ESTADOS

Las declaraciones de niños abusados en escuela de Tepoztlán

Hasta el momento al menos 5 exalumnos han denunciado maltrato y abuso sexual por parte de la directora, sin embargo, se sabe que existen entre 26 y 29 casos

  • HÉCTOR GONZÁLEZ/ CORRESPONSAL
  • 17/10/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Las declaraciones de niños abusados en escuela de Tepoztlán
Testimonio de menor maltratado en escuela (foto: corresponsal)

Madres de familia de un colegio ubicado en Tepoztlán, Morelos, denunciaron ante la Fiscalía General del Estado (FGE) maltratos y abusos sexuales presuntamente cometidos en contra de sus hijos por parte de la directora del plantel.

Hasta el momento, los padres de al menos cinco ex alumnos han denunciado estos hechos de manera oficial, sin embargo, se sabe que existen entre 26 y 29 casos de este tipo.

De acuerdo con los testimonios de las madres de familia, basados en lo que sus hijos les han contado, la directora del colegio sentaba todas las mañanas a los alumnos de preescolar en el patio y les pedía que formaran un círculo.

Ahí, ordenaba que una a una las niñas pasaran al centro del círculo y en seguida se las ofrecía como “novias” a los niños.

“Que los pararon y fue ‘ustedes van a ser novios y entonces les voy a enseñar lo que hacen los novios’ y que empezó que eran besos, que eran abrazos, ‘pégate más’ y que les decía que cerraran los ojos y mientras tanto les tomaba fotos, que así iban pasando pareja por pareja de niños hasta que pasaban todos los chiquitos”, contó una de las madres de familia, quien al igual que el resto de las denunciantes pidió no revelar su identidad por temor a represalias y  a que sus hijas e hijos sean revictimizados.

El primer caso fue denunciado en 2017 ante la Fiscalía General del Estado, sin embargo, de acuerdo con la madre de familia la dependencia estatal le dio carpetazo y no realizó la investigación.

Inseguridad esta acabando con escuelas de español en Morelos

Luego de que una asociación civil tomara el caso, la FGE decidió reabrir este año la carpeta de investigación a la que se han sumado otras denuncias.

Además del “juego de los novios”, los menores han narrado a sus padres otro tipo de abusos que incluyen encierros, tocamientos y lectura de cuentos sexualizados.

“Después, bueno, mi hija entró a terapias y en terapias ha ido sacando cada vez más, en una ocasión dijo que la metió al baño con el niño para que le frotara sus genitales, mientras ella tomaba fotos”, narró la madre de familia.

De acuerdo con los testimonios de las víctimas, la directora también pedía a los alumnos de preescolar que le mostraran su ropa interior.

“Había un juego en el centro del patio que era un círculo en donde la maestra les preguntaba los colores, pero les preguntaba de qué color tenían los calzones y les hacía que se los enseñaran, entonces fue algo que a ella la marcó muchísimo, tanto que se acordó, aunque es algo que aparentemente puede parecer no tan grave, fue un episodio que la marcó, la marcó tanto que seis años después se acordó”, contó la madre de otra de las menores.

Al paso de los años, los y las niñas han contado más detalles sobre los abusos que sufrían en el plantel.

Además de los sexuales, han denunciado que existía maltrato sicológico.

Una de las niñas, quien hoy tiene 13 años, pero que desde los cinco comenzó a sufrir los abusos, contó cómo era maltratada por la directora.

“A mí no me hicieron tantas cosas como a otras personas, pero cuando entré me intentó dar un abrazo, pero muy raro y yo la empujé y como que desde ahí se enojó y cuando me subía a las resbaladillas me bajaba, o me pellizcaba los brazos… o abría mis tuppers de comida y los sacaba y las tiraba, Mariana la tiraba y me decía que comía puras porquerías y que por eso estaba bien fea y no sé qué”, contó la menor entre sollozos.

La lectura de cuentos y actividades físicas era aprovechado por la directora, según lo narrado, para lastimar emocionalmente a los menores.

“En las mañanas íbamos a un círculo y empezaban a leer cuentos, pero siempre los cambiaban y los sexualizaban, entonces al final terminaban haciendo cosas, había un libro de una niña que se enferma y al final termina dándole besos al doctor porque la ayuda y cosas así, o hacíamos un baile y nos decía como ‘ah, si terminan de hacerlo bien al final van a tener una coliflor hermosa como sus mamás, cosas medio raras”, relató la menor.

Los candidatos de Morena sancionados en Morelos por culpa de Belinda

Los presuntos abusos han afectado el desarrollo sicológico de los menores, quienes han sido evaluados por psicólogos de la Fiscalía.

“Porque ya era un temor al grado de hacerse pipí en la cama todos los días, cosa que ella desde que aprendió desde pequeña no lo hizo, ella controló perfectamente, pero empezó a hacerse pipí en la cama, empezó a llorar en las mañanas, suplicarme que no la llevara y a mí eso la verdad es que me asustó mucho y decidí sacarla”, contó otra de las madres de familia.

Para evitar que contaran  la violencia que sufrían a sus padres, los niños y niñas eran amenazadas.

“Lo que me dijo es que la señora les dice primero que no les vamos a creer, a todos los niños les dice ‘no te van a creer, te van a castigar y a regañar por mentiroso o por mentirosa, pero si acaso te creen, porque eres tan chiquito y tu palabra no vale, pero si acaso te creen voy a ir por la noche y voy a matar a tus papás con una pistola’, y me decía ‘mamá, yo no quería que los mataran, yo necesitaba protegerlos a ustedes”, relató otra madre de familia.   

Jonathan Valladares Flores, director de Investigaciones y Procesos Penales de la Fiscalía General de Morelos, confirmó que todos estos hechos ya han sido denunciados ante esa dependencia, quien ya ha iniciado las investigaciones para confirmar que los abusos existieron.

PGR investiga abuso sexual en kínder de Aragón 

“Ellos lo que mencionan es que durante la etapa en que sus menores hijas se encontraban inscritas en el colegio de referencia, en Tepoztlán, sufrían de algunas cuestiones consistentes en juegos con un toque, posiblemente, de morbo, ¿en qué consiste esto? Los hacían jugar a algunas cuestiones de los novios, los obligaban a darse un beso entre compañeros y abrazos, menciona también una de las madres la cuestión de que si no jugaban a estas cuestiones que les incitaban las maestras lo que hacían era subirlas a una resbaladilla y dejarlas ahí”, dijo.

Hasta ahora el delito que se investiga es corrupción de menores.

“Probablemente, hasta el momento estamos hablando de la constitución, de la configuración de un delito de corrupción de menores”, dijo el funcionario estatal.

Este medio acudió hasta el plantel educativo para solicitar una entrevista con las autoridades de la escuela, sin embargo no accedieron a contar su versión de estos hechos ni a responder los señalamientos de las madres de familia.

bl