicó que Roberto Segovia trabajaba para un grupo inversor de México, dedicado a la inversión inmobiliaria en territorio mexicano pero que estaban interesados en propiedades en Argentina.

Además, otro testimonio señala que existía relación entre Ramos Saucedo y Roberto Segovia, de la que se indica que el abuelo del autor del tiroteo en Torreón, es mencionado como jefe de un grupo de mexicanos que hicieron contacto con el capo argentino.

Ayer, Ramos Saucedo fue vinculado a proceso por el delito de homicidio calificado con alevosía y ventaja, por omisión de una acción jurídicamente debida.

Además, la semana pasada la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, bloqueo las cuentas del abuelo del menor por movimientos financieros irregulares, de igual forma se reveló que tiene 121 millones de pesos de flujo en efectivo en empresas, entre otras percepciones de riqueza, como el contar con seis vehículos de lujo en dos años, incluso transferencias de capital a Estados Unidos, como también problemas de defraudación fiscal.

 

(Karla Alva)