ESTADOS

Niegan agua en penal de Michoacán; tómenla del mingitorio: custodios

La falta del líquido en el Cefereso 17 pone en riesgo la vida y la salud de 990 internos, advierte el Instituto Federal de Defensoría Pública

  • JUAN MANUEL GONZÁLEZ / CORRESPONSAL
  • 22/10/2020
  • 19:29 hrs
  • Escuchar
Niegan agua en penal de Michoacán; tómenla del mingitorio: custodios
Ante la falta de agua potable, un recluso no podía tomar un medicamento y los custodios le dijeron que tomara agua del mingitorio. Foto Cuartoscuro

MORELIA.-  La falta de agua potable en el Centro Federal de Readaptación Social No. 17 “CPS-Michoacán”, ubicado en Buenavista, Michoacán pone en riesgo la vida y la salud de 990 internos, destapó el Instituto Federal de Defensoría Pública (IFDP).

También lee: Cárceles de BC, foco de infección covid-19 que tratan de ocultar 

El IFDP, explicó que la carencia del servicio provocó que varios de los internos presenten cuadros de enfermedades gastrointestinales.

Ello, afirmó, debido a que no les otorgan el agua potable con garrafones, ni de alguna otra manera, además que los procedimientos internos no solucionan la situación.

Incluso, aseveró, que ante la falta de agua potable, un recluso no podía tomar un medicamento y los custodios le dijeron que tomara agua del mingitorio.

El Instituto, acusó que las autoridades penitenciarias violaron el derecho fundamental de acceso al agua para consumo personal, de todos los reclusos del Cefereso 17. 

Expuso que el acceso al agua para consumo personal es un derecho fundamental, reconocido en el derecho interno, como internacional de los derechos humanos.

Señaló que las autoridades están obligadas a garantizar el acceso a ese recurso natural sin discriminación.

Además, que deben brindar protección frente a actos de particulares que menoscaben el disfrute del derecho al agua.

El IFDP, reiteró que la autoridad penitenciaria tiene la obligación de garantizar un “mínimo esencial de agua en aquellos casos de personas o grupos de personas que no están en condiciones de acceder por sí mismos al agua por razones ajenas a su voluntad, o que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad”.

Los internos reciben castigos prohibidos por el artículo 22 constitucional. Foto Cuartoscuro

APLICAN CASTIGOS PROHIBIDOS

También denunció que los internos de ese Cefereso, son víctimas de penas inusitadas y trascendentales (prohibidas por el artículo 22 constitucional).

Por ello, advirtió, que se les ha privado del acceso al agua para consumo personal, mientras se encuentran recluidos en el "CPS MICHOACÁN".

Ante esa  situación, informó que el defensor público federal Efraín Sandoval Rosales presentó una controversia ante los jueces de Ejecución del Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de Michoacán.

Indicó que el 16 de octubre de 2020, la Unidad de Litigio Estratégico en Derechos Humanos (ULEDH) promovió un juicio de amparo indirecto urgente (686/2020).

Dijo que como resultado de ese proceso, una jueza de Ejecución ordenó que se reestableciera el suministro de agua; determinación que no se ha cumplido. 

El mismo 16 de octubre de 2020, el Juez Noveno de Distrito en el Estado de Michoacán recibió la demanda y concedió la suspensión de oficio y de plano, para el efecto de que se les suministre agua potable a los internos para consumo y cuidado personal. 

El Juez de Distrito requirió a las autoridades para que, dentro del plazo de 24 horas desde que fueran notificadas, informaran a la autoridad de amparo sobre las medidas adoptadas para dotar de agua potable a las personas internas en el CEFERESO No. 17. 

En caso de incumplimiento, se dará aviso al Ministerio Público por la comisión del delito de desobediencia de suspensión, cita el documento.

Días después, el juez federal correspondiente rechazó el amparo por lo que el Instituto Federal de Defensoría Pública, impugnó la decisión y está en espera de que se resuelva.

UBICADO EN ZONA DE GUERRA

El Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) No. 17 “CPS-Michoacán” se ubica en una zona de guerra entre el grupo criminal Los Viagras y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Desde su puesta en marcha por el gobierno de Enrique Peña Nieto, este centro penitenciario presentó irregularidades en sus instalaciones y operaciones.

Ese penal localizado en la región de Tierra Caliente, tiene una población de internos de 990, que representan el 5.92 del total de reclusos, presos por delitos federales.

El pasado 3 de junio el gobierno federal trasladó a 380 reos del penal de Puente Grande, Jalisco al CEFERESO No. 17 “CPS-Michoacán”.

Entre los reclusos trasladados a esta cárcel federal, estaba Miguel Ángel Treviño Morales El Z-40, uno de los líderes fundadores del Cártel de Los Zetas. 

El traslado del Z-40 a este penal de alta seguridad en Michoacán, revivió viejas heridas, pues Los Zetas, fueron acérrimos enemigos del entonces cartel dominante en la entidad, La Familia Michoacana.

Para las áreas de inteligencia de esta entidad, el traslado de Treviño Morales, va a “calentar aún más la plaza” desde el interior del penal.

Eso, advirtieron, generará probablemente un conflicto criminal mayor, al tener la cabeza de un capo más, en tierras michoacanas.

Consideran que es una afrenta del gobierno federal por las diferencias políticas con las autoridades estatales, para desestabilizar a la entidad.

Aunado a ello, este penal es rodeado por comunidades al servicio de los diferentes grupos del narco, que han generado extrema violencia por el control del territorio.

Ahora, esta zona se encuentra también en la lupa, por las anomalías al interior de este penal, denunciadas por el Instituto Federal de Defensoría Pública.