ESTADOS

Pedía voto casa por casa en Monterrey, sufre contracciones y va a hospital

Con casi nueve meses de embarazo, Karina Barrón Perales, candidata a diputada federal por el Distrito 10, hacía campaña cuando llegaron las contracciones

  • DAVID CASAS/ CORRESPONSAL
  • 03/05/2021
  • 15:07 hrs
  • Escuchar
Pedía voto casa por casa en Monterrey, sufre contracciones y va a hospital
Con casi nueve meses de embarazo, Karina Barrón Perales, candidata a diputada federal por el Distrito 10, hacía campaña cuando llegaron las contracciones. Foto tomada de video

MONTERREY - Con casi nueve meses de embarazo, cuando pedía el voto casa por casa, Karina Barrón Perales, candidata a diputada federal por el Distrito 10, sufrió contracciones y fue atendida por socorristas que la llevaron a un hospital.

También lee: Acumula Samuel García 3 denuncias por gastos de campaña ligados a su esposa

De acuerdo con el equipo de campaña de la candidata del PRI, su doctor le había indicado que podía continuar sus actividades hasta el próximo viernes, pero este lunes no pudo más y fue necesario la atención médica ante los dolores.

Por ello, al sentirse mal, sus colaboradores llamaron a una ambulancia y al llegar la Cruz Roja, los paramédicos la estabilizaron y la trasladaron a un hospital.

Barrón Perales realizaba un recorrido casa por casa en la Colonia Revolución Proletaria, al sur de Monterrey, cuando empezaron los dolores y las contracciones.

La candidata ha realizado su campaña política embarazada y bajo supervisión médica ha caminado por las calles del distrito que pretende representar.

La legisladora tiene licencia como diputada local donde fue reelecta en la pasada elección.

La aspirante a diputada federal fue diputada local por Acción Nacional y posteriormente dejó ese partido para ser independiente; sin embargo, tras reelegirse estuvo en MC, pero el año pasado renunció para irse al PRI.

En el proceso electoral pasado, la entonces diputada federal del PAN, Brenda Velázquez, buscaba ser candidata al Senado pero denunció que su partido no la dejó porque estaba embarazada.

Ella acusó violencia política y luego renunció a la militancia panista.


rst