ESTADOS

Pemex “infla” costo de deuda por refinería incumplida

Aunque la deuda fue por mil 451 millones 900 mil pesos, en su contabilidad el monto se incrementa a mil 508 millones 417 mil pesos, es decir, 56.9 mdp extra

  • ÁXEL CHÁVEZ / CORRESPONSAL
  • 11/11/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Pemex “infla” costo de deuda por refinería incumplida
Pemex “infla” deuda por refinería incumplida en Hidalgo (Foto Especial)

Petróleos Mexicanos (Pemex) reportó 56 millones 931 mil 800 pesos más de los que debe pagar a Hidalgo por los terrenos adquiridos para construir la refinería Bicentenario.

A través de su filial Transformación Industrial, la empresa suscribió un pagaré a favor del gobierno de ese estado por mil 451 millones 485 mil 900 pesos; sin embargo, en su contabilidad aparece un excedente, no justificado, de 3.92 por ciento, por lo que la cantidad incrementa a mil 508 millones 417 mil 700 pesos en “Términos de Contratación de la Deuda (Flujo de Efectivo)”, de la Cuenta Pública 2016.

La irregularidad, que es parte del segundo informe de la Cuenta Pública 2016 entregado el 31 de octubre a la Cámara de Diputados, lo identificó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) tras analizar una muestra de 12 financiamientos por 196 mil 116 millones 515 mil 600 pesos, procedentes de deuda interna y externa de Pemex.

Con Hidalgo, el pasivo compete a una línea de crédito que vence en enero de 2027, y fue adquirida en el sexenio de Miguel Osorio Chong (2005-2011) para comprar un predio de 700 hectáreas en los límites de Tula, Atitalaquia y Tlaxcoapan, donde se erigiría la nueva planta procesadora de crudo.

El gobierno federal, a través de Petróleos Mexicanos, comprometió absorber la deuda debido a que el tren de refinación Bicentenario fue un compromiso incumplido del presidente Enrique Peña Nieto, firmado como el número 82 de su campaña, el 20 de mayo de 2012 en la Plaza de Toros Vicente Segura de Pachuca, ante la fe del notario Martín Islas Fuentes.

El ente fiscalizador, además, evidenció el uso indebido de mil 250 millones de pesos destinados a un proyecto de Producción y Conversión de Residuales en las Refinerías de Salamanca y de Tula, tras la revisión a la cuenta pública 2016, cuyo segundo informe entregó el 31 de octubre a la Cámara de Diputados.

Lo anterior, por medio de por pagos improcedentes y en exceso a empresas como Odebrecht –cuyos ejecutivos admitieron en diciembre de 2016, ante una corte federal de Nueva York, haber sobornado con 10.5 millones de dólares a funcionarios de los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto a cambio de contratos.

En el dictamen, la ASF evidenció que Constructora Norberto Odebrecht firmó dos contratos, el 9 de julio y el 18 de noviembre de 2015, para incrementar en 879 millones 283 mil 600 pesos el contrato que le fue adjudicado, sin competir con otra empresa, para el acondicionamiento del sitio, movimiento de tierras y conformación de plataformas en la Refinería Miguel Hidalgo.

El costo inicial, refirió la Auditoría, fue de mil 436 millones 398 mil 600 pesos (contrato PXR-OP-SILN-SPR-CPMAC-A-4-14), de los cuales la compañía brasileña recibió un anticipo de 20 por ciento para instalaciones temporales, movimiento y traslado de maquinaría el 27 de noviembre de 2014.

Pese a ello, confirmó, en agosto de 2017 no se había realizado el acta de extinción de derechos y obligaciones por los servicios.

En la planta procesadora de crudo de Salamanca, la ASF detectó que Pemex pagó 52 millones 706 mil pesos más “por no haber realizado el mercadeo de la mano de obra que permitiera asegurar la obtención de las mejores condiciones en cuanto a precio, financiamiento y oportunidad”.

Ese contrato, con número DCPA-SO-SILN-SPR-GPAC-A-4-14, también fue otorgado a Odebrecht, por adjudicación directa.

Con base en la inspección federal, en 2016 la empresa petrolera también dispuso de 48 millones 300 mil pesos por renta de equipo mecánico automotriz para izaje en Tula, como parte de un convenio (folio DCPA-SN-RTUL-SP-GTUL-L-58-15) que tiene con Grúas y Elevaciones de México SA de CV. Los servicios, no obstante, “se encontraban suspendidos desde el 16 de mayo de 2016”.

Aunado a ello, detectó pagos improcedentes por 13 millones 390 mil 300 pesos porque en los equipos para izaje no se establecieron los elementos y medidas necesarias que permitieran garantizar el cobro de las horas realmente trabajadas.

La construcción de accesos y obras externas en el tren de refinación Miguel Hidalgo, parte del proyecto para aprovechar residuales, también está detenida desde el 7 de marzo de 2016, “por falta de presupuesto”. No obstante, el año anterior Petróleos Mexicanos destinó para ello 403 millones 366 mil 900 pesos.

Aunque al determinar las recuperaciones probables por el agravio económico de 1 mil 250 millones 555 mil 400 pesos la Auditoría Superior no desagrega irregularidades por constructora y trabajos asignados, reveló, por ejemplo, que la empresa productiva del Estado realizó pagos improcedentes por 707 millones 655 mil 100 pesos por no revisar que los costos y rendimientos de una contratista no eran razonables, y por 52 millones 707 mil pesos al no realizar mercadeo cuando solicitó servicios de ingeniería.

rgg