ESTADOS

Linchan a hombre en Veracruz

Se presume que un grupo de jóvenes en estado de ebriedad que se encargan de la vigilancia fueron quienes iniciaron todo

  • RODRIGO BARRANCO DÉCTOR/ CORRESPONSAL
  • 28/12/2014
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Linchan a hombre en Veracruz
Tras matarlo a golpes el cuerpo quedó amarrado en un poste

VERACRUZ.- Un hombre de 40 años de edad fue asesinado a golpes y amarrado a un poste de luz luego de que “Vecinos Vigilantes”, de una colonia al norte de la ciudad de Veracruz, lo confundieran con un delincuente.

Los hechos se registraron el sábado a las 7:00 de la mañana cuando Edilberto Ambriz Chávez caminaba por calles de la colonia Valente Díaz, para tomar un autobús al centro luego de haber dejado a sus hijos en casa de su ex suegra, en una zona habitacional cercana.

Se presume que un grupo de jóvenes en estado de ebriedad, y que en la madrugada se dedican a vigilar el área ante la ola de robos, lo abordó pues notaron que la ahora víctima no era de ese lugar.

Se sabe que el líder de los “vigilantes” y Edilberto comenzaron a discutir y luego pasaron a los golpes por lo que sus acompañantes sonaron sus silbatos, con los que alertan a los demás de algún ladrón, provocando que una turba saliera de sus casas armados con palos, machetes y cuchillos.

Tras matarlo a golpes, el cuerpo quedó amarrado en un poste justo en las esquinas de la calle Rio Támesis y Rio Tuxpan de la Colonia Infonavit Valente Díaz, del puerto jarocho.

Todo quedó bajo la investigación ministerial 1847/2014, en manos del Agente Séptimo del Ministerio Público Investigador, que indica que la ex esposa del occiso, Reina Fernanda Sandoval Aguilar, de 28 años, acudió a la base de la Policía Naval a pedir información sobre el padre de sus hijos.

Ahí, ella narró que cerca de 7:30 de la mañana, un conocido llegó para advertirle que a su marido lo estaban linchando luego de discutir con el líder de los “Vecinos Vigilantes” de esa colonia.

La mujer contó que acudió con sus hijos a tratar de rescatar a Ambriz pero la gente se los impidió advirtiéndoles que si se acercaban también los golpearían.

Al cuerpo le fue puesto un letrero que decía: “esto me pasa por pendejo y secuestrador”, que se presume le colocó la misma persona con la que inició la pelea.

 

igt