ESTADOS

Pobladores torturan a hombre que confesó haber matado a su esposa en Chiapas

El supuesto responsable aún permanece amarrado en la localidad de Muquem, donde está a punto de ser linchado

  • CHRISTIAN GONZÁLEZ/CORRESPONSAL
  • 23/05/2021
  • 12:40 hrs
  • Escuchar
Pobladores torturan a hombre que confesó haber matado a su esposa en Chiapas
(Foto: Especial)

TUXTLA GUTIÉRREZ.- Autoridades y pobladores del paraje Muquem, municipio indígena de San Juan Chamula, obligaron ayer sábado a un hombre indígena a rescatar el cuerpo de su mujer, identificado como Pascuala Díaz, quien desapareció desde la mañana del pasado 16 de mayo.

De acuerdo con las primeras versiones, el sujeto confesaría haber asesinado a su expareja y luego haberla lanzado a un barranco. En uno de tres videos que circulan por las redes sociales, se percibe al presunto feminicida subiendo el cadáver a una camioneta blanca.

Entre las voces de reclamo que se escuchan en su lengua natal, el tsotsil, el varón --vestido con pantalón de mezclilla y camisa blanca-- aparece con un lazo amarrado en cintura y brazos, mientras hace la maniobra que le exigen los comuneros.

Hasta hoy domingo, el presunto feminicida permanece retenido, e incluso la tortura es cada vez más severa en su contra: continúa amarrado pero de los brazos, lo obligan a confesar, en su misma lengua lo que hizo, y lo suspenden en el aire para provocarle más dolor.

Hasta el momento, el individuo aún está con vida, pues los habitantes no han decidido qué harán con él.

DATOS SOBRE VIOLENCIA

De acuerdo con el Observatorio Feminista contra la Violencia a las Mujeres de Chiapas, en el primer cuatrimestre de este año contabilizó 60 casos de muertes violentas de mujeres, es decir 1 caso cada 2 días; del total, 21 serían considerados como feminicidios.

Aclaró que solo en abril pasado se registraron 13 muertes violentas de mujeres, de las cuales 6 serían homicidios, 3 posibles feminicidios, 3 feminicidios consumados, un caso fortuito y 9 feminicidios en grado de tentativa.

Al igual que marzo, especificó, los casos de violencia familiar aún representan un grave problema, pero esta vez se registran más sucesos en la región Altos-Tsotsil (10 de los 14 casos publicados en medios de comunicación de este mes se presentaron en esta región).

Las denuncias de mujeres desaparecidas, también en abril, aumentaron: un total de 55 casos, de las cuales 29 aún están desaparecidas y 26 ya fueron localizadas, especificó.

En 2020, recordó que se registraron 176 muertes violentas de mujeres, 66 de las cuales fueron considerados en su base de datos como feminicidios consumados.

(Ameyaltzin Salazar)