ESTADOS

Quería conquistar Everest; inseguridad apagó su sueño

El crimen, donde otro joven de 25 años, resultó herido de gravedad, no ha sido esclarecido por la Fiscalía General del Estado

  • MIGUEL ÁNGEL LEÓN CARMONA/ CORRESPONSAL
  • 26/07/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Quería conquistar Everest; inseguridad apagó su sueño
Quería conquistar Everest; inseguridad apagó su sueño. Foto e-Consulta

XALAPA, Veracruz (La Silla Rota). - Lorena García Mendoza tenía 21 años. El inglés era su segundo idioma. Cursaba dos licenciaturas: Derecho y Administración de Negocios Internacionales. Practicó al menos tres deportes: boxeo, futbol y alpinismo. En su biografía de Facebook presumía “Disfruto cada segundo de mi vida”. Sin embargo, su entusiasmo sucumbió ante la inseguridad que galopa en Xalapa, la capital de Veracruz. Murió de un disparo en la cabeza.

La última fotografía que utilizó de perfil en su red social fue una en la cima del volcán Iztaccíhuatl, donde se le ve elevando el puño derecho en dirección al cielo. Lorena aseguró a sus amigos que en los próximos días escalaría el Pico de Orizaba. Además, ironizó, su meta sería caminar por el monte Everest, la montaña más alta del planeta.

El lunes 24 de julio, familiares y amigos despidieron con flores a la joven universitaria en el Panteón Xalapeño. Tras 48 horas de agonía, Lorena perdió la vida en las instalaciones del Centro de Especialidades Médicas.

El crimen, donde otro joven, Rafael M.B. de 25 años, resultó herido de gravedad, no ha sido esclarecido por la Fiscalía General del Estado (FGE). Amigos de Lorena García desacreditaron que el móvil haya sido un asalto, como se difundió en medios locales. “Queremos que las autoridades resuelvan este caso y exigimos la verdad”, exigieron.

Durante las primeras horas del viernes 21 de julio, sujetos armados agredieron a los dos jóvenes en las inmediaciones del fraccionamiento La Pradera, en el municipio de Emiliano Zapata, colindante con Xalapa. Amigos de Lorena García, desde el anonimato aseguran que la agresión no se registró a las afueras de un establecimiento Fasti, como se replicó en redes sociales.

 “Lo que sí sabemos es que no fue un asalto, ni tampoco fue afuera del Fasti. Lorena nunca se hubiera resistido a dar un teléfono si alguien hubiera tenido un arma de fuego delante de ella. “Queremos la verdad y que las autoridades lleguen a la última línea de investigación”, insistieron en entrevista a este medio.

Por este acontecimiento, la Universidad Veracruzana (UV), casa de estudios de Lorena García Mendoza emitió un comunicado de cuatro párrafos que se titula “Nos unimos exigiendo el fin de esta violencia”. No obstante, el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, ni la FGE se han pronunciado al respecto. 

En medio del luto, amigos de Lorenita -como se refirieron a ella en vida-, hablan sobre la estudiante y deportista. “Una joven perfeccionista y con metas en la vida”.

Aseguran que su enojo se antepone a su tristeza debido a comentarios revictimizantes que la relacionan con la delincuencia organizada.

“No sé quién fue, quien está detrás de esta campaña para desprestigiarla, pero no tienen el derecho a juzgarla. Es indignante que quieran culpar a una mujer por una muerte tan violenta y que no sepan que su familia sufre al leerlos”, reclama uno de los amigos de Lorena.


“La arrebataron la vida a una joven que tenía toda una vida por delante”

“No tengo palabras para expresar todo el dolor que nos deja tu partida. Tú, tan llena de vida, con tantos planes por delante. Gracias por enseñarme tantas cosas, por esa fortaleza que te caracteriza… Nos veremos otra vez”, es uno de los mensajes que hoy tapizan el muro de Facebook de Lorena García.

Valeria Cruz Ros, es una de las amigas cercanas de Lorena. La joven comparte en entrevista telefónica que se conocieron en el Centro Escolar América, a los cinco años de edad. Su relación amistosa prevaleció en la secundaria Técnica 128 y posteriormente en el Instituto Educativo Panamericano – bachillerato-”.

Fue en el bachillerato cuando Lorena realizó una movilidad a los Estados Unidos de América. “Le interesaba mucho reforzar su inglés, entonces sus papás tuvieron la oportunidad de mandarla un año, que se nos hizo eterno.  Su familia mientras tanto nos invitaban a comer a su casa porque decían que extrañaban el ruido”, recuerda Valeria quien asegura que por Lorena no es necesario emplear el anonimato.

La universidad separó nuevamente a Lorena de su grupo de amigas, sin embargo, explica Valeria, los pretextos no escaseaban para reunirse “nos gustaban mucho los perros y los sacábamos juntas a caminar, íbamos a correr, nos reuníamos en cumpleaños. Lorenita cumpliría 22 años el 01 de septiembre”, comparte la entrevistada con la voz entrecortada.

Como estudiante, Lorena García recién había celebrado su graduación de la licenciatura en Administración de Negocios Internacionales, aunque aún completaría algunas materias en el próximo semestre a iniciar el 07 de agosto de 2017. La joven de 21 años a la par cursaba la licenciatura en Derecho en el Sistema Abierto y estaba a un semestre de ver su carrera completada

“Siempre Lorenita fue una persona muy emprendedora, su mamá fue secretaría académica de la Facultad de Medicina de la UV, entonces seguro que quería ser como ella y se preocupaba por tener una maestría y hasta un doctorado”, explica Valeria Cruz.


La vida de estudiante Lorena la complementaba con actividades deportivos: representó a la selección de Administración de Negocios Internacionales en el torneo interfacultades de la UV; practicaba alpinismo y también asistía a clases de spinning en el club Britania, donde otra de sus amigas impartía clases.

Otra actividad que Lorena presumía en sus redes sociales era el boxeo. “El boxeo me ha enseñado a no rendirme, que por más cansado y derrotado que estés, nunca jamás bajes la guardia, siempre segura y con tus pies bien firmes para no resbalar… No pude haber elegido algo mejor”, publicó un 27 de junio de 2013.

A las 14 horas del viernes 21 de julio, los amigos de Lorena, incluida Valeria Cruz se enteraron de la noticia. “A Lore le habían dado un balazo. La noticia nos dejó fríos”, recuerda la joven. Al CEM asistieron compañeros de todos los niveles educativos, mismos que se unieron en plegarias durante 48 horas hasta que no hubo más por hacer.

“El hospital estuvo lleno de gente conocida, fue una manera muy triste de reunirnos, pero Lorenita lo logró”, explica Valeria Cruz Ros, quien a nombre de su grupo de amigas espera el crimen de su amiga no sea olvidado por las autoridades de Veracruz.


kach