ESTADOS

Para el suministro del agua, deben respetar derechos de agricultores tamaulipecos

Nuevo León y Tamaulipas han sido acusados de incumplir con convenios de la CNA y de verter agua tratada en las presas, respectivamente

  • ARNOLDO GARCÍA/ CORRESPONSAL
  • 18/10/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Para el suministro del agua, deben respetar derechos de agricultores tamaulipecos
Presa "El Cuchillo" (foto: web)

Cd. Victoria, Tam.- En el propósito de garantizar el suministro de agua a la Ciudad de Monterrey mediante la construcción de nueva línea de acueducto de la presa “El Cuchillo” deben ser respetados los derechos de los agricultores de la zona norte de Tamaulipas, puestos fueron primeros.

Además el Gobierno de Nuevo León ha incumplido con el convenio de la Comisión Nacional del Agua (CNA), y el Gobierno de Tamaulipas de verter ocho metros cúbicos por segundo de aguas tratadas hacia la presa “Marte R. Gómez”.

Sin tratar, el 70% de aguas negras en Tamaulipas

El dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos de Tamaulipas, Florentino Sáenz Cobos, señaló que si bien es una prioridad atender las necesidades de agua con fines de uso doméstico de los regiomontanos, también se deben tomar en cuenta los productores agrícolas que son anteriores a la construcción de la presa “El Cuchillo”.

Por lo cual se debe cumplir con verter al río los excedentes de agua a fin de que llegue hasta la presa “Marte R. Gómez” un volumen de 190 millones de metros cúbicos.

El gobernador de Nuevo León Jaime Rodríguez Calderón, ante el problema del desabasto de agua en la zona metropolitana regia, pretende la construcción de una nueva línea del acueducto de la presa “El Cuchillo” con lo cual sería difícil pudiera haber excedentes para la presa “Marte R. Gómez”, y con ello hacer las labores de riego del distrito de riego 025.

De suspenderse el suministro de agua a la presa “Marte R. Gómez” más de 15 mil productores se verían afectados y además habría una baja en la producción de maíz y sorgo, en el norte de Tamaulipas.

El convenio suscrito en 1996 entre los entonces presidente Carlos Salinas de Gortari y los gobernadores de Tamaulipas, Américo Villarreal Guerra y de Nuevo León. Sócrates Rizo García, contemplaba que el gobierno de Nuevo León debía construir tres plantas tratadoras de agua negras, así como entubar estas para descargar en la presa “Marte R. Gómez”.

El gobierno cumplió con la construcción de las plantas de tratamiento de aguas, pero no con el ducto, mismas aguas que son descargadas en el río Pesquerías, en Nuevo León.

Sobre el río Pesquerías, la CNA autorizó una gran cantidad de concesiones para hacer uso de estas aguas con fines agrícolas, además de que hay también una cantidad indeterminada de tomas clandestinas por lo cual no llega agua suficiente a la presa “Marte R. Gómez”.

La disputa legal por el agua entre NL y Tamaulipas

Productores agrícola de la zona norte de Tamaulipas insistieron en demandar en que se garantice los volúmenes de agua que les corresponden, pues se pone en riesgo la producción de alimentos básicos, con lo cual habría una grave afectación económica.

Apuntaron que por ahora no se tiene problema, pues se ha registrado precipitaciones pluviales que han dejado humedad suficiente para las siembras, y las presas han incrementado sus niveles de almacenamiento de agua. 

Por su parte, el gobierno de Tamaulipas indicó que no ha recibido, aún, un planteamiento del gobierno de Nuevo León para modificar el convenio de 1996 en materia de aguas, e hizo hincapié en que este es un asunto de competencia federal por lo cual la CNA deberá emitir una opinión técnica.

Se hizo hincapié que en este propósito se habrán de defender y proteger los derechos de los agricultores de la zona norte de Tamaulipas.

bl


Sin tratar, el 70% de aguas negras en Tamaulipas