ESTADOS

Mueren tres migrantes al intentar cruzar el Río Bravo

Con este migrante suman ya 19 los que han muerto en el área de Nuevo Laredo-Laredo, en 2019, superando los 17 que parecieron el año pasado

  • ARNOLDO GARCÍA/ CORRESPONSAL
  • 05/08/2019
  • 18:11 hrs
  • Escuchar
Mueren tres migrantes al intentar cruzar el Río Bravo
Con este migrante suman ya 19 los que han muerto en el área de Nuevo Laredo-Laredo, en 2019, superando los 17 que parecieron el año pasado. Fotos Cuartoscuro

CD. VICTORIA.- Para miles de migrantes el sueño americano se convierte en un pesadilla. Este pasado fin de semanas tres migrantes parecieron en su intento por cruzar hacia Estados Unidos.

En Reynosa, un migrante de origen hondureño que era acompañado por su hijo de cinco años de edad murió electrocutado. El menor dijo llamarse Justin y su padre Henry Artica.

De acuerdo con la versión de Protección Civil y la Policía Estatal, el padre entró a la subestación eléctrica en donde se encuentran los generadoras y cables de alta tensión que abastecen los motores que mueven las compuertas sobre el rio Bravo, y al parecer toco uno de para morir electrocutado, según el lugar en donde fue encontrado el cuerpo.

El pequeño Justin llevaba anotado en su muñeca un número telefónico y el nombre de una persona por lo cual ya se busca la familia. A la vez en un bolsillo del pantalón llevaba un papel con número telefónico y nombre de persona que entre a las autoridades.

En tanto, el menor fue entregado al DIF Reynosa para su atención en tanto se localiza a su familia en Honduras.

A la orilla del río Bravo, en un paraje conocido como la “playita”, fue encontrado el cuerpo de otro migrante de origen ecuatoriano, de 28 años y de nombre Ángel Claudio Ortiz, según la identificación encontrada entre sus ropas.

En el municipio de Nuevo Laredo, las aguas del Bravo otro migrante pagó con su vida el sueño americano. El cuerpo fue encontrado en un lugar conocido como el Patinadero.

Con este migrante suman ya 19 los que han muerto en el área de Nuevo Laredo-Laredo, en el curso del presente año, superando los 17 que parecieron el año pasado.

En su desesperación por ingresar a Estados Unidos los migrantes siguen lanzándose a las aguas del río Bravo, perdiendo la vida.

Pese a las advertencias del peligro de cruzar el río Bravo y los patrullajes de la Guardia Nacional, Policía Federal, Ejército Mexicano, Policía Estatal, y Marina Armada de México los migrantes siguen arriesgándose en cruzar el río Bravo, para ingresar a Estados Unidos, aún a costa de perder la vida.