ESTADOS

Muere abogado que defendió a Gisela Peraza, exempleada doméstica de Padrés

Debido a complicaciones en su salud, Juan Antonio Ortega murió a los 73 años de edad; fue quien defendió legalmente a la joven acusada de robo y torturada

  • MÓNICA MIRANDA/ CORRESPONSAL
  • 22/01/2019
  • 18:05 hrs
  • Escuchar
Muere abogado que defendió a Gisela Peraza, exempleada doméstica de Padrés
Juan Antonio Ortega y Gisela Peraza (Foto: Especial)

Tras casi cuatro años de luchar para conseguir que se hiciera justicia por el injusto encarcelamiento y la tortura que sufrió su clienta Gisela Peraza Villa, exempleada doméstica de Guillermo Padrés Elías, la edad y una enfermedad crónica impidieron al abogado Juan Antonio Ortega ver sentenciados a los culpables.

Debido a una complicación en la enfermedad crónica de enfisema pulmonar, este lunes a las 11:30 de la noche Juan Antonio Ortega García falleció a sus 73 años.

El abogado fue el representante legal de Gisela Peraza Villa, quien trabajó como empleada doméstica de la familia Padrés Dagnino y fue acusada de robo, torturada y encarcelada en 2011.

Realizan careo con agentes torturadoras de Gisela Peraza, empleada de Padrés

Su hijo Juan Antonio Ortega Luna, también abogado de profesión, confirmó el deceso y señaló que desde noviembre el diagnóstico médico les indicaba que a su padre le quedaba poco tiempo de vida, pues además permanecía en tratamiento por diabetes.

"Nosotros el viernes todavía estábamos platicando con él, sobre diversos recursos pendientes, en especial el asunto de Gisela, ya el domingo se puso mal y el lunes tuvimos la mala noticia”.

El hijo mayor del abogado comentó que uno de los encargos que le dejó su padre, fue dar continuidad a los asuntos pendientes en el despacho Ortega y Asociados que manejaban los dos, especialmente el juicio de Gisela Peraza por el delito de tortura que interpuso en noviembre de 2015 en contra del ex gobernador Guillermo Padrés y 19 funcionarios más de esa administración.

Está semana dijo, se reunirán con la Fiscal de Justicia, Claudia Indira Contreras Córdova, ya que el expediente de la ex empleada doméstica de la Casa de Gobierno, no presenta avance alguno desde julio pasado y el ministerio público que se encontraba a cargo del caso, fue removido.

“Esta semana vamos a solicitar una audiencia con la fiscal para ver qué nos definen, si nos van a dar apoyo, celeridad y seguimiento al caso y si no pues hacer lo respectivo, fue más o menos desde julio cuando ya no presentó avance el caso, después del nombramiento de nuevo fiscal ya se hicieron muchos cambios, de hecho, desconocemos quién tiene el expediente”.

Juan Antonio Ortega deja en vida cinco hijos, Juan Antonio, Aracely, Miguel, Luis Carlos y Luz del Carmen, además de su esposa Ana Delia Luna.

Sigue paralizada investigación

A tres años de haberse presentado la demanda penal en contra del ex gobernador Guillermo Padrés, en la Fiscalía General de Justicia de Sonora, por el delito de tortura en perjuicio de Gisela Peraza Villa, la investigación se encontraba paralizada, aseveró el abogado en su última declaración a medios de comunicación en agosto pasado.

La defensa legal de Gisela Peraza, ex empleada de la casa de gobierno en el sexenio de Guillermo Padrés, acusada del delito de robo y encarcelada por 4 años, dijo que los principales ex funcionarios señalados en la denuncia como el exdiputado federal Agustín Rodríguez, se ampararon para no ser llamados a cuentas, lo que provocó un retraso en el proceso penal.

“Han declarado más de 15, pero lo han estado evadiendo por medio de amparos, están amparados Agustín Rodríguez, Ernesto Fernández Portillo está ahorita en la cárcel, algunos judiciales, el ministerio público que hizo la investigación, todos ellos están en proceso, pero hasta el momento no se les ha ejecutado orden de aprehensión”.

Consideró que la fiscalía en Sonora sí ha trabajado en el caso, sin embargo, están bajo presión de autoridades de mayor nivel, pues por el momento Guillermo Padrés, principal acusado en la denuncia de Gisela Peraza no ha sido enjuiciado por ningún delito cometido en contra del estado.

El abogado, señaló también que su defensa se ha visto en desventaja, debido a que no cuenta con el recurso económico necesario para contraatacar los juicios de protección de sus presuntos agresores.

“Hay que considerar que es una muchacha humilde que no tiene el recurso que tienen estos ex funcionarios señalados, eso también la pone en desventaja a ella”, dijo en agosto de 2018.

Pide cárcel para culpables e indemnización de 20 mdp

Gisela Peraza fue acusada la noche de 13 de marzo de 2011, como la responsable de hurtar 450 mil pesos en efectivo y 150 mil en joyas de la Casa de Gobierno.

De acuerdo con sus declaraciones, fue retenida en uno de los cuartos y golpeada por escoltas del entonces gobernador panista.

A pesar de pregonar inocencia, la joven fue enjuiciada por el delito de robo y sentenciada a 4 años de prisión.

El 3 de noviembre de 2015, un par de meses después de salir de prisión (9 de junio) Gisela Peraza presentó una demanda penal en la Fiscalía General de Justicia de Sonora.

La denuncia fue interpuesta en contra de Guillermo Padrés Elías, por los presuntos delitos de tortura, abuso de autoridad, tráfico de influencias y asociación delictuosa.

Por estas mismas acusaciones también demandó a Ernesto Fernández Portillo, exjefe de escoltas de Padrés; a Ricardo Ornelas, exdirector estatal de centros penitenciarios, así como a Agustín Rodríguez, exsecretario particular del mandatario y ex diputado federal panista.

Asimismo, incluyó a otros 15 exfuncionarios, entre los que destacan jueces, secretarios de acuerdos y policías de la pasada administración estatal que participaron en su detención y sentencia.

Además, Gisela Peraza solicitó una indemnización de 20 millones de pesos, asunto que no ha logrado ser resuelto, ni por la parte penal, ni por vía jurídica que demanda la reparación del daño.

mvf