ESTADOS

Proponen refugios especiales para mujeres violentadas en NL

Sociedad Civil, la Iglesia y el Congreso local urgieron políticas públicas para combatir la violencia contra la mujer y los feminicidios

  • DAVID CASAS/ CORRESPONSAL
  • 03/02/2019
  • 16:35 hrs
  • Escuchar
Proponen refugios especiales para mujeres violentadas en NL
Violencia contra la mujer (Foto: Ilustrativa)

Monterrey, N. L-  La definición de políticas públicas, la creación de refugios y la prioridad gubernamental para detener la violencia familiar y contra las mujeres, demandaron organizaciones civiles, la Iglesia Católica y el Congreso Local de Nuevo León.

Todos coincidieron en que los sucesos del fin de semana en que una mujer, víctima de la violencia por parte de su esposo, asesinó a sus tres pequeñas hijas y luego se suicidó pueden repetirse por la falta de atención a un problema que se ha denunciado desde hace años.

Encuentran a madre e hijas degolladas en Nuevo León

De esta forma, la Red Multisectorial para la Prevención de la Violencia y la Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, en el Congreso, Karina Barrón, exigieron  la definición de políticas  públicas que prevengan  ese tipo de tragedias.

Para  Ana María Esquivel, coordinadora de la Red,  hacen falta acciones de prevención donde participen no sólo las organizaciones de la sociedad civil y asociaciones de apoyo, sino el Estado, los municipios y la población en general.

A su vez, diputadas del Congreso de Nuevo León urgieron al Estado y a los municipios, a trabajar en la creación de refugios especiales para víctimas de violencia y sus familias.

"Los refugios proporcionan aspectos esenciales de protección, no sólo alojamiento, sino servicios y recursos que permiten a las mujeres que han sido maltratadas y a sus hijos, sobreponerse de la violencia, reconstruir su autoestima, y dar los pasos para restablecer una vida con autodeterminación e independencia", explicó la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género.

Mientras tanto,  el Arzobispo de Monterrey Rogelio Cabrera López el  reciente caso de la madre y sus hijas que habían huido de la violencia del esposo y padre es una llamada de atención ante los casos de violencia familiar que van en aumento.

“Este tipo de acontecimientos son, una vez más, una llamada de atención ante los crecientes casos de violencia familiar, mismos que tienen su raíz en el cada vez más lastimado tejido social, y que lleva a las personas a diversas situaciones como la depresión y la angustia que, al no ser detectadas o atendidas con prontitud, conllevan a escenarios desafortunados”, opina el prelado.

“Hemos dejado de preocuparnos por los demás, como sociedad nos ha dejado de interesar los problemas o las situaciones de otros y el Gobierno tal parece que no le importa o no tiene ganas de hacer verdaderas acciones que apoyen a las mujeres, urgen programas eficientes para apoyar a las mujeres de forma Integral, por eso siempre he insistido en la creación de refugios para mujeres y sus hijos”, señaló la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género.

“Se tiene que trabajar mucho en cuestión de prevención desde una cuestión articulada, desde los municipios, desde el Estado, en la medida que no detectemos y no trabajemos con quienes ya lo padecen, problemáticas de salud mental o problemáticas específicas de violencia no vamos a trabajar mucho sino hasta que se dan hechos como éstos”, expone Ana María Esquivel.

mvf