ESTADOS

Por falta de agua, mueren monos en reserva de Veracruz

En las ramas cuelgan, sin vida, al menos una decena de monos aulladores, estáticos, tiesos, chupados por los rayos del sol que logran colarse entre las hojas

  • RODRIGO BARRANCO DÉCTOR
  • 27/05/2019
  • 13:52 hrs
  • Escuchar
Por falta de agua, mueren monos en reserva de Veracruz
La causa de la mortandad es la escasez de agua y los intensos calores. Foto: Rodrigo Barranco Déctor

BOCA DEL RÍO, Veracruz (La Silla Rota).- Al entrar a la comunidad de El Chancarral, cuerpos peludos de color negro sobresalen del verde de la vegetación. En las ramas cuelgan, sin vida, al menos una decena de monos aulladores, estáticos, tiesos, chupados por los rayos del sol que logran colarse entre las hojas. 

La causa de la mortandad es la escasez de agua y los intensos calores que afectan el sur del estado de Veracruz. Los primates quedaron sin líquidos ni alimentos, están muriendo poco a poco. 

Habitantes de ese pueblo rural, ubicado en el municipio de Minatitlán, aseguran que tenía más de 25 años que no vivían una situación como la actual. 

La comunidad de monos aulladores llegó hace casi 50 años, venían huyendo del avance de la mancha urbanada. En El Chancarral encontraron un hogar que con los años mutó a una reserva natural protegida por las autoridades federales. 

En la actualidad, los pobladores calculan que hay cerca de 30 changos que viven de manera libre, respetados por sus vecinos humanos, sin embargo, esta protección no les es suficiente. 

Leer también: El monopolio que busca vender alimentos a gobierno de Veracruz

Desde abril y lo que va de mayo, los cuerpos de los aulladores quedan colgando de los árboles, caen muertos por golpes de calor, pues los ríos cercanos están secos por la falta de lluvias en las regiones montañosas. 

Mientras, los colonos, sin tener ninguna experiencia en biología, hacen lo que su razonamiento les ordena. Los jóvenes varones trepan a lo alto de los troncos y colocan recipientes con agua. 

Las mujeres hacen lo mismo: ponen líquido y hasta frutas, pero no tienen la certeza de que los ejemplares bajen a alimentarse. 

La teoría de los lugareños es que son las madres las que están muriendo, dejando indefensas a las crías, y entonces, éstas no saben cómo bajar ni subir para alcanzar los alimentos y las bebidas. 

El domingo, un grupo de Boys Scouts, del municipio vecino de Hidalgotitlán, salieron en varias camionetas en esa sierra con viveres y garrafones para los animales

Durante todo el día estuvieron colocando los recipientes y esperan que con esto sobrevivan esta semana, rezando para que pronto lleguen las lluvias. 

ndm