ESTADOS

ONU condena a Nuevo León por desaparición de estudiante Roy Rivera en 2011

La condena de la ONU obligaría a las autoridades mexicanas a encontrar de manera inmediata al joven secuestrado en 2011, en San Nicolás de los Garza, Nuevo León

  • REDACCIÓN
  • 23/04/2021
  • 13:35 hrs
  • Escuchar
ONU condena a Nuevo León por desaparición de estudiante Roy Rivera en 2011
La condena de la ONU obligaría a las autoridades mexicanas a encontrar de manera inmediata al joven secuestrado en 2011, en San Nicolás de los Garza, Nuevo León. Foto Especial

MONTERREY.- A través del Comité de Derechos Humanos, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenó al gobierno de México y al de Nuevo León por la desaparición de Roy Rivera, hace 10 años.

La condena obligaría a las autoridades mexicanas a llevar cada uno de los pasos que deben de realizarse, para encontrar de manera inmediata al joven secuestrado.

Además, finca un precedente en el Estado; es la primera vez que el gobierno de Nuevo León recibe una condena por parte de la organización mundial con relación al delito de desaparición forzada.

El 11 de enero de 2011, Roy Rivera, estudiante de Lenguas Extranjeras de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) fue víctima de desaparición forzada por parte de personas que vestían uniformes de la policía del municipio de Escobedo.

Los presuntos policías, quienes cubrían sus rostros con capuchas y portaban chalecos antibalas irrumpieron de madrugada en la vivienda de la familia Rivera en el municipio de San Nicolás de los Garza; robaron ropa, zapatos, televisores, computadoras, joyas, perfumes, camionetas, dinero, entre otros bienes.

Después se llevaron al mayor de los dos hijos, Roy, de 18 años. Horas después solicitaron por teléfono un millón de pesos de rescate. La familia entregó 750 mil pesos en una iglesia de San Nicolás de los Garza, pero a Roy nunca lo regresaron. El Estado no ha detenido a los responsables.

Leticia, madre de Roy ha buscado a su hijo cada día, se convirtió en activista y fundó Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (FundeNL), y junto a otras miles de madres emprendió una lucha por la justicia.

esc