ESTADOS

"Planta incineradora sería un acto de corrupción"

Paul Connet, experto en manejo de residuos, mencionó que entre mayor sea el grado de contaminación, mayor es el grado de la corrupción del gobierno

  • AMERICA MUÑOZ / CORRESPONSAL
  • 17/10/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Planta incineradora sería un acto de corrupción
El Sarape, se ubicará en el Bordo Poniente (Foto. tomada de web)

Toluca (La Silla Rota).- El proyecto de incinerar la basura  como lo pretende hacer la Ciudad de México a través de una planta de termovalorización es equivalente a envenenar a sus habitantes, pues aunque para el gobierno local significa una técnica sofisticada, lo cierto es que estaría reproduciendo un modelo caduco que sólo puede entenderse como producto de la corrupción, aseveró Paul Connet, experto en gestión sostenible de residuos

TE PUEDE INTERESAR: Vuelve crisis de basura a Chilpancingo 

“Es indiscutible, entre mayor sea el grado de contaminación,  mayor es  el grado de la corrupción del gobierno, a través de la corrupción está protegiendo las grandes empresas en lugar de proteger a sus propios ciudadanos”, señaló el estadounidense.

En su visita a la capital mexiquense, donde  ofreció una serie de talleres y conferencias sobre el manejo adecuado de los residuos, alertó sobre la instalación de la planta incineradoraEl Sarape” en el Bordo Poniente, en la Ciudad de México, cuya construcción estará a cargo de la firma francesa Veolia, que se prevé inicie operaciones para el 2019.

Con ello, dijo, se agravará la ya de por sí deteriorada salud ambiental del Valle de Toluca, toda vez que por cuatro toneladas de basura que se quemen se generará una tonelada de cenizas tóxicas, precursoras de algunos tipos de cáncer, enfermedades respiratorias, problemas reproductivos, entre otros.

Con la edificación de esta planta el gobierno capitalino busca eliminar los rellenos sanitarios, sin embargo, Paul Connet advierte que esta, no es la solución.

“El proyecto es absurdo; aunque este tipo de empresas aseguran que este esquema es una estrategia de “basura cero” y vendan la idea de que generarán electricidad, realmente no es sustentable”, advirtió el especialista.

Señaló que en Europa y Estados Unidos está prohibido incinerar los residuos pero las empresas venden la idea de este procedimiento a países como México, donde se “pueden dar el lujo de comprar a los políticos y a la comunidad científica”.

De ahí, que  hizo un llamado a la comunidad científica a involucrarse en los temas de sustentabilidad e impulsar la estrategia de basura cero, basada en la separación en origen, el reciclado y la reutilización de los residuos.

El desperdicio cero es la única solución mundial”, insistió el activista.

TAMBIÉN LEE: El metro se moverá con basura en 2019

Subrayó que Veolia es una transnacional de origen francés que ha tenido diversos problemas; en Italia cerró por malas prácticas, lo mismo que en Holanda, y en México presume de ser una empresa limpia.

“Vino aquí por además en Europa se impulsó el cierre de incineradoras estableciendo que no es la manera de producir energía”.

Puntualizó que aún hay tiempo de frenar la instalación de esta planta y corresponde a la ciudadanía concientizarse del peligro que representa, por lo que se debe presionar a los políticos a adoptar otras alternativas.

Incluso, el gobierno de Alfredo del Mazo, debe negarse a  que el Estado de México siga siendo el “patio trasero” de la Ciudad de México, que no sabe qué hacer con las más de 13, 000 toneladas de basura que diariamente produce.