ESTADOS

Los 200 cadáveres que Graco Ramírez dejó guardados en el Semefo

Para el fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia, los cuerpos sin identificar en fosas y Semefo, son la gran deuda del sexenio

  • HÉCTOR RAÚL GONZÁLEZ/CORRESPONSAL
  • 22/10/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Los 200 cadáveres que Graco Ramírez dejó guardados en el Semefo
Los cuerpos, hasta el momento, no han sido identificados (Foto: Especial)

CUERNAVACA, MORELOS. Una de las principales deficiencias heredadas por la administración del perredista Graco Ramírez en Morelos es la acumulación de cadáveres sin identificar en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Hasta ahora las autoridades de esa dependencia, encabezada por el Notario Público con licencia Uriel Carmona Gándara, designado Fiscal General en el gobierno de Graco Ramírez, se han negado a informar oficialmente el número de cuerpos almacenados en las tres sedes de los Semefo de Morelos.

La inseguridad está acabando con las escuelas de Español, en Morelos

Sin embargo, tras participar en un recorrido por las instalaciones de la FGE, el legislador del Partido Encuentro Social, Andrés Duque Tinoco, reveló el dato que el propio Fiscal le proporcionó: son más de 200 cuerpos los que se encuentran tan solo en una de las sedes de la Fiscalía General.

“Hay más de 200 cuerpos ya dentro de ahí, yo creo que varios de ellos se tienen que retirar e irse a su lugar respectivo, no puede haber tantas personas en ese espacio tan reducido, yo creo que ahí esto él (el Fiscal General) hablaba de que no había recursos y por eso había tantas personas en el Semefo.

“Más de 200 cuerpos solamente en ese espacio, se tienen que trasladar a sus lugares adecuados para ir retirando porque sí se me hace demasiado”, dijo Tinoco.

En el sexenio pasado, tras el hallazgo de cuerpos inhumados por la FGE de forma ilegal en fosas de Cuautla y Jojutla, organizaciones civiles acompañadas por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos y activistas como Javier Sicilia empujaron que las autoridades del estado habilitaran el primer panteón ministerial donde todos los cuerpos no identificados serían trasladados luego de aplicarles protocolos de identificación forense.

 Sin embargo, el gobierno de Graco Ramírez detuvo el proceso de inhumación legal de los cadáveres.

“No están identificados, nada más hablaban, yo le hice una pregunta al Fiscal, le dije cuánto tiempo es lo que tiene que tener un cuerpo ahí, ellos me hablaban de dos meses, pero yo creo que aquí tenemos personas de más de medio año.

“Son personas que tienen mucho tiempo que no los han ido a reconocer, es por eso que se han ido quedando en ese espacio”, dijo el diputado Duque Tinoco.

En las fosas operadas por la Fiscalía e incluso entre los cuerpos almacenados en las instalaciones del Semefo han sido encontrados los cadáveres de personas que desde el momento de su desaparición eran buscadas por sus familiares, pero que por la falta de protocolos de identificación forense no habían sido identificados.

Para el fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia, los cuerpos sin identificar acumulados tanto en las instalaciones forenses de la Fiscalía, como en fosas clandestinas o comunes, es una de las principales deudas heredadas por el gobierno de Graco Ramírez al de Cuauhtémoc Blanco.

“Sí, absolutamente (es la crisis más grave), lo que pasa es que este gobierno de Cuauhtémoc Blanco no ha querido asumir el tamaño de ese problema y lo tiene que asumir, es lo más grave, ellos se han enfocado sobre todo en un problema muy grave, el cual va paralelo o va en relación con los cuerpos y las desapariciones, que son los desvíos de fondos y el robo y las atrocidades que hizo la administración a nivel económico, pero esa es peccata minuta, digo, es gravísimo, pero frente a los cadáveres, frente a la desaparición, a la gravedad de lo que se descubrió en Tetelcingo y Jojutla, pues la persecución con el asunto económico pasa a segundo término.

“Pero pese a que yo le he dicho al gobierno de Cuauhtémoc, éste es el tema fundamental y que por ahí habría que llamar a cuentas a Graco y a su administración, pues parece que para ellos el tema de las víctimas tampoco existe en esta atrocidad de la desaparición de cuerpos. Nos espantamos con los tráileres de Michoacán, pero ahí estaban los cuerpos, aquí los desaparecieron”, dijo Sicilia en entrevista.

El activista recordó que tan solo en las fosas de Tetelcingo, operadas de forma ilegal por la Fiscalía General del Estado durante la Administración de Graco Ramírez, fueron encontrados 117 cuerpos, de cuales 11 ya fueron identificados y entregados a sus familias.

“Desde las fosas de Tetelcingo, donde exhumamos 117 cuerpos, esos sí están en gavetas y se han entregado 11, nos habían dicho que todavía había seis que estaban en proceso, hasta los procesos que hicimos en Jojutla, que precisamente no se terminaron porque lo que encontramos ahí fueron muchos más cadáveres, ya no se podían almacenar”, expresó el poeta.

El gobierno de Graco Ramírez, agregó, concluyó sin cumplir con una recomendación emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que obligaba a las autoridades estatales a informar la ubicación exacta de todas las fosas comunes en las que ha inhumado cadáveres.

Esa recomendación, dijo Sicilia, debe ser acatada ahora por la administración de Cuauhtémoc Blanco.

“De hecho hay una recomendación que no se ha cumplido de la CNDH donde se le exige al gobierno de Graco Ramírez, y ésta es una deuda de estado, porque pasa a ser una exigencia al gobierno de Cuauhtémoc Blanco, de que se dé un mapa completo de donde están todas las fosas que tienen las fiscalías en este estado, porque seguramente ahí hay otra desaparición de cuerpos y Jojutla y Tetelcingo tienen estas irregularidades gravísimas y esta desaparición de cuerpos, pues así han de estar todas las del estado”, expresó.

Al respecto fuentes de la Fiscalía General del Estado informaron que no son 200 cuerpos los que permanecen en las instalaciones del Semefo, sino 191 restos, entre los que se cuentan extremidades, como cabezas, manos, piernas, y en algunos casos fetos y huesos.

Esos restos se encuentran almacenados desde el 2013 a la fecha.

“No se han inhumado por dos situaciones, la primera por un acuerdo con grupos de víctimas que solicitan culminar los trabajos de identificación forense, la acumulación de pruebas que permitan su identificación y, segunda, por la falta de recursos para la inhumación en el panteón ministerial”, indicó una de las fuentes de la Fiscalía consultadas.

mvf