ESTADOS

Los desplazados en Guerrero a causa de la violencia

Filo del Caballos es considerada como una de las zonas más violentas de Guerrero, por lo que habitantes han tenido que dejar el lugar para mantenerse a salvo

  • MARGENA DE LA O/ CORRESPONSAL
  • 14/11/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Los desplazados en Guerrero a causa de la violencia
Al menos mil 600 habitantes dejaron la comunidad a causa de la violencia (Foto: Jessica Torres)

Chilpancingo, Guerrero.- Le llevó tres horas a pie llegar hasta Chichihualco. El lunes por la tarde tomó sus cosas y las de su familia de su casa en Filo de Caballos y empezó a caminar sin parar. La balacera del domingo pasado lo mantuvo cuatro horas encerrado en el sótano de la iglesia de la Santa Cruz, protegiendo a 16 niños que les daba catecismo, tiempo y circunstancias de peso para no querer continuar ahí.

El encargado del catecismo es uno de los mil 600 habitantes que dejaron Filo de Caballos, Campo de Aviación, Los Morros, La Escalera, El Naranjo, Carrizal de la Vía, Balsamar y Tepozonalco, después de esa balacera con la que irrumpieron a la Sierra hombres armados que se hacen pasar por autodefensas.

Desplazados en Chichihualco, Guerrero (Foto: especial)

Filo de Caballos, el lugar de la irrupción y de la balacera, es un pueblo de Leonardo Bravo que ya enfila a la parte alta de la Sierra, considerada por los indicadores oficiales como una de las zonas más violentas. Este último hecho generó uno de los desplazamientos recientes más grandes en Guerrero.

El auditorio del ayuntamiento de Leonardo Bravo, ubicado en la cabecera, Chichihualco, es el lugar donde viven desde el lunes estos desplazados.

“Los niños estaban ya bien entumidos, desesperados, con ganas de orinar, ya no sabía qué hacer con ellos”, dijo el encargado del catecismo desde el lugar de refugio.

Ahí también estaba Crescencio Pacheco González, uno de los promotores en la Sierra de la legalización de amapola, comentó que la incursión es un plan ordenado por Onésimo Marquina Chapa, un presunto líder criminal de la zona que entró disfrazado de policía comunitario.

La razón, según su juicio, es que intentan abrir el paso a una empresa minera, sobre todo en Xochipala, una comunidad ubicada a unos kilómetros de distancia de donde es originario, Campo de Aviación.

Onésimo Marquina, denunció el promotor, ya controla minas en las comunidades de Mezcala y Carrizalillo (Eduardo Neri), lugares de explotación minera en la zona Centro del estado. Con ese argumento planteó que la disputa en la Sierra de Guerrero es la minería y no los cultivos de amapola, que por años las familias han plantado en la región.

Desplazados en Guerrero (Foto: especial)

Los supuestos autodefensas que llegaron el domingo a Filo de Caballos, dijeron que acudían a pacificar la zona, pero los desplazados de la región narraron escenas muy opuestas a esta intención. Siempre pidieron reservar sus nombres, porque aun con la distancia que pusieron de por medio con horas de caminata en busca de refugio, no se les ha esfumado el miedo.

Las historias que repiten, es que los supuestos autodefensas llegaron arrebatandoles sus animales, carros y mercancías. Una mujer que está en la cancha dijo que a ella le quitaron unos 250 mil pesos, porque se quedaron con la camioneta y mercancía que vendía por la zona.

De un día para otro centenas de familias de la Sierra pasaron de vivir en sus casas a dormir en colchonetas en las gradas del auditorio y esperar a que el personal del ayuntamiento de Leonardo Bravo les dé de comer.