ESTADOS

Previo a tercera ola, Tijuana se queda corta en vacunas contra covid-19

En la jornada, que duró sábado y domingo, fueron vacunadas arriba de 45 mil personas de 60 años y más

  • EDUARDO RUBIO / CORRESPONSAL
  • 29/03/2021
  • 18:21 hrs
  • Escuchar
Previo a tercera ola, Tijuana se queda corta en vacunas contra covid-19
En la jornada, que duró sábado y domingo, fueron vacunadas arriba de 45 mil personas de 60 años y más; la meta eran 100 mil. Fotos Eduardo Rubio

TIJUANA.- La vacunación contra el coronavirus llegó finalmente a Tijuana, la ciudad más poblada de Baja California, y el proceso para atender a más de 100 mil personas va a contra corriente ante la inminente llegada de una tercera ola de contagios por el aumento en la movilidad con el fin del invierno.

También lee: EU promete acceso a vacunas para el 90% de adultos en abril

Este lunes, el estado reportó un ligero descenso de casos activos luego de 5 días continuos al alza, tras el aumento de aforos y la apertura de nuevos establecimientos como bares con el cambio de semáforo epidemiológico al color amarillo al inicio de este mes de marzo.

“Viene la tercera ola, viene Semana Santa”, comentó este lunes el secretario de salud, Alonso Pérez Rico, durante el informe sobre la pandemia luego del arranque de la vacunación en esta frontera.

En esa jornada que duró sábado y domingo fueron vacunadas arriba de 45 mil personas de 60 años y más, pero el proceso se detuvo este lunes porque no hay más dosis.

Las autoridades esperan un nuevo cargamento con 70 mil dosis para continuar y cubrir la primera inyección para esta población vulnerable.

La Secretaría de Salud en Baja California tiene registro de 160 mil adultos mayores, aunque asegura que entre el 20% y el 30% de esa población no quiere recibir la vacuna.

Los que sí quieren se formaron desde el viernes por la noche en los dos puntos de vacunación masiva que fueron habilitados: la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), y la Plaza de Toros en Playas de Tijuana.

Originalmente esos dos sitios, de los 9 abiertos en toda la ciudad, serían únicamente para atender a personas que llegaran en vehículo, pero al final fue necesario habilitar una fila para peatones.

Teresa García Pérez, de 76 años, llegó desde muy temprano en transporte público a la UABC, ubicada a casi una hora de su hogar, y esperaba alcanzar la vacuna junto a otros tres adultos mayores de su familia

“Si es necesario, mejor. Hay que estar prevenido. Más vale prevenir”, comentó mientras alrededor de la universidad las calles ya eran un caos vehicular y apenas eran las 9:00 a.m.

Las extensas filas de autos con adultos mayores que buscaban la primera dosis contra el coronavirus, sobre todo el sábado, provocaron severos problemas por la poca presencia de agentes de la policía municipal rebasados por la situación.

Y no fue el único fallo del gobierno de la ciudad, porque también generaron desinformación cuando con las calles saturadas pidieron a la población mediante un comunicado de prensa que dejaran de acudir a formarse porque las vacunas destinadas para ese día se habían agotado.

Horas más tarde, con cientos de personas todavía esperando a pie o en auto en los distintos sitios de vacunación habilitados en toda la ciudad, la Secretaría de Salud desmintió al Ayuntamiento y calificó como falsa esa información.

Este lunes, el secretario Pérez Rico minimizó los problemas de coordinación con el municipio que gobierna la alcaldesa morenista Karla Ruiz Macfarland, y dijo que efectivamente habían agotado las vacunas programadas para el sábado, pero decidieron tomar de las que estaban asignadas para el domingo.

Ya vimos la ruta y la estrategia de comunicación en relación a las vacunas. Todos están de acuerdo, el municipio está de acuerdo, las Fuerzas Armadas están de acuerdo, Bienestar está de acuerdo, que los voceros del tema de la vacuna es Salud, porque somos nosotros los que vacunamos. Tenemos la logística en los puntos


Si llegan las 70 mil dosis, el plan del gobierno estatal para esta semana es habilitar 5 espacios masivos y 10 periféricos, para después pasar a los asilos y recorrer viviendas para vacunar a las personas que no hayan podido trasladarse por motivos de salud.