ESTADOS

Parque Metropolitano de Hermosillo, una obra millonaria inconclusa

El Parque Metropolitano de Hermosillo inició como una promesa de campaña en 2015, para entregar a la sociedad un pulmón verde de más de 500 hectáreas, y pese a los millones invertidos en esta prometedora obra, hoy se encuentra en el abandono

  • MARLENE VALERO / CORRESPONSAL
  • 12/01/2020
  • 19:04 hrs
  • Escuchar
Parque Metropolitano de Hermosillo, una obra millonaria inconclusa
Parque metropolitano inconcluso (Fotos: Marlene Valero)

La promesa era un mega parque con áreas verdes, lugares para picnic, una laguna y hasta una zona de hoteles para visitantes; sin embargo, los resultados fueron otros: un campo desolado con unos cuantos juegos infantiles.

El Parque Metropolitano de Hermosillo inició como una promesa de campaña del priista Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez para alcalde de capital sonorense en 2015. Al ganar las elecciones ese año, se comprometió con los ciudadanos a entregarles un pulmón verde de más de 500 hectáreas.

Este proyecto incluía un parque temático de “Pueblos de Sonora”, un bosque urbano, una ciudad deportiva, un parque botánico, áreas de motocross, camping y senderismo; un centro de investigación sustentable, comercios y una zona de hoteles para los turistas. 

Conforme la administración avanzaba, la obra se estancaba. En el año 2018, en los últimos días de ese gobierno, ya sin Acosta Gutiérrez -que dejó la alcaldía para contender por una senaduría-, se “entregó” de manera simbólica el Parque Metropolitano.

Este evento fue presidido por la síndica municipal Angelina Muñoz, quien se había quedado a cargo de la Presidencia Municipal realizó un recorrido con medios de comunicación para dar a conocer los avances de la obra, que admitió, era de un 30%.

Se trataba de un espacio de 81 hectáreas en el que se invirtieron 54 millones 700  mil pesos, principalmente en arbolización, vías de acceso y la creación de un humedal artificial.

“Vamos a empezar con esto, para hacer un modelo exitoso sustentable, pero para que nos permita crear la cultura, para irnos ahora sí a hacer lo mismo a otros parques de la ciudad, pero eso ya nos va a tocar a nosotros. El tiempo de ejecución de este parque es de seis meses”, declaró Muñoz ese 10 de septiembre.

Nueva administración recibe obra sin terminar

Al tomar el poder la actual alcaldesa, la morenista Célida López, los hermosillenses escucharon -de nuevo- la promesa de un gran parque digno para la ciudad, ya que ellos sí terminarían la obra.

Sin embargo, ahora tendría otro nombre y sería un proyecto aún más ambicioso con un corredor verde que atravesaría Hermosillo, con el nombre de Ecoparque Paseo Río Sonora.

Esta administración ha invertido otros 16 millones de pesos en colocar juegos infantiles y una cancha de béisbol y fútbol rápido, así como alumbrado y luminarias.

El compromiso era inaugurarlo en febrero de 2019, pero luego cambió a Semana Santa y después para antes de finalizar el año.

“Nos preocupa un poco el hecho de que todo el esfuerzo del ayuntamiento está en el operativo de Bahía de Kino: vigilancia y Servicios Públicos, estamos evaluando el riesgo de abrir en Semana Santa pues no tendríamos la cobertura que quisiéramos para darle comodidad y seguridad a la gente”, justificó Eufemio Carrillo Atondo, coordinador de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Ecología (Cidue) del Ayuntamiento.

Este 2020, el gobierno municipal no ha dado nueva fecha para la entrega de este parque a los ciudadanos.

Inconcluso, abandonado y de difícil acceso

La Silla Rota realizó un recorrido por el Parque Metropolitano o Ecoparque… Se encontró en estado de abandono, inconcluso y lleno de maleza.

Debido a que aún no se ha inaugurado oficialmente, se veía que los juegos infantiles y los aparatos de ejercicio tenían plásticos y una cobertura de tela, pero éstas ya estaban en el suelo, rotas.

La falta de seguridad o vigilancia provoca que cualquier persona pueda ingresar al lugar. Los botes de basura rebosaban y había bolsas de frituras entre la maleza crecida.

Las hierbas también rodeaban la cancha de básquetbol y para poder llegar a ella tienes que atravesarlas.

Un tinaco abandonado adornaba uno de los caminos. En su interior había agua enlamada, foco de infección y lugar de incubación para la proliferación de mosquitos.

De igual forma, este lugar no es compatible con las altas temperaturas, que en verano pueden alcanzar hasta los 50 °C, ya que no hay nada que cubra a niños y adultos de los rayos del sol.

Un pequeño grupo de personas se encontraba en el lugar, pero eran visitantes de Sinaloa que exploraban la zona y dieron con el parque.

“Vinimos a visitar a familia y amigos y como nos trajeron a dar la vuelta por acá, lo vimos y dijimos: vamos a llevar a los niños. Lástima que está tan lejos, y como que sí le falta todavía poquito”, comentó Marco Antonio Enríquez.

Estos turistas mencionan la lejanía del lugar porque el Parque Metropolitano se ubica al poniente de Hermosillo, pero en los límites de la ciudad y para llegar a él tienes que atravesar 10 kilómetros de una calle angosta, recién construida, pero con curvas pronunciadas, sin señalización y rodeada sólo de campo abierto.

El humedal es sólo un gran estancamiento de agua, sin el diseño visual de que se había prometido en la promesa de campaña de 2015, tampoco hay acceso a él.

“Es una lástima que haya quedado así”: activista

Noé Medina, líder de la agrupación “Gente Buena”, un grupo de profesionistas que buscan promover el cuidado del medio ambiente y la participación ciudadana consideró que es necesario terminar de construir este pulmón para Hermosillo.

Dijo que el dinero de los ciudadanos ya se gastó, por lo que debe concluirse de la mejor manera, aunque lamentó que tuviera una mala planeación de la ubicación.

“Es una lástima, es muy importante los parques, las áreas verdes, Hermosillo necesita mucho de esto, áreas verdes. Es una lástima que desde junio nos lo están prometiendo y nada, dudo también que sea pronto”, expresó.

El activista mencionó que con el recurso público los funcionarios no se pueden dar el lujo de gastar en “ocurrencias” y los responsables de la obra deben asumir la responsabilidad, sin culpar a las administraciones anteriores.

“Yo creo que es algo que venimos haciendo, estarle echando la bolita a los que van llegando y los que van llegando a los que van saliendo. Yo creo que lo relevante aquí es que no se ha finalizado y la falta planeación y que lástima que se haya invertido el recurso, dinero que es de todos, que se pudiera haber utilizado para otra acción, qué lástima que haya quedado ahí, no nos podemos dar ese lujo de empezar por ocurrencias de obras”, concluyó.

A más de 10 días de iniciar el 2020, es decir, a cinco años de la promesa de este megaparque, los hermosillenses siguen sin tener el anhelado pulmón que ayudará con la contaminación y mitigará las altas temperaturas.

 

(Brenda Lugo)