ESTADOS

Marco fue atacado a machetazos mientras iba en su triciclo, en Yucatán

Robert, de 32 años, salió de su domicilio para atacar con machete a Marco, de 6 años; el atacante estaba drogado, pero su mamá afirma que sufre esquizofrenia

  • CLAUDIA ARRIAGA/CORRESPONSAL
  • 09/01/2021
  • 12:00 hrs
  • Escuchar
Marco fue atacado a machetazos mientras iba en su triciclo, en Yucatán
Robert, de 32 años, salió de su domicilio para atacar con machete a Marco, de 6 años; el atacante estaba drogado, pero su mamá afirma que sufre esquizofrenia. Foto tomada de video

MÉRIDA.- Marco Alexander Juárez Montalvo tiene apenas seis años de edad y fue atacado con un machete mientras jugaba en su triciclo, a pocos metros de su casa, ubicada en la colonia San Hidalgo del municipio de Akil, Yucatán. La agresión ocurrió el 3 de enero y fue cometida por su vecino Robert A.C.Z, de 32 años de edad. 

También lee: Yucatán, donde el alcohol es la principal droga de impacto en jóvenes

La tarde del 3 de enero, Marco fue trasladado del hospital de Tekax a Mérida, ya que por el susto y la herida se desmayó y perdió sangre. Y hoy debe afrontar las secuelas emocionales y psicológicas:

“Él (Marco) está agresivo por ratos, no quiere que lo toquen y mi otra niña no quiere estar aquí en la casa, porque ella vio que le tiraron con machete al niño. Cuando llegamos al hospital de pueblo se desmayó y a los 20 minutos que se despertó vómito ocho veces y de ahí nos mandaron al hospital de Mérida”, comentó su madre, Yessica Yazmín Juárez Montalvo.

Y también su hermanita Jade, de cinco años y con quien jugaba esa tarde, tiene que hacerle frente a las secuelas. Ambos tienen miedo y no pueden quedarse a dormir en casa desde aquel día.

Yessica explicó que mientras ella le daba leche a Fernanda, quien con año y nueve meses de edad, es la menor de los tres hermanitos, Jade y Marco aprovecharon para salir a jugar. Fue un instante en el que Robert salió de su domicilio exclusivamente para atacar con el machete a Marco. Además, a pesar que ella atestiguo como corrió a su casa para esconderse, su familia se negó a entregarlo a las autoridades.

Cuestioné a la mamá del muchacho y le pregunté ¿por qué siempre guarda a su hijo? y tenía que matar a mi hijo para que se dé cuenta de las cosas. En eso llegaron los policías municipales y solo accedió a entregar a su hijo cuando notó que, si no lo hacía, entrarían las personas por él

Minutos después, Robert fue trasladado a la agencia de la Fiscalía General del Estado (FGE) en Tekax donde admitió que atacó a Marco y se integró la carpeta de investigación 02/2021. Además, le realizaron exámenes toxicológicos que revelaron que había consumido cristal y cannabis. Pero su madre insistió en que el joven padece de sus facultades mentales y tiene esquizofrenia

En consecuencia, la Jueza de Control del Centro de Justicia Oral de Tekax suspendió la audiencia de vinculación a proceso para que se realice una valoración psiquiátrica a Robert. En tanto, quedó bajo cuidado de su madre y en custodia policial en su casa.

 

 

Lamentablemente, Yazmín no tiene vecinos, la mitad de las personas que viven en esa calle son familiares del agresor y a lado nadie habita la casa. En la esquina hay unos negocios y por eso pudo obtener el video del ataque.

Llama la atención que esta no es la primera ocasión que el joven arremete contra Yazmín y sus hijos. Hace dos años atacó su casa, pero no lo denunció ante la Fiscalía, ya que llegó a un arregló ante el juez de paz de Akil. La mamá de Robert firmó para hacerse responsable de su hijo y aseguró que no se acercaría más a ella.

Temo que agreda a mis hijos o nos mate de nuevo. Imagínese si hubiera salido la más pequeña, la mata. Yo quiero que haya justicia. Ahora fue mi hijo, mañana puede ser otro niño


El martes pasado, la joven acudió a la Fiscalía General del Estado (FGE) a interponer una denuncia por el ataque contra Marco, la cual inició la carpeta de investigación 04/2021l. No quiere ver al agresor de su hijo en libertad.

En Yucatán, seis menores perdieron la vida en 2020, cuatro por accidente de tránsito y dos más fueron víctimas de homicidio con elementos no especificados, se trató de dos niños.

Aunque el pequeño siempre tendrá el recuerdo de aquel día, en las últimas dos décadas en el país alrededor de 21 mil niñas, niños y adolescentes perdieron la vida víctimas de homicidio doloso.

Los datos corresponden al último informe de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), “Infancia y Adolescencia: Víctimas de Delito en México”, donde se calcula que cerca de 3.6 infantes son asesinados cada día.