ESTADOS

Maestra encierra a niña de preescolar en salón de clases

La menor presenta insomnio y temor de quedarse sola, evidentes consecuencias de episodio traumático

  • REDACCIÓN
  • 13/07/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Maestra encierra a niña de preescolar en salón de clases
Maestra encierra a niña de preescolar en salón de clases (Foto tomada de la web)

La maestra de una escuela preescolar de Morelia, Michoacán, encerró a una niña en el salón de clases como forma de castigo por llevar puesto su suéter.

De acuerdo con la madre, los alumnos de dicho preescolar privado se encontraban formados a la espera de ir a un paseo por fin de curso.

Sin embargo, Viridiana, quien traía un suéter puesto, fue ordenada por la profesora Alejandra Cendejas Gutiérrez de que volviera al salón a dejar la prenda.

Cuando la niña estaba dejando el suéter en el aula, escuchó que la maestra estaba cerrando la puerta, por lo que Viridiana le gritó, pero ella no le escuchó y se retiró con los demás compañeros a abordar el camión.

La madre de la menor, Viridiana Solache, narró que a su hija fue encontrada luego de 40 minutos de abandono.

Solache señala que “unos padres de familia que se encontraban en el exterior de la escuela, del lado del Libramiento se percataban de un pequeño que lloraba, decían está llorando un niño, era mi hija que, con gritos, dicen ellos, desgarradores golpeaba una puerta y pedía auxilio, gritando ayuda”.

La madre afirmó que la directora del plantel, Maribel Soto Luviano, buscó minimizar el hecho, al pretender que firmara un documento donde se narraba el suceso de una forma totalmente distinta al descuido cometido por la maestra.

En tanto, la pequeña presentó insomnio y temor de quedarse sola, evidentes consecuencias de episodio traumático que vivió por el descuido de su profesora.

Los papás de Viridiana interpusieron una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y denunciarán ante la Secretaría de Educación en el Estado a pesar de que su niña ya concluyó su educación en esa escuela, buscan sentar precedente y que esta situación no se repita en agravio de algún otro menor.

Con información de Excélsior