ESTADOS

Refinería de Dos Bocas, esperanza de profesionistas desempleados

Procedentes de Puebla, Veracruz y Tabasco, cientos de jóvenes ingenieros acudieron a entregar sus solicitudes de empleo

  • ROBERTO BARBOZA SOSA
  • 03/06/2019
  • 22:00 hrs
  • Escuchar
Refinería de Dos Bocas, esperanza de profesionistas desempleados
Procedentes de Puebla, Veracruz y Tabasco, cientos de jóvenes ingenieros acudieron a entregar sus solicitudes de empleo. Fotos Roberto Barboza

VILLAHERMOSA (La Silla Rota).- Estudiaron carreras afines a la industria energética, pero no les ha servido para laborar en el sector, por lo que ven en la refinería de Dos Bocas una oportunidad de ejercer sus conocimientos.

Procedentes de Puebla, Veracruz y Tabasco, cientos de jóvenes ingenieros petroleros, químicos e industriales acudieron desde las primeras horas del lunes a entregar sus solicitudes de empleo a la “Bolsa de Trabajo para la Refinería”, que el gobierno del estado instaló en la Nave I del Parque Tabasco.

Luis Felipe recuerda que, desde 2013 que egresó como geofísico, ha entregado 45 currículum y solicitudes de empleo en empresas de la industria petrolera, sin resultado alguno. Solo una vez laboró “una semana” en una compañía en Ciudad del Carmen, pero como maniobrista.

“Cuando entramos a la Universidad nos pintan bien el futuro, pero al egresar es distinta la realidad. Para los estudiantes de Ciencias de la Tierra está muy difícil el panorama laboral. No hay trabajo”, sostiene el ingeniero en Geofísica.

Los poblanos Luis Felipe y Ernesto, ingenieros geofísicos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), llegaron en las primeras horas, pues desean trabajar en la rama del conocimiento en la que se prepararon, ya que nunca lo han logrado.

Este lunes, entre 15 mil y 20 mil desempleados acudieron a solicitar un puesto laboral, para lo cual, estoicamente, soportaron cerca de siete horas en fila bajo los rayos del sol. No desistieron y aguantaron, pudo más la desesperación de dejar el desempleo y obtener un salario.

La fila de personas desempleadas llegó a tener hasta cuatro kilómetros de largo, desde el parque de feria Tabasco hasta la población cercana de Bosques de Saloya.

Según el presidente Andrés Manuel López Obrador, el domingo pasado al dar por iniciado los trabajos de construcción de la Refinería de Dos Bocas, Paraiso, se generarán 20 mil empleos durante los tres años que tarde esa obra petrolera.

La multitud que acudió este lunes a la Bolsa de Trabajo fue a causa de que las autoridades no difundieron ampliamente la información respecto a que la recepción de solicitudes de empleo durará un mes.

Por ello quedaron rebasadas para recibir ordenadamente los miles de currículum. No dividieron a obreros generales, operarios de maquinaria, ingenieros, contadores, etcétera. Solo se dedicaron a recepcionar, ensobrar y meter todos los expedientes revueltos en cajas de archivo.

Las computadoras que se habían instalado para capturar los principales datos de los solicitantes de trabajo, quedaron sin ser usadas, pues iba a ser imposible atender de esa forma a la multitud.

Otra profesionista desempleada durante dos años, Heidy, ingeniera Industrial por el Instituto Tecnológico de Centla, dice que pretende laborar en la Refinería, para “poder desarrollarme profesionalmente en lo que estudie”, pues hasta ahora no lo ha logrado, pues ha trabajado en áreas que no tienen nada que ver.

Marco Antonio, ingeniero petrolero por el Instituto Tecnológico Superior de Coatzacoalcos, salió a las cinco de la mañana de Agua Dulce, Veracruz, solicitó empleo también como soldador y chofer, lo que le importa es tener un ingreso.

Jaír, ingeniero petrolero que no ha ejercido su profesión desde que egresó del Instituto Tecnológico de La Venta, igual salió a las 6.00 horas de su casa en Las Choapas, Veracruz, para apuntarse en un puesto en la Refinería

Cuestiona de qué sirve que la región sea rica en hidrocarburos, pero donde no existen las oportunidades para quienes supuestamente se prepararon profesionalmente para desempeñarse en ese sector.

Karen, ingeniera Química por la Universidad Popular de la Chontalpa, apuesta por poder aplicar sus conocimientos en la nueva industria de refinado de hidrocarburos, pero como una alternativa solicitó también trabajar como recepcionista bilingüe.

Isis, ingeniera Industrial por el Instituto Tecnológico de Las Choapas, Veracruz, está dispuesta a irse a vivir a Paraíso, donde se ubicará la Refinería, y poder laborar en lo que estudió.

Para el ingeniero industrial Victorico Cruz, desempleado desde hace ocho meses y quien busca el puesto de supervisor de obras, la nueva refinería supone la reactivación laboral del sureste del país.


“Venimos de las Choapas, Veracruz, aproximadamente a tres horas de distancia. Somos más de 50 compañeros que nos organizamos para llegar. Las esperanzas son muchas no solo en el ámbito laboral, sino que va hacer la reactivación laboral para el sureste de la República”, dijo.