ESTADOS

“Mantengo la esperanza de volver a verla”

Se están llevando a cabo las pruebas de ADN para saber si la menor raptada en 2010 en Edomex, es la misma que fue hallada con huellas de tortura en Sonora

  • MÓNICA MIRANDA / CORRESPONSAL
  • 03/08/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
“Mantengo la esperanza de volver a verla”
María José Monroy tenía tan sólo 11 meses de edad cuando fue raptada, su madre cree que podría haberla encontrado (Foto. especial)

Sonora (La Silla Rota).- Será hasta que Maribel Enciso tenga en sus manos las pruebas de ADN que le indiquen si existe o no el parentesco entre su hija robada en 2010, en Tecámac, Estado de México y una niña de siete años de edad, que fue golpeada cruelmente en Hermosillo, Sonora, y que fue entregada a las autoridades el miércoles pasado.

Tanto a ella como a sus familiares, las autoridades de Sonora les han pedido reservar cualquier tipo de información a la prensa en lo que se aclara la situación y es que vía redes sociales, la madre en busca de María José Monroy Enciso detectó gran parecido entre su hija y la menor de siete años que sufrió maltrato físico en un domicilio de Hermosillo, presuntamente por sus padres.

María José Monroy tenía tan sólo 11 meses de edad en septiembre de 2010 cuando fue raptada en Tecámac, Estado de México. Mientras que la niña de siete años que actualmente está internada en el Hospital Infantil de Sonora por las agresiones físicas que recibió, aparentemente en en domicilio en la colonia Sahuaro, podrían ser de la misma persona.

María José Enciso tenía tan sólo 11 meses de edad en septiembre de 2010 cuando fue raptada en Tecámac,  Estado de México. Mientras que la niña de siete años que actualmente está internada en el Hospital Infantil de Sonora por las agresiones físicas que recibió, aparentemente en en domicilio en la colonia Sahuaro, podrían ser de la misma persona.

La madre de la pequeña que fue raptada publicó la sospecha de que su hija fuera la menor víctima de abuso físico y protegida por el DIF en Hermosillo, en un comparativo con el rostro de la niña de 10 meses y la fotografía dada a conocer recientemente de la menor, donde aparece con severos golpes.

Ficha de búsqueda de María José Monroy Enciso (Foto. tomada de la web)

El parentesco de ambas fotografías es notorio, sin embargo, las autoridades no han confirmado que se trate de la misma persona.

La mamá se trasladó de  la Ciudad de México a Hermosillo para exigir las pruebas de ADN y descartar o confirmar la aparición de su pequeña.

Procurador asegura que no es la misma menor

Al solicitar en la Procuraduría de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes, se corroborará lo supuesto por la señora en busca de su hija, la instancia respondió que el caso había sido investigado por el Procurador de DIF y que no se trataba de la misma menor ya que su acta de nacimiento se encontraba en regla y en esta se establece que es hija de padres biológicos y no adoptada.

En tanto, se buscó la versión de los familiares quienes aseveraron que todavía no tienen respuesta de las solicitudes de parentesco y se mantienen a la espera de los resultados, por el momento decidieron no brindar mayor información.

Sin embargo, es la Fiscalía General de Justicia en Sonora la que lleva a cabo la investigación y es la que definirá en definitiva si se trata de la hija biológica de las personas que aparecen en el acta de nacimiento en Hermosillo.

Usuarios de redes sospechan que podría tratarse de la misma niña (Foto. Facebook)

Próxima semana menor será dada de alta

La pequeña de siete años actualmente se encuentra internada en el Hospital Infantil por heridas graves y será dada de alta dentro de un lapso de 4 a 6 días de acuerdo con el último reporte médico, declaró Wenceslao Cota Amador, procurador de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes.

Dijo que continúan con la averiguación entrevistándose con personas que conocen a la menor, cercanas a su domicilio, además de los interrogatorios a familiares.

 “Nosotros hasta el momento no tenemos conocimiento de que haya personas detenidas, tenemos información de que hay datos importantes que se incluyeron en la investigación, sin embargo, como hablamos de un proceso abierto, en curso vamos a reservar cierta información para que sea la fiscalía la que concluya”.

 Precisó que verificarán si existe la posibilidad de que algún familiar se haga cargo de la menor de 7 años que sufrió agresiones físicas aparentemente en su domicilio en la colonia Sahuaro.

 Suman más de 300 casos de maltrato infantil en Sonora

Durante 2017 en Sonora se han contabilizado 341 casos de maltrato físico a menores de edad, por parte de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, mismos que son reportados por la ciudadanía.

 El Procurador de DIF Wenceslao Cota Amador dijo que estas situaciones de maltrato a menores normalmente son reportados por vecinos al 911, instituciones educativas, de salud o de manera presencial en la instancia.

 De abusos tanto físicos como psicológicos en total la Procuraduría del DIF registra mil 200 casos y la mayoría de estas denuncias tienen que ver con omisiones de cuidado y abandono y en minoría pero existentes dijo, casos de maltrato sexual.

 "Estos reportes pueden ser negativos o pueden ser positivos, en ese margen, el 60 por ciento son denunciad positivas, el otro 40 por ciento o no fueron ciertas, o se descartó algún tipo de maltrato".

 Reiteró la importancia de realizar la denuncia en caso de detectar algún indicio de violencia infantil en su entorno, a fin de que se pueden iniciar las investigaciones correspondientes de apoyo a los niños y a las familias.

 El funcionario estatal detalló que mensualmente reciben cerca de 289 denuncias de maltrato a niños, y en estas se incluye la agresión física.

 El 70 por ciento de los reportes recibidos resultan ciertos, señaló, por lo que ameritan la acción de la dependencia.