ESTADOS

Marchan en Yucatán por muerte de Karla, pasante de medicina

Karla Jhaquelin, joven pasante de medicina, fue encontrada sin vida el 15 de septiembre de 2020 en el centro de salud de Tahdziú, donde hacía su servicio social

  • CLAUDIA ARRIAGA/CORRESPONSAL
  • 01/02/2021
  • 15:21 hrs
  • Escuchar
Marchan en Yucatán por muerte de Karla, pasante de medicina
Karla Jhaquelin, joven pasante de medicina, fue encontrada sin vida el 15 de septiembre de 2020 en el centro de salud de Tahdziú, donde hacía su servicio social; este lunes sus compañeros marcharon para exigir justicia. Foto Claudia Arriaga

MÉRIDA.- En Yucatán, más de 200 estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), y otras Instituciones, marcharon para recordar a Karla Jhaquelin Gutiérrez Kú, la joven pasante de medicina que fue encontrada sin vida el 15 de septiembre del año pasado, en el centro de salud de Tahdziú donde realizaba su servicio social.

También lee: Policía de Tekax, Yucatán, presume actos de tortura en Facebook

También hicieron un llamado de justicia por Mariana Sánchez Dávalos, quien fue víctima de feminicidio el 28 de enero, en la Clínica de la colonia Nueva Palestina en Ocosingo, Chiapas

En el caso de Karla, su familia tiene cuatro meses en la búsqueda de justicia, porque, aunque según la versión oficial ella se suicidó. Su madre, la señora María Guadalupe Ku Cobá relató que su hija sufrió ataques de ansiedad al ser obligada por la propia Universidad a vivir en la precariedad e inseguridad.

Después de fallecida mi hija, me enteré que tuvo severas crisis de ansiedad que no me fue notificado, la obligaron a estar en un cuartucho, yo le había rentando casas, hice un préstamo para poder equiparla con estufa, frigobar y fui a ponerla en un lugar que se sintiera protegida. Pero la obligaron a estar en ese hospital sin seguro, que hasta yo le tuve que comprar candado, cadena, endeudándome aún más. Hasta papel sanitario ella se lo tenía que comprar

Hoy María marchó del lado de las y los estudiantes de medicina, para exigir un trato justo y digno, el cual habría significado la vida para su hija.

La joven tenía apenas 25 años, pero desde pequeña soñaba con ser doctora, y su madre jamás imaginó que Karla no regresaría a casa después de llevarla a Tahdziú.

Fotos Claudia Arriaga

“¡Y no se preocupen porque con mi vida no voy a hacer nada que no sea para bien, porque créanme me uno a ustedes jóvenes y a todas esas madres para que no haya ni una más, ni una madre como yo que se desgarre el corazón!”, exclamó María.


La marcha inició en el Monumento a la Patria y terminó en el parque de Santa Ana, en donde leyeron sus solicitudes, entre estas figuran, cancelar las plazas en zonas donde ni el Gobierno del Estado y la Universidad puedan garantizar su seguridad.

Realizar las pasantías en pareja para reducir la carga de trabajo, aumentar el monto de la beca, protección jurídica, atención médica para los estudiantes y que haya la supervisión de un médico titular en las zonas rurales.

“Estamos exigiendo justicia para Mariana, para Karla y para cada uno de los pasantes, ser médicos, ser estudiantes, querer mejorar este país no tiene que ser a costa de nuestra seguridad física, psicológica o nuestra vida, nos queremos vivas, ya no tenemos miedo y no nos quedaremos callados”, reclamó una estudiante al final de la marcha.