ESTADOS

Marginación, principal obstáculo para el regreso a clases en Oaxaca

El 57.3 % de la población en Oaxaca enfrenta pobreza laboral, es decir que no tiene ingresos suficientes para cubrir necesidades básicas

  • CITLALLI LÓPEZ VELÁZQUEZ/CORRESPONSAL
  • 23/08/2020
  • 14:45 hrs
  • Escuchar
Marginación, principal obstáculo para el regreso a clases en Oaxaca
El 57.3 % de la población en Oaxaca enfrenta pobreza laboral, es decir que no tiene ingresos suficientes para cubrir necesidades básicas. Foto Dulce López Hernández

OAXACA.- En casa sólo hay un teléfono celular que desde hace varios meses no tiene saldo, no hay luz y mucho menos internet así que para Julián el regreso a clases en línea no es una opción, muy probablemente habrá de desertar.

También lee: Los 10 municipios con más incidencia delictiva en Oaxaca

Él y su familia viven en San Pablo Etla, municipio conurbado a la ciudad de Oaxaca. Antes de la pandemia su madre era empleada del hogar, su papá labora en actividades de albañilería a medida que haya trabajo. El sueldo no es suficiente para cubrir todos los gastos de alimentación, mucho menos para pensar en la compra de un celular o tableta que ayuden a Julián a tomar clases en línea.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el 57.3 por ciento de la población en Oaxaca enfrenta pobreza laboral, es decir que no tiene ingresos suficientes para cubrir sus necesidades básicas, hecho que también impide tener acceso a otras herramientas.

(Foto Dulce López Hernández)

Julián es compañero de Jonathan y Ángel, quienes ingresarán al tercer grado de secundaria que cursarán en el municipio de la Villa de Etla, también una localidad rural de Oaxaca. Hasta ahora, la propuesta para el inicio del ciclo 2020-2021, es que sea a través de la plataforma Zoom. La semana que viene iniciarían las pruebas. Las y los asesores del estudiantado pidieron descargar la aplicación.

"Al parecer este ciclo escolar lo iniciarán a través de zoom. En mi caso, a como está la pandemia, yo veo viable que sea así porque tenemos internet y pudimos comprar los celulares, pero si la mayoría aceptamos, ¿qué va a pasar con los que no tienen las posibilidades económicas?", expresa Dulce López, quien tienen dos hijos en secundaria y dos en primaria.

Ella y su familia habitan en la comunidad de San Andrés Zautla, localidad rural de Oaxaca, que, si bien no enfrentan un alto grado de marginación, al menos un 40 por ciento de la población escolar no tiene acceso a internet.

Desde el campo real de la problemática y como integrante del subcomité de la escuela primaria de la localidad, considera que sin el control de la pandemia por el Covid-19, cualquier reinicio a clases podría no ser exitoso por la falta de conectividad en el estado y detonar los contagios si se considera presencial

Yo conozco a mis hijos y sé que no van a poder estar con el cubrebocas tantas horas, ahora los que van a secundaria viajan en el transporte público, para mí como mamá me surge otro miedo porque tendrán que subirse y es muy posible el contagio", expresa con todas las dudas dando vueltas en su cabeza


A nivel primaria, hasta el momento no hay información al respecto, incluso no han sido entregadas las calificaciones del ciclo escolar pasado porque el profesorado encontró dificultades en la evaluación toda vez que, al menos en el segundo grado de primaria, la mitad del grupo no envió las tareas correspondientes al periodo de clases en casa. "No tenemos ni calificaciones pasadas, lo único que sabemos es que iniciarían clases presenciales en agosto y serían divididos", indicó.

Aún cuando se ubica a menos de 40 minutos de la capital del estado, San Andrés Zautla es un municipio en donde obtener señal de internet es complicado y costoso. Tan sólo la compra de equipo e instalación puede representar el desembolso de 5 mil pesos. El internet es suministrado por un proveedor distinto de las compañías telefónicas conocidas.

La Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2018, indican que Oaxaca es la segunda entidad del país con menor número de usuarios de internet y la tercera con menor número de usuarios de telefonía celular tanto en las zonas urbanas como en rurales.

Todos tenemos la incertidumbre, si nos dicen que las clases serán presenciales el miedo es al contagio, si nos dicen que es en línea el problema es que no todos tienen las posibilidades de hacerlo y el riesgo que se corre es que los niños y las niñas no continúen el ciclo escolar


El estudio La Educación Obligatoria en México Informe 2019 del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) detalla que en Oaxaca el alumnado de primaria tiene una tasa de abandono escolar seis veces más alta que en el resto del país. Únicamente la tasa de abandono en nivel secundaria es de 9.9 por ciento. Por otro lado, la eficiencia terminal a nivel primaria es de 88.3 por ciento mientras que el promedio nacional es de 97.7 por ciento.

Sin agua y en hacinamiento, advierten otra problemática del regreso a clases en Oaxaca

Sin agua y en hacinamiento, así podría ser el regreso a en escuelas de Oaxaca si no se subsanan las carencias que existen, alertó Felipe Sánchez Rodríguez, Coordinador Adjunto del Centro Calpulli A.C, organización de la sociedad civil que fomenta los derechos de las y los niños.

"Después de esta pandemia hay muchas cosas que se tienen que cuestionar, hay aulas en donde hay una sobrepoblación de estudiantes y donde el metro y medio que se pide o exige a la población no se puede respetar. Tampoco se está hablando de que tiene que haber agua en las escuelas, de que tiene que haber jabón, gel y que no sean nuevamente los padres y madres de familia quienes tienen que poner estas cosas", indicó.

Ante el escenario de desempleo y pobreza que se avecina, agregó, trasladar a los padres y madres de familia la responsabilidad del abasto de equipos de limpieza de los centros escolares, es irresponsable.

Por poner un ejemplo citó lo que ocurre en Lomas de San Jacinto, una de las colonias de los cinturones de pobreza de la capital del estado en donde las carencias de las escuelas obligan a la población estudiantil a aportar cuotas.

En el contexto actual los habitantes de la zona estarían imposibilitados a hacerlo debido a que casi en su totalidad la población está inmersa en el sector informal.

Actualmente no están activos, ellas y ellos ya no tienen trabajo. Cuando regresen a clases las niñas y los niños no van a poder solventar las cuotas para el jabón, para la pipa de agua, para el cloro


Al considerar lo que la Organización Mundial de la Salud ha indicado respecto de que el virus SARS-Cov2 llegó para quedarse, Sánchez Rodríguez manifestó que se debe aprender a vivir con éste pues el aislamiento también ha incrementado los riesgos de violencia y ha desatado crisis emocionales.

No podemos prolongar el aislamiento. Sí se debe tener un regreso a la vida activa, pero haciendo muchos cambios


Evitar un brote de COVID-19 en la población preescolar -consideró- es sumamente difícil debido a la dinámica de las y los niños en su desarrollo.

Sin embargo -indicó- el regreso a la nueva normalidad, calificativo que consideró contradictorio y que busca regresar a la cotidianidad sin cambiar nada, podría analizarse para la población escolar a partir del quinto de primaria disminuyendo el número de población por salón de clases.