ESTADOS

Llega el fin de Topo Chico, el reclusorio de la muerte

El penal ha sido escenario de las más sangrientas batallas como la del 11 de febrero de 2016, cuando dos grupos antagónicos de los cárteles de la droga se enfrentaron con un saldo de 52 muertos y 14 lesionados

  • DAVID CASAS/ CORRESPONSAL
  • 11/07/2019
  • 18:19 hrs
  • Escuchar
Llega el fin de Topo Chico, el reclusorio de la muerte
El penal fue inaugurado en 1943 (Cuartoscuro)

Monterrey, N. L.- Tras 76 años de que fue puesto en marcha, el penal del Topo Chico – escenario de muerte y destrucción- dejará de funcionar como centro penitenciario en octubre de este año, informó el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón.

El predio en el que se ubica al norte de Monterrey, se convertirá en un parque, donde también se construirá el nuevo Archivo General del Estado. "En octubre cerramos definitivamente el Penal del Topo Chico, ya no habrá más penal ahí porque estamos construyendo uno nuevo, de primer mundo".

"¿Qué vamos a hacer en esos terrenos del Topo Chico?, un gran parque para esa zona, el Archivo General del Estado estará ahí, pero haremos un gran parque para que los niños jueguen, las familias caminen, y se disfrute ese lugar, que nos ha causado muchos problemas", comenta El Bronco.

Los internos serán trasladados al penal de Apodaca.

(Cuartoscuro)

De estilo art déco, en su edificio se han registrado las más sangrientas batallas como la del 11 de febrero de 2016 cuando dos grupos antagónicos de los cárteles de la droga se enfrentaron con un saldo de 52 muertos y 14 lesionados, además de daños a las viejas instalaciones.

Ha sido escenario de muerte y destrucción con decenas de motines y enfrentamientos y ahora en octubre culminará con una negra etapa de historias penitenciarias tras sus muros desde 1943 en que se inauguró.

Tras sus muros, se han desencadenado los sucesos más violentos y tan sólo entre 2010 y 2012, registró al menos medio centenar de atentados con armas de fuego y granadas, doce presuntos vendedores de droga muertos y siete de sus guardias fueron asesinados por el crimen organizado.

En diciembre de 2010, un comando armado secuestró a una cabecilla de una banda de secuestradores cuando era conducida de Topo Chico a un hospital para un chequeo médico. Fue hallada desnuda y colgando del cuello en un puente días después.

(EFE)

En enero de 2011, apareció muerto en el interior el integrante de los Zetas, Gabriel Ayala Romero, alias "el Gaby", el zar de la piratería, cuyo cuerpo tenía más de 20 heridas de arma blanca. Un mes después el jefe de Seguridad de la prisión, Francisco Martínez Ramírez, fue encontrado mutilado en el interior de una caja de plástico en un automóvil, con un mensaje que se atribuyó al crimen organizado.

También se han registrado varios intentos de fuga, como la aparición de un túnel en 2012.

En marzo de 1980 en el interior fue secuestrado y luego asesinado el director del penal, Alfonso Domene; después agentes federales entraron y acribillaron a un par de reos que pretendían escapar y exigían vehículos y armas para salir.

(Cuartoscuro)

Topo Chico tiene capacidad para alojar a 3.635 internos -entre hombres y mujeres-, y ha registrado temporadas con casi cinco mil internos y aunque hoy en día no está sobresaturado, si presenta deficiencias en sus vetustas instalaciones.

En una visita en 2014, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) contabilizó 4,585 reos en la cárcel de Topo Chico.

Un reporte de la Comisión estatal de Derechos Humanos de Nuevo León (CEDHNL) indicó que en 2013 la prisión de Topo Chico tenía una sobrepoblación de 55% en su área varonil, y de 56% en el área femenil.