ESTADOS

Morelia, el rostro de los feminicidios en México

En las últimas semanas han asesinado a Jessica, Xitlali y a María Fernanda; de los primeros dos casos ya hay detenidos, de la tercera no se sabe nada

  • BRENDA LUGO
  • 07/10/2020
  • 20:56 hrs
  • Escuchar
Morelia, el rostro de los feminicidios en México
En los últimos días han asesinado a Jessica, Xitlali y a María Fernanda en Morelia; de los primeros dos casos ya hay detenidos, de la tercera no se sabe nada

MORELIA.- El feminicidio de Jessica González, una chica de 21 años, se convirtió en el símbolo de la violencia contra las mujeres que impera en la capital michoacana, y que se ha agudizado en cada rincón de este país todos los días.

También lee: Xitlali fue asesinada por la presunta sobrina de su esposo 

Jessica fue asesinada a golpes a manos de un joven de 18 años de edad. También fue abusada sexualmente para después abandonar su cuerpo desnudo en un terreno en el perímetro del fraccionamiento Monarca.

La joven había desaparecido desde el 21 de septiembre. Su familia la buscaba con la intención de encontrarla con vida, sin embargo, para ese entonces, Jessica era ya parte de las estadísticas que indican que cada día asesinan a 11 mujeres en el país.

Morelia, una ciudad capital con poco más de medio millón de personas y de donde era originaria Jessica, se encuentra en el lugar número 15 de los municipios con más feminicidios ocurridos en el país en el transcurso de 2020.

Según la lista de los 100 municipios con más feminicidios, del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Morelia ocupa el lugar número 15, con seis feminicidios, al corte del 31 de agosto.

Esta ciudad es el único municipio de Michoacán que ocupa un lugar en toda la lista. Pero eso no significa que sea el único municipio michoacano en el que ocurren feminicidios. Los datos sobre Incidencia Delictiva del SESNSP revelan que, en el mismo periodo, ocurrieron 13 feminicidios en todo el estado. Aunque no se especifica el lugar donde ocurrieron los otros.

Para Francisco Lemus, experto en temas políticos y sociales, aunque existan condiciones culturales con las que se debe luchar todos los días, no se puede tampoco hacer menos el papel de las instituciones y de los gobiernos, y tanto los gobiernos de Morelia en particular y Michoacán en general, deben atender a sus responsabilidades, el asesinato de dos jóvenes mujeres en menos de una semana es muestra de que éstos no están haciendo bien su trabajo.

"Es reprobable el hecho de que ambos gobiernos han mostrado poco compromiso, si de acciones se trata, para evitar que estas situaciones se repitan, y que sí han tratado a como dé lugar de capitalizar políticamente los hechos, como si ellos no tuvieran responsabilidad alguna en ello".

JESSICA, XITLALI, MARÍA FERNANDA

El cuerpo sin vida de Jessica fue encontrado la tarde del 25 de septiembre. Cuatro días después de su desaparición. Pero en esos días, no fue el único caso de una mujer desaparecida, ni tampoco asesinada.

El 30 de septiembre, mientras el fiscal Adrián López Solís, informaba la detención del Diego Urik, feminicida de Jessica, la dependencia activaba otro protocolo de búsqueda por la desaparición de otra mujer que había salido de su domicilio en el Fraccionamiento Paseo de las Gaviotas de Altozano y no se sabía de su paradero.

Se trataba de Xitlali Elizabeth Ballesteros, una enfermera de 31 años de edad, también originaria de Morelia.

Aunque la Fiscalía informó que se activó la alerta ALBA, un mecanismo para la localización de mujeres desaparecidas, y que se llevaba una coordinación con la familia para dar con su paradero, el trabajo fue el vano. El 2 de octubre, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, confirmó la muerte de la enfermera.

Su cuerpo fue hallado en un camino de terracería que conduce a la comunidad Hoyo de Álvarez, en el municipio de Valle de Santiago, en Guanajuato.

Xitlali dejó un hijo en orfandad, quien todavía la vio salir de su casa ese 30 de septiembre cuando sólo iría a hacer unos pagos del agua. Sin embargo, según las investigaciones de la Fiscalía, Xitlali se reunió ese día en un restaurante con Laura N y Estephani N, las presuntas responsables de su muerte, hoy detenidas.

Después, se dirigieron a un domicilio de esta última, donde la golpearon y la mataron, su cuerpo lo subieron a un auto y lo abandonaron en una brecha de terracería en ese municipio guanajuatense.

Laura y Estephani fueron trasladadas este martes al Centro Penitenciario “David Franco Rodríguez”, en Morelia, para ser presentadas ante un juez de Control para determinar su situación jurídica.

Apenas la sociedad morelense se recuperaba de dos asesinatos violentos de mujeres en los últimos días, cuando el cuerpo sin vida de otra mujer fue localizado en los carriles centrales de Periférico Norte, debajo de un puente vehicular, en la salida a Salamanca, el pasado lunes.

Según lo recabado en redes sociales y en algunos medios locales, la joven identificada como María Fernanda tenía 19 años de edad y presuntamente se encontraba con su exnovio, con quien había vuelto a tener comunicación.

La mamá relató que alrededor de las 07:00 horas del lunes, el exnovio fue a casa de María Fernanda para decirle a su mamá que fuera a buscarla ya que la joven “se había bajado del carro y había corrido hacia el puente, tras una fuerte discusión que tuvieron, él le entregó su bolsa y celular a la mamá de Mary”.

Cuando la madre llegó al lugar, el lugar estaba acordonado por la policía y posteriormente identificó el cuerpo de la víctima. Era su hija.

Ante el caso de María Fernanda, las autoridades no se han pronunciado como lo hicieron con el caso de Jessica y Xitlali. Sin embargo, en redes sociales la familia ha pedido apoyo para que se investigue el caso.

Aunque en Michoacán se han registrado 13 feminicidios en los primeros ocho meses del año, el asesinato violento de mujeres es mayor a este número.

Según los datos oficiales, en Michoacán han asesinado a 168 mujeres de manera violenta de enero a agosto de este 2020; sin embargo, solo 13 de estos casos se investigaron con protocolos de feminicidios. Los otros 155 son indagados como homicidios dolosos.

Frente a estas cifras, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles ha asegurado que cada mujer a la que la violencia le arrebata la vida, es una herida profunda para México y una señal de todo lo que nos falta por resolver como sociedad y como país. Sin embargo, colectivos feministas y de derechos humanos critican a su administración por no contener la violencia contra las mujeres.