ESTADOS

“Patitas” y “Kiara”: dos historias de zoofilia e impunidad en Yucatán

Ambas perritas fueron abusadas por el mismo sujeto, “Bon”, en el municipio de Tekax; el agresor no ha sido detenido

  • CLAUDIA ARRIAGA/CORRESPONSAL
  • 12/07/2020
  • 12:00 hrs
  • Escuchar
“Patitas” y “Kiara”: dos historias de zoofilia e impunidad en Yucatán
“Patitas” y “Kiara” fueron abusadas por el mismo sujeto, “Bon”, en el municipio de Tekax; el agresor no ha sido detenido. Foto Cuartoscuro

MÉRIDA.- “Patitas” es un perrito mestizo que fue violado el jueves por la noche en el municipio de Tekax, en Yucatán. El momento de la agresión fue grabada y circula en redes sociales, sin embargo, ni esta prueba fue suficiente para arrestar al responsable. 

También lee: Covid-19 mata a alcaldesa de Yucatán

El violador es conocido como “Bon” y ya ha sido acusado por zoofilia en otras ocasiones. Incluso tiene una denuncia asentada en la carpeta 526/2020 por haber atacado en abril de este año a la perrita mestiza “Kiara”.

El video que se hizo viral fue grabado por familiares de los dueños de “Kiara”.

“La familia había estado muy pendiente desde lo que pasó con su mascota (Kiara) de si el señor agarraba otro perro, porque desgraciadamente en la Fiscalía siempre nos han pedido pruebas, aunque el examen médico fue positivo, fue lo más doloroso que tuvimos que hacer”, relató la activista Norka Cerón Ceballos.

Minutos después de ser sorprendido en plena acción, una de las mujeres que participó para obtener las pruebas empezó a gritarle que le regresará a su perro, pues, aunque no era verdad, su intención era que lo soltara. 

Finalmente, “Bon” se dirigió al fondo de su patio para tirar a “Patitas” en el terreno del vecino. “Pedimos permiso en la casa de junto y dejaron pasar para brincar al patio y rescatarlo. Estaba llorando, temblando y cuando vio que iba a cruzar dentro de la casa para salir se puso mal, creo que pensaba que si entraba lo atacaría de nuevo”, relató Norka.

Una vez recuperado el can, una de las activistas lo llevó a la Agencia de la Fiscalía General del Estado en Tekax para presentar la denuncia, en el lugar se les unió la familia del perrito agredido. 

Las personas que las atendieron en la FGE se negaron a ver el video y tampoco les dieron el número de denuncia, la justificación es que un veterinario debería confirmar la violación. La policía municipal había acudido a la casa de “Bon”, pero tampoco pudieron hacer mucho.

Y en un segundo intento lograron comunicarse con el 911, de poco sirvió “De todas formas nadie pudo sacarlo de su casa y arrestarlo”, lamentó Norka.

El caso de “Kiara” sigue impune

El caso de Kiara continúa impune a pesar de que dos veterinarios confirmaron que fue violada, uno particular y el que envió la Fiscalía General del Estado. “Fueron dos dictámenes que llegaron a lo mismo, pero por la contingencia todo se frenó que no estaban trabajando. Aquí no hacen nada por los animales”, detalló Cerón Ceballos.

Argumentó que también algunas niñas y niños han acusado a este sujeto cuando los ve, sale a la calle en ropa interior y se toca. “Es un peligro, yo te soy sincera es lo peor que he visto en mi vida, estaba llena de impotencia, de coraje”, abundó.

Hasta el momento en Yucatán ninguna persona ha sido sentenciada por zoofilia y maltrato animal. La información fue confirmada con el Tribunal Superior de Justicia del Estado.