ESTADOS

“La Mona”, la mujer que cuida Tijuana desde las alturas

Hace 30 años, un artista comenzó la construcción de una mujer de 18 metros de altura, que también adecuo para vivir dentro de ella por unos años

  • REDACCIÓN
  • 16/08/2019
  • 13:34 hrs
  • Escuchar
“La Mona”, la mujer que cuida Tijuana desde las alturas
La Mona en Tijuana (Especial)

Como si las excentricidades en Tijuana fueran pocas, un arquitecto decidió hacer su hogar dentro del cuerpo de una mujer de 180 metros: La Mona.

En 1989, año en que la ciudad fronteriza cumplió 100 años desde su fundación, el artista Armando Muñoz García, comenzó la construcción de esta singular estatua de 18 metros de altura y 18 toneladas de peso, siendo durante los próximos 30 años un icono para la ciudad de Tijuana.

Para admirar el arte del enorme cuerpo, hay que visitar uno de los barrios más populares de la ciudad: la colonia Aeropuerto. Ahí está la mujer rodeada de pequeñas casas que viven en marginación.

Armando inicio esta magnífica obra conmemorando el centenario de la ciudad, utilizando recursos propios, luego de que las autoridades municipales se negaran a colaborar con él para la realización.

El artista hizo de “La Mona” su hogar. Habitó el cuerpo de la mujer construyendo cuatro habitaciones distribuidas a lo largo de los 18 metros. 

En la cabeza construyó su estudio, en el pecho la recamara, en el estómago la cocina y en los glúteos el baño. La obra estaba conectada a la antigua casa de Muñoz García, y aunque vivió dentro de la mujer por unos años, fue hasta hace unos años que se mudó a otro domicilio.

“Tijuana III Milenio” como la nombró él, mantiene el brazo derecho levantado y su mano izquierda sobre su pecho. Además posee de unas cuervas monumentales, las que fueron inspiradas por su enamorada en “la vida alegre” de Armando.

También es conocida como “la mujer blanca” o “la mujer desnuda”, y en este tiempo también ha sido utilizada para representaciones sociales en la ciudad.

En octubre, mujeres la vistieron de rosa para recordar el mes contra la lucha de cáncer de mamá.

Su cuerpo también ha sido utilizado para ser pintado de arte urbano, además de que dentro de la casa  se han montado exposiciones fotográficas.

A 30 años que se inició su construcción, hoy se encuentra olvidada por las autoridades. Mantiene un aspecto descuidado y resquebrado.


bl